SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Extracto de bazo

Extracto de bazo

Resumen:

El bazo es un órgano del tamaño del puño que se encuentra por debajo de la parte inferior izquierda de la caja torácica que elimina los glóbulos rojos y plaquetas desgastados, produce ciertos tipos de glóbulos blancos y destruye bacterias y restos de células. El extracto de bazo proviene principalmente de los bazos de vacas o cerdos.

El uso principal de los extractos de bazo es luego de una esplenectomía o remoción del bazo. Estudios preliminares indican que el extracto de bazo puede estimular el sistema inmunológico en afecciones como el VIH/SIDA, leucemia, lepra, enfermedad de Crohn y la anemia falciforme. Sin embargo, no existen ensayos clínicos de alta calidad actualmente disponibles sobre el uso del extracto de bazo.

Ha surgido alguna preocupación sobre la seguridad del extracto de bazo, ya que está hecho de bazos animales, los cuales pueden estar infectados con enfermedades por priones (proteínas priónicas infecciosas). Aunque actualmente no existe ningún informe disponible de enfermedades como la encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de la vaca loca), atribuida al consumo de extracto de bazo, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) sigue tomando precauciones en el uso de cualquier extracto de órgano animal. Aún no está claro la forma en que el procesamiento del extracto de bazo afecta la transmisión de estas enfermedades.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Antibacteriano, antimicótico, antimicrobiano, antioxidante, trastornos de sangrado, cáncer, enfermedad celíaca, resfrío común, enfermedad de Crohn, dermatitis herpetiforme, trastornos emocionales, fatiga, glomerulonefritis (inflamación del hígado), enfermedad del injerto contra huésped (prevención), VIH/SIDA, enfermedad de Hodgkin, immunomodulación, gripe, lepra, leucemia, afecciones pulmonares (pulmón), calidad de vida en pacientes con VIH, efectos secundarios de la radiación, artritis reumatoide sarcoidosis, anemia falciforme, trastornos del bazo (enfermedades linfoproliferativas), suplemento en infantes con muy bajo peso al nacer y en infantes de nacimiento prematuro, lupus eritematoso sistémico (enfermedad autoinmunológica), trombocitopenia (bajo nivel de plaquetas), colitis ulcerosa (enfermedad inflamatoria intestinal), vasculitis (inflamación de los vasos sanguíneos).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Evítese en personas con una alergia conocida o hipersensibilidad al extracto del bazo o sus componentes, incluida la tuftsina.

Efectos secundarios y advertencias

En general, no existen suficientes evidencias disponibles sobre los efectos adversos del extracto de bazo. La Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA) advierte el consumo de cualquier suplemento alimenticio hecho de glándulas u órganos animales, sobre todo de vacas y ovejas en países con casos conocidos de encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de la vaca loca) o la enfermedad escrapie. Se cree que estos extractos pueden contener priones viables que podrían infectar a los seres humanos. Actualmente, no existen informes disponibles sobre la transmisión de la encefalitis espongiforme bovina a través del extracto de bazo.

Es posible que el extracto de bazo no sea seguro si se usa en pacientes con trastornos de sangrado o trastornos del sistema inmunológico. También es posible que no sea seguro si se usa en países donde se ha reportado la encefalitis espongiforme bovina (enfermedad de la vaca loca).

La tuftsina, un componente del extracto de bazo, tiene poca toxicidad. Sin embargo, ésta puede aumentar la percepción del dolor. La tuftsina en el extracto de bazo puede aumentar también la función inmunológica y brindar, además, resultados excesivamente optimistas de la efectividad del bazo.

La deficiencia de tuftsina puede provocar deterioro inmunológico y/o infecciones severas o recurrentes del sistema respiratorio, piel, ganglios linfáticos, especialmente en las personas con VIH positivo sintomático. La deficiencia de tuftsina se puede deber a la esplenectomía, hipofunción esplénica o el síndrome congénito de deficiencia de tuftsina.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el extracto de bazo en mujeres embarazadas o en mujeres lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La tuftsina puede aumentar la percepción del dolor. Los pacientes que toman analgésicos u otro medicamento para reducir el dolor deberán consultar con un profesional médico calificado, o un farmaceuta.

Basado en el estudio de laboratorio, la tuftsina en el extracto de bazo puede comportarse como un portador de antibióticos en infecciones intracelulares y la administración simultánea de antibióticos y extracto de bazo puede tener una calidad sinérgica en este tipo de drogas. Se advierte tener precaución.

La tuftsina que se encuentra en el extracto de bazo puede aumentar el riesgo de sangrado si se toma con drogas que aumentan el riesgo de sangrado. Dentro de algunos ejemplos se incluyen la aspirina, los anticoagulantes (agentes adelgazantes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como clopidogrel (Plavix®) y drogas anti-inflamatorias no esteroides (NSAIDS, en inglés) como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

Aunque no se ha estudiado bien en los seres humanos, el extracto de bazo puede interactuar con drogas antimicóticas, drogas psicotrópicas, immunomoduladores o immunoestimulantes (como la bestatina). También se advierte el extracto de bazo en pacientes que toman medicamentos para la enfermedad de Hodgkin, lupus eritematoso sistémico, cáncer o leucemia.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La tuftsina puede aumentar la percepción del dolor. Los pacientes que toman analgésicos u otras hierbas o suplementos para reducir el dolor deberán consultar con un profesional médico calificado, o un farmaceuta.

Basado en el estudio de laboratorio, la tuftsina en el extracto de bazo puede comportarse como un portador de antibióticos en infecciones intracelulares y la administración simultánea de antibióticos y extracto de bazo puede tener una calidad sinérgica en este tipo de drogas.

La tuftsina que se encuentra en el extracto de bazo puede aumentar el riesgo de sangrado si se toma con drogas que aumentan el riesgo de sangrado. Dentro de algunos ejemplos se incluyen la aspirina, los anticoagulantes (agentes adelgazantes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetas como clopidogrel (Plavix®) y drogas anti-inflamatorias no esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

Aunque no se ha estudiado bien en seres humanos, el extracto de bazo puede interactuar con hierbas y suplementos con efectos antimicóticos, efectos psicotrópicos, efectos inmuno- estimulantes o inmuno-modulatorios. También se advierte el extracto del bazo en pacientes que consumen hierbas o suplementos para la enfermedad de Hodgkin, lupus eritematoso sistémico, cáncer o leucemia.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis del extracto de bazo que sea segura o que se haya probado que es efectiva. No obstante, se ha usado una dosis de 150-300 miligramos dos o tres veces diarias.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis del extracto de bazo que segura o que se haya probado que es efectiva. No se recomienda su uso en niños.

Referencias:

  • Agrawal AK, Gupta CM. Tuftsin-bearing liposomes in treatment of macrophage-based infections. Adv.Drug Deliv.Rev. 3-30-2000;41(2):135-146.
  • Corazza GR, Zoli G, Ginaldi L, et al. Tuftsin deficiency in AIDS. Lancet 1-5-1991;337(8732):12-13.
  • Kaur J, Khare S, Bhutani LK, et al. Enzyme immunoassay of phagocytosis stimulating tetrapeptide "tuftsin" in normal and leprosy sera. Int.J.Lepr.Other Mycobact.Dis. 1991;59(4):576-581.
  • Khare S, Bhutani LK, Rao DN. Quantitative assessment of tuftsin receptor expression and second messenger during in vitro differentiation of peripheral blood derived monocytes of leprosy patients. Mol.Cell Biochem. 1997;171(1-2):1-10.
  • Khare S, Bhutani LK, Rao DN. Release of reactive nitrogen intermediates from the peripheral blood-derived monocytes/macrophages of leprosy patients stimulated in vitro by tuftsin. Lepr.Rev. 1997;68(1):16-24.
  • Kubo S, Roh MS, Oyedeji C, et al. Effect of tuftsin on human Kupffer cell. Hepatogastroenterology 1998;45(24):2270-2274.
  • Lewis CJ. Letter to Reiterate Certain Public Health and Safety Concerns to Firms Manufacturing or Importing Dietary Supplements that Contain Specific Bovine Tissues. 11-14-2000.
  • Naim JO, Lanzafame RJ, van Oss CJ. The effect of anti-tuftsin antibody on the phagocytosis of bacteria by human neutrophils. Immunol.Invest 1991;20(5-6):499-506.
  • Nishioka K, Wagle JR, Rodriguez T, et al. Studies of human granulocyte phagocytosis stimulation by tuftsin. J.Surg.Res. 1994;56(1):94-101.
  • Otsuka T, Niho Y. [Congenital familial tuftsin deficiency]. Ryoikibetsu.Shokogun.Shirizu. 1998;(21 Pt 2):67-69.
  • Owais M, Ahmed I, Krishnakumar B, et al. Tuftsin-bearing liposomes as drug vehicles in the treatment of experimental aspergillosis. FEBS Lett. 7-12-1993;326(1-3):56-58.
  • Paulesu L, Di Stefano A, Luzzi E, et al. Effect of tuftsin and its retro-inverso analogue on the release of interferon (IFN-gamma) and tumor necrosis factor (TNF-alpha) by human leucocytes. Immunol.Lett. 1992;34(1):7-11.
  • Trevisani F, Castelli E, Foschi FG, et al. Impaired tuftsin activity in cirrhosis: relationship with splenic function and clinical outcome. Gut 2002;50(5):707-712.
  • Zoli G, Corazza GR, D'Amato G, et al. Splenic autotransplantation after splenectomy: tuftsin activity correlates with residual splenic function. Br.J.Surg. 1994;81(5):716-718.
  • Zoli G, Corazza GR, Wood S, et al. Impaired splenic function and tuftsin deficiency in patients with intestinal failure on long term intravenous nutrition. Gut 1998;43(6):759-762.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad