Quantcast

Editar mi perfil

Extracto de hígado

Resumen:

El extracto de hígado y el hígado disecado se han comercializado como suplementos de hierro por más de un siglo. Este extracto es hígado de cerdo o de vaca procesado que puede ser un polvo liofilizado de color café, o un líquido concentrado al que se le ha removido la mayoría de la grasa y del colesterol.

Estudios clínicos preliminares indican que el extracto de hígado podría ayudar en el tratamiento de la disfunción hepática (del hígado). Además, parece ser que este extracto trabaja en colaboración con el interferón en el tratamiento de la hepatitis C y otras infecciones virales. Se necesita más investigación en estas áreas.

Estudios de laboratorio indican que el extracto de hígado podría tener algunos efectos que pudieran ser útiles en el tratamiento de ciertas formas de cáncer, tales como la habilidad de dirigir la migración de células en metástasis y la inhibición de la formación de ADN, ARN y proteínas. Se requiere más investigación en estas áreas para cuantificar las propiedades del extracto de hígado.

Ha surgido alguna preocupación acerca de la seguridad del extracto de hígado, ya que es hecho de hígado animal, el cual podría estar infectado con parásitos, bacteria o enfermedades prión. Aunque actualmente no existen reportes disponibles de enfermedades como encefalitis espongiforme bovina (o "enfermedad de la vaca loca") que se haya transmitido a través del extracto de hígado, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU (FDA) aún previene contra el uso de cualquier extracto de órgano animal. No es claro cómo el proceso del extracto de hígado afecta la transmisión de estos organismos.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Alergias, anemia, antioxidante, antiviral, coágulos sanguíneos, enfermedades cardiovasculares, enfermedad celiática, fricciones/úlceras de córnea, deficiencia (vitamina B12), desintoxicación, drogadicción, mejoramiento de la masa / fuerza muscular, estimulación de secreción de ácido gástrico, hematopoyesis (estimulación de la producción de células sanguíneas), hepato-protección, virus del herpes simple tipo 1, infección viral por influenza, malabsorción (B12 selectiva familiar), acidemia metilmalónica, esclerosis múltiple, trastornos obstétricos y ginecológicos, resistencia física, envenenamiento, insuficiencia renal (uremia), artritis reumatoide, incremento de resistencia, tónico, tuberculosis, cicatrización de lesiones.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Anemia perniciosa (A)

    La ingesta de hígado aumenta el conteo de glóbulos rojos, y el extracto de hígado (por vía oral o por inyección) tiene el mismo efecto. Tanto el hígado como el extracto de hígado tienen un alto contenido de vitamina B12. Hoy día, la anemia perniciosa es tratada normalmente con inyecciones de vitamina B12.

  • Síndrome de fatiga crónica (C)

    Una solución inyectable de extracto de hígado bovino que contiene ácido fólico y cianocobalamina ha sido un tratamiento recomendado para el síndrome de la fatiga crónica. Un estudio preliminar indica que los pacientes con ese síndrome reaccionaron positivamente al extracto de hígado bovino intramuscular. Se necesitan estudios adicionales para poder hacer una recomendación firme.

  • Hepatitis crónica (hepatitis C) (C)

    La hepatitis afecta la función del hígado. El extracto de hígado ha mostrado efectos estimuladores y protectores del hígado. La combinación de extracto de hígado e interferón podría incrementar la respuesta de los pacientes a la terapia realizada sólo con este fármaco. Sin embargo, se requieren estudios adicionales.

  • Trastornos hepáticos (C)

    Parece que el extracto de hígado estimula la función hepática. En dos estudios, dicho extracto incrementó la función del hígado de pacientes con función hepática reducida. Se necesita más investigación para comparar el extracto de hígado con otros tratamientos hepato-estimulantes.

  • Usos quirúrgicos (complemento en operaciones urológicas) (C)

    El extracto de hígado podría ayudar a mantener la función hepática durante una cirugía urológica. Se requiere más investigación para definir la importancia de esta regularización de la función hepática.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad al extracto de hígado o a sus componentes. La terapia con extracto de hígado ha causado conmociones cerebrales anafilácticas graves. Los síntomas de sensibilidad podrían incluir picazón, sonrojo ligero, taquicardia, tos, descargas nasales y oculares, urticaria localizada o general, debilidad, desvanecimientos, náuseas, vómito, broncoespasmos, reacciones asmáticas, dolor subesternal, colapsos, rigidez, conmociones cerebrales profundas y, rara vez, muerte.

Efectos secundarios y advertencias

Se han reportado pocos efectos adversos con el extracto de hígado. Entre ellos están conmociones cerebrales anafilácticas y cambios en la coagulación sanguínea. Sin embargo, el hígado crudo podría contener tremátodes del hígado o la bacteria Vibrio fetus. La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU (FDA) previene contra el consumo de cualquier suplemento alimenticio hecho con órganos o glándulas animales, especialmente de vacas u ovejas de países con casos conocidos de encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de la "vaca loca") o prurigo lumbar (escrapie). Se cree que estos extractos pudieran contener posibles priones que podrían infectar a humanos. No es claro cómo el procesamiento del extracto de hígado afecta la transmisión de estos organismos. Actualmente, no hay reportes disponibles de transmisión de la encefalitis espongiforme bovina a través del extracto de hígado.

Otros efectos adversos posibles del extracto de hígado podrían incluir picazón, enrojecimiento ligero, taquicardia (frecuencia cardiaca acelerada), tos, descargas nasales y oculares (ojo), urticaria, debilidad, desvanecimiento, náuseas, vómito, broncoespasmos, reacciones asmáticas, dolor subesternal, colapso, conmoción cerebral profunda y, rara vez, la muerte.

Debe usarse con precaución en pacientes que toman antiácidos o que tienen reflujo gástrico ya que el extracto de hígado podría incrementar la producción de ácido gástrico o de pepsina. También se debe ser precavido con pacientes que tengan la función inmunológica comprometida, ya que el extracto de hígado podría inhibir la proliferación de linfocitos. Úsese con cautela en pacientes hepáticos con tasa de depuración metabólica de la hormona del crecimiento humano reducida, ya que el extracto de hígado podría tender a normalizar su metabolismo.

Úsese con cautela en pacientes con trastornos de coagulación, ya que el extracto de hígado podría estimular la producción de glóbulos rojos, afectar la coagulación sanguínea o mejorar la concentración de hemoglobina en pacientes con función hepática afectada.

Evítese el extracto de hígado en pacientes con trastornos metabólicos de hierro o trastornos de escasez de hierro, tales como hemocromatosis (un trastorno metabólico que causa absorción aumentada de hierro).

Embarazo y lactancia

El extracto de hígado no se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. El hígado crudo podría ser una posible fuente de septicemia de Vibrio fetus en humanos, aunque no hay reportes disponibles de que el extracto de hígado cause septicemia de Vibrio fetus.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El extracto de hígado podría aumentar la producción de ácido gástrico y pepsina. Los resultados de los estudios no son claros y se recomienda precaución.

El extracto de hígado podría afectar la coagulación de la sangre y pudiera incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que aumentan este riesgo. Algunos ejemplos de ellas incluyen aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como clopidogrel (Plavix®), y drogas anti-inflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

El extracto de hígado podría mejorar los niveles de colesterol en plasma en pacientes con función hepática afectada. Los pacientes que toman cualquier medicamento reductor de colesterol deben usarlo con precaución, ya que puede ser necesario ajustar la dosificación.

El extracto de hígado podría inhibir reversiblemente la incorporación de timidina y uridina al ADN y al ARN durante el crecimiento celular y catalizar, dependiendo de la dosis, la remoción de la metilguanina O6.

El extracto de hígado podría tender a normalizar la tasa metabólica certificada de la hormona de crecimiento humano en pacientes hepáticos. Se aconseja precaución con pacientes que toman hormonas para crecimiento humano. Podría ser necesario hacer monitoreos.

El extracto de hígado inhibe la proliferación de linfocitos. Se aconseja precaución cuando el extracto se combina con drogas inmuno-moduladoras.

El extracto de hígado podría incrementar la actividad antiviral del interferón. También podría inhibir el virus de herpes simple tipo 1 y el virus de la influenza tipo A cuando se usa en combinación con otros agentes antivirales.

El extracto de hígado podría tener un alto contenido de hierro heme y superóxido dismutasa antioxidante.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El extracto de hígado podría incrementar la producción de ácido gástrico y pepsina. Los resultados del estudio no son claros y se aconseja precaución.

El extracto de hígado podría afectar la coagulación sanguínea, lo cual pudiera aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree incrementan este riesgo. Se han reportado múltiples casos con el uso de Ginkgo biloba, y otros pocos con ajo y palma enana americana. Numerosos agentes adicionales pudieran, en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

El extracto de hígado podría mejorar los niveles de colesterol en plasma en pacientes con función hepática (hígado) afectada. Los pacientes que toman cualquier hierba reductora de colesterol, como arroz de levadura roja, deben usarlo con cautela ya que puede ser necesario ajustar las dosis.

El extracto de hígado podría interactuar con hierbas que se usan como terapias de cáncer. Aunque no se ha estudiado bien en humanos, se recomienda precaución.

El extracto de hígado podría tender a normalizar la tasa de depuración metabólica de la hormona del crecimiento humano en pacientes hepáticos. Se aconseja precaución con pacientes que toman hierbas o suplementos similares a las hormonas de crecimiento humano. Podría ser necesario hacer monitoreos.

El extracto de hígado inhibe la proliferación de linfocitos. Se aconseja precaución cuando éste se combina con hierbas inmuno-moduladoras.

El extracto de hígado podría incrementar la actividad antiviral del interferón. También pudiera inhibir el virus de herpes simple tipo 1 y el virus de la influenza tipo A cuando se usa en combinación con otras hierbas antivirales.

El extracto de hígado podría tener un alto contenido de hierro heme y superóxido dismutasa antioxidante. Este extracto y la vitamina B12 pudieran tener un efecto terapéutico en pacientes con enfermedades del hígado y artritis reumatoide.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva del extracto de hígado. Una dosis que se ha empleado es 500 miligramos de extracto de hígado de 1 a 3 veces al día. Como inyección, se han administrado 2 mililitros de extracto de hígado diarios hasta por cinco días, aunque las inyecciones deben darse sólo bajo supervisión de un profesional de la salud calificado, incluso de un farmaceuta.

Niños (menores de 18 años):

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de extracto de hígado para niños, y su uso no se recomienda.

Referencias:

  • Ebinuma H, Saito H, Tada S, et al. Additive therapeutic effects of the liver extract preparation mixture adelavin-9 on interferon-beta treatment for chronic hepatitis C. Hepatogastroenterology 2004;51(58):1109-1114.
  • Fukuda Y, Sawata M, Washizuka M, et al. [Effect of liver hydrolysate on hepatic proliferation in regenerating rat liver]. Nippon Yakurigaku Zasshi 1999;114(4):233-238.
  • Ito H, Miyazaki M, Nishimura F, Nakajima N. Haptotactic migration of pancreatic cancer cells induced by bioactive components in bovine liver extract. J.Surg.Oncol. 1998;68(3):153-158.
  • Kaslow JE, Rucker L, Onishi R. Liver extract-folic acid-cyanocobalamin vs placebo for chronic fatigue syndrome. Arch.Intern.Med. 1989;149(11):2501-2503.
  • Kondoh K, Imaide Y, Uchida M, et al. [Effect of the administration of liver extract after surgical operations in urology]. Hinyokika Kiyo 1986;32(1):163-167.
  • Lewis CJ. Letter to Reiterate Certain Public Health and Safety Concerns to Firms Manufacturing or Importing Dietary Supplements that Contain Specific Bovine Tissues. 11-14-2000.
  • Nappi R. [Clinico-statistical findings on the effectiveness of the combination of iron, liver extract and vitamin B in anemias in obstetrico-gynecological disorders]. Arch.Ostet.Ginecol. 1979;84(3-4):99-109.
  • Pegg AE, Roberfroid M, von Bahr C, et al. Removal of O6-methylguanine from DNA by human liver fractions. Proc.Natl.Acad.Sci.U.S.A 1982;79(17):5162-5165.
  • Preziosi P, Nistico G, Marano V. Double-blind study of a total liver extract in patients with hepatic dysfunction. Int.J.Clin.Pharmacol.Biopharm. 1975;11(3):210-215.
  • Saito H, Ebinuma H, Tada S, et al. Enhancing effect of the liver extract and flavin adenin dinucleotide mixture on anti-viral efficacy of interferon in patients with chronic hepatitis C. Keio J.Med. 1996;45(1):48-53.
  • Su HL, Huang MH, Yu CL, et al. The mechanisms of inhibitory effects of liver extract on lymphocyte proliferation: II. Inhibition of DNA, RNA, and protein synthesis and their relationship to the effects of metabolic inhibitors. Clin.Exp.Immunol. 1988;72(2):228-232.
  • Taira N, Yoshifuji H, Boray JC. Zoonotic potential of infection with Fasciola spp. by consumption of freshly prepared raw liver containing immature flukes. Int.J.Parasitol. 1997;27(7):775-779.
  • Tonutti E, Visentini D, Bizzaro N, et al. The role of antitissue transglutaminase assay for the diagnosis and monitoring of coeliac disease: a French-Italian multicentre study. J Clin Pathol 2003;56(5):389-393.
  • Tonutti E, Visentini D, Bizzaro N, et al. The role of antitissue transglutaminase assay for the diagnosis and monitoring of coeliac disease: a French-Italian multicentre study. J Clin Pathol 2003;56(5):389-393.
  • Yokochi S, Ishiwata Y, Saito H, et al. Stimulation of antiviral activities of interferon by a liver extract preparation. Arzneimittelforschung. 1997;47(8):968-974.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo