SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cohosh negro (Cimicifuga racemosa [L.] Nutt.)

Cohosh negro (Cimicifuga racemosa [L.] Nutt.)

Resumen:

El cohosh negro es una alternativa popular a la terapia hormonal para el tratamiento de síntomas menopáusicos (climatéricos) tales como oleadas de calor, trastornos del ánimo, diaforesis, palpitaciones y resequedad vaginal. Varios estudios han reportado que el cohosh negro mejora los síntomas de la menopausia hasta por seis meses, aunque la evidencia actual es contradictoria.

El mecanismo de acción del cohosh negro no está claro aún y sus efectos en los receptores de estrógenos o niveles hormonales (si los tiene), no se conocen en definitiva. En publicaciones recientes se indica que podría no tener efectos directos en los receptores de los estrógenos, aunque esta es un área de activa controversia. La seguridad y eficacia en períodos mayores a seis meses aún no se ha comprobado, aunque en recientes reportes se indica que la seguridad es de corto plazo, e incluye estudios en mujeres con síntomas de menopausia y para las cuales la terapia de reemplazo hormonal está contraindicada. No obstante, se recomienda precaución hasta que haya información disponible de mejor calidad acerca del uso seguro del cohosh negro. La utilización del cohosh negro en poblaciones de alto riesgo (como mujeres con historia de cáncer de seno) debe hacerse bajo la supervisión de un profesional de servicios de la salud debidamente calificado.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortifaciente (inductor de abortos), SIDA, antiinflamatorio, antioxidante, antiespasmódico, ansiedad, afrodisíaco (aumenta el deseo sexual), estimulante del apetito, asma, dolor de espalda, enfermedades óseas, dolor/inflamación del seno (mastitis), quistes en senos, bronquitis, cáncer, displasia cervical (citología anormal), menopausia prematura inducida por quimioterapia, parto (inducción de trabajo de parto), corea, remedio para la tos, disminución de plaquetas de la sangre, depresión, diarrea, mareo, dispareunia (relación sexual dolorosa), edema (inflamación), emenagogo (promotor de la menstruación), endometriosis, agente estrogénico, fiebre, trastornos vesiculares, gingivitis, dolor de cabeza, cardiopatías/palpitaciones, hipertensión, inflamación, repelente contra insectos, picor, dolor de coyunturas, inflamación del riñón, leucorrea (flujos vaginales anormales), enfermedad del hígado, malaria, sarampión, problemas con el período menstrual, aborto espontáneo, dolor muscular, espasmos musculares, dolor nervioso, quistes de ovario, dolor, pancreatitis (inflamación del páncreas), transpiración, pertusis (tosferina), enfermedad de seno poliquístico, síndrome de ovario poliquístico, síntomas perimenopáusicos, síndrome premenstrual (PMS), brotes, reumatismo, zumbido en los oídos, trastornos del sueño, picadura de serpientes, ardor de garganta, oleadas de calor relacionadas con el tamoxifeno, trastornos urinarios, atrofia urogenital (los tejidos de la vagina y la vejiga se debilitan lo que a menudo causa dolor e infecciones), enfermedades y sangrado del útero, prevención de arrugas, fiebre amarilla.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Síntomas de menopausia (C)

    El cohosh negro es una alternativa popular a la terapia hormonal para el tratamiento de síntomas menopáusicos tales como migrañas, trastornos del sueño, oleadas de calor, trastornos del ánimo, sudoración, palpitaciones cardiacas y resequedad vaginal. Investigaciones preliminares en seres humanos indican que el cohosh negro puede mejorar algunos de estos síntomas por períodos de hasta seis meses. Sin embargo, la evidencia actual es contradictoria por lo que se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones firmes.

  • Dolor artrítico (artritis reumatoide, osteoartritis) (C)

    No existe suficiente investigación en humanos para ofrecer recomendaciones claras en relación al uso del cohosh negro para el tratamiento del dolor en las coyunturas ocasionado por la artritis reumatoide o por la osteoartritis.

  • Cáncer de seno (C)

    No existe suficiente investigación en humanos para ofrecer recomendaciones claras en relación al uso del cohosh negro para el tratamiento de cáncer de seno.

  • Infertilidad (C)

    No hay bastante evidencia cientifica para hacer una recomendación firme para el uso del cohosh negro para el tratamiento de la infertilidad.

  • Migraña (menstrual) (C)

    Aproximadamente 30% de las mujeres que padecen migrañas tienen migrañas asociadas a la menstruación; el cohosh negro puede ser un tratamiento potencial para tales migrañas, aunque se requiere investigación adicional para ofrecer recomendaciones más firmes.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse el cohosh negro u otros miembros de la familia de las Ranunculáceas (botón de oro o ranúnculo). Por naturaleza, el cohosh negro contiene pequeñas cantidades de ácido salicílico (el cual se encuentra en la aspirina), pero no hay claridad acerca de la cantidad (si la hay) presente en productos disponibles en el comercio. El cohosh negro debe usarse con precaución en personas alérgicas a la aspirina u otros salicilatos.

Efectos secundarios y advertencias

Según estudios el cohosh negro es bien tolerado en general, en las dosis recomendadas, hasta por seis meses. Dosis más altas pueden causar dolor de cabeza frontal, mareo, transpiración o trastornos de la visión. Se han notado varios efectos secundarios en diferentes estudios, dentro de los que se incluyen estreñimiento, molestia intestinal, pérdida de masa ósea (que conduce a osteoporosis), latido cardiaco lento o irregular, baja presión arterial, daño muscular, náusea y vómito. Puede también ocurrir disforia y "pesadez en las piernas."

No hay claridad acerca del uso seguro del cohosh negro en personas con afecciones de sensibilidad hormonal, tales como cáncer de seno, cáncer del útero o endometriosis. Existe controversia acerca de si el cohosh negro tiene un mecanismo similar al del estrógeno, ya que recientes estudios indican que puede no tenerlo. No existe claridad acerca de la influencia del cohosh negro en drogas antiestrogénicas (como tamoxifeno) o en la terapia de reemplazo hormonal. Se desconoce si el cohosh negro posee los efectos benéficos en la masa ósea que se atribuyen al estrógeno, como tampoco se conocen sus potenciales efectos dañinos tales como el riesgo mayor de apoplejía o de cánceres sensibles a las hormonas.

Se han reportado unos pocos eventos ginecológicos adversos relacionados con órganos, tales como sangrado vaginal y abortos espontáneos. Sin embargo, no existe claridad sobre los efectos del cohosh negro en estos eventos.

Se han reportado casos de hepatitis (lesión del hígado) y falla hepática asociados al uso de productos que contienen cohosh negro. Algunos pacientes han requerido transplante del hígado. Aunque estos reportes son preocupantes, algunos critican que no han sido documentados adecuadamente. No obstante, los pacientes con enfermedades del hígado deben consultar con un profesional de la salud debidamente calificado antes de usar cohosh negro.

El cohosh negro también debe usarse con precaución en pacientes con historial de coágulos sanguíneos, trastornos convulsivos, o hipertensión.

Embarazo y lactancia

No se ha establecido la seguridad de uso durante el embarazo y la lactancia. El cohosh negro puede relajar las paredes musculares del útero, y de hecho, algunas parteras/ enfermeras en Estados Unidos usan cohosh negro para estimular el trabajo de parto. También puede tener efectos hormonales, por lo que se requiere precaución durante la lactancia. Existe un reporte de lesión multiorgánica grave en un bebé que nació con la ayuda conjunta de cohosh negro y cohosh azul (Caulophyllum thalictroides), y quien no estaba respirando al momento del nacimiento. El bebé sobrevivió con daño cerebral permanente. Sin embargo, se sabe que el cohosh azul tiene efectos en el corazón y los vasos sanguíneos y podría ser el responsable de estos efectos.

El uso de las tinturas no es recomendado debido a un contenido de alcohol potencialmente alto.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Los potenciales efectos estrogénicos que se atribuyen al cohosh negro se debaten actualmente, y sus componentes químicos activos no se han identificado aún. Aunque algunos estudios recientes indican que el cohosh negro no tiene efectos significativos en los receptores de estrógenos en el cuerpo, se recomienda precaución para las personas que toman cohosh negro en conjunto con estrógenos debido a que se desconocen sus efectos. Las investigaciones reportan que no hay claridad sobre la influencia del cohosh negro combinado con tamoxifeno, y es desconocido si el tamoxifeno contrarresta los efectos del cohosh negro. También puede interactuar con medicamentos tales como el raloxifeno.

El cohosh negro puede disminuir la presión arterial, por lo que debe usarse con precaución con otros agentes hipotensivos, tales como beta bloqueadores que incluyen metoprolol (Lopressor®, Toprol®) o propranolol (Inderal®) y bloqueadores del canal del calcio como diltiazem (Cardizem®, Tiazac®) o verapamil (Isoptin®, Calan®). El cohosh negro puede contener cantidades pequeñas de ácido salicílico y puede incrementar los efectos antiplaquetarios de otros agentes tales como la aspirina.

El cohosh negro puede alterar la manera en que el hígado descompone o metaboliza ciertas drogas. En teoría, y con base en el posible contenido de alcohol de algunas tinturas de cohosh negro, la combinación con disulfiram (Antabuse®) o metronidazol (Flagyl®) puede causar náusea y vómito. Otros estudios muestran que el cohosh negro puede causar toxicidad hepática y debe evitarse con agentes que también puede causar toxicidad hepática.

Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, el cohosh negro puede interactuar potencialmente con antidepresivos y antihistamínicos. También puede interactuar con agentes que se toman para el tratamiento del cáncer y la osteoporosis. Otras interacciones potenciales pueden existir con los medicamentos para aliviar el dolor, anestésicos, anti-inflamatorios, reductores del colesterol y antiapoplejías.

Interacciones con drogas y suplementos dietéticos

El cohosh negro debe usarse con precaución en personas que toman hierbas que tienen posibles efectos hormonales. Existe una duda de tipo teórico ya que no es claro si las cantidades de salicilatos presentes en los productos comerciales o procesados de cohosh negro tengan efectos significativos en los seres humanos.

Se reportaron convulsiones en una mujer que tomó una combinación de cohosh negro, árbol de castaña (bayas y semillas) y aceite de ortiga mayor durante cuatro meses, y que también consumió alcohol. La causa de su ataque no es clara.

Tanto el cohosh negro, como el cohosh azul (Caulophyllum thalictroides) son utilizados por parteras /enfermeras en Estados Unidos para ayudar en el trabajo de parto. Existe un reporte de lesión multiorgánica grave en un bebé que nació con la ayuda conjunta de cohosh negro y cohosh azul, y quien no estaba respirando al momento del nacimiento. El bebé sobrevivió con daño cerebral permanente. Sin embargo, se sabe que el cohosh azul tiene efectos en el corazón y los vasos sanguíneos y podría ser el responsable de estos efectos. No deben usarse el cohosh negro y el poleo en conjunto, ya que hay posibilidad de toxicidad alta e incluso de muerte.

El cohosh negro puede disminuir la presión arterial y por lo tanto interactuar con otras hierbas o suplementos que también afectan la presión arterial.

En teoría, el cohosh negro puede aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma en conjunto con otras hierbas y suplementos que se considera que tienen el mismo riesgo. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba, ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes, en teoría, pueden incrementar el riesgo de sangrado, aunque no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

El cohosh negro puede alterar la manera como el hígado descompone o metaboliza ciertos suplementos y hierbas. Otros estudios muestran que el cohosh negro puede causar toxicidad hepática y debe evitarse con hierbas que también puede causar toxicidad hepática.

Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, el cohosh negro puede interactuar potencialmente con hierbas y suplementos con efectos antidepresivos, antihistamínicos y antioxidantes. También puede interactuar con hierbas y suplementos que se toman para el tratamiento del cáncer y la osteoporosis. Igualmente son posibles interacciones con medicamentos para aliviar el dolor, anestésicos, antiinflamatorios, terapias reductoras del colesterol y la hierba de San Juan.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada como efectiva para el cohosh negro; el British Herbal Compendium (Compendio de Hierbas Británico) recomienda 40 a 200 miligramos de rizoma disecado al día, dividido en dosis, aunque las dosis tradicionales han llegado de 1 a 2 gramos, tres veces al día. Como tintura/líquido, The British Herbal Compendium recomienda 0.4 a 2 mililitros de una tintura de etanol al (1:10) 60% al día. Para los síntomas de la menopausia, los estudios han utilizado 20 miligramos o 40 miligramos de tabletas de Remifemin® (que contienen 1 ó 2 miligramos de 27 deoxyactein) dos veces al día, o 40 gotas de un extracto líquido hasta 12 semanas. Algunos estudios clínicos han utilizado 20 miligramos dos veces al día. También se ha tomado una dosis de cohosh negro isopropanólico de 40 miligramos al día, durante 12 semanas.

Niños (menores de 18 años)

No existe información suficiente para recomendar el uso de cohosh negro en niños.

Referencias:

  • Antoine C, Liebens F, Carly B, et al. Safety of alternative treatments for menopausal symptoms after breast cancer: a qualitative systematic review. Climacteric 2007;10(1):23-26.
  • Borrelli F, Ernst E. Black cohosh (Cimicifuga racemosa) for menopausal symptoms: a systematic review of its efficacy. Pharmacol Res 2008 Jul;58(1):8-14.
  • Borrelli F, Ernst E. Black cohosh (Cimicifuga racemosa): a systematic review of adverse events. Am J Obstet Gynecol 2008 Nov;199(5):455-66.
  • Burke BE, Olson RD, Cusack BJ. Randomized, controlled trial of phytoestrogen in the prophylactic treatment of menstrual migraine. Biomed Pharmacother 2002;Aug, 56(6):283-288.
  • Chung DJ, Kim HY, Park KH, et al. Black cohosh and St. John's wort (GYNO-Plus) for climacteric symptoms. Yonsei Med J 2007 Apr 30;48(2):289-94.
  • Chitturi S, Farrell GC. Hepatotoxic slimming aids and other herbal hepatotoxins. J Gastroenterol Hepatol 2008 Mar;23(3):366-73.
  • Huntley A. The safety of black cohosh (Actaea racemosa, Cimicifuga racemosa). Expert Opin Drug Saf 2004;Nov, 3(6):615-623.
  • Kronenberg F, Fugh-Berman A. Complementary and Alternative Medicine for Menopausal Symptoms: A Review of Randomized, Controlled Trials. Annals of Internal Medicine, 2002;137(10):805-814.
  • Levitsky J, Alli TA, Wisecarver J, et al. Fulminant liver failure associated with the use of black cohosh. Dig Dis Sci. 2005 Mar;50(3):538-9.
  • Liske E, Hanggi W, Henneicke-von Zepelin HH, et al. Physiological investigation of a unique extract of black cohosh (Cimicifugae racemosae rhizoma): a 6-month clinical study demonstrates no systemic estrogenic effect. J Womens Health Gend Based Med 2002;11(2):163-174.
  • Loprinzi CL, Barton DL, Sloan JA, et al. Mayo Clinic and North Central Cancer Treatment Group hot flash studies: a 20-year experience. Menopause 2008 Jul-Aug;15(4 Pt 1):655-60.
  • Mills SY, Jacoby RK, Chacksfield M, et al. Effect of a proprietary herbal medicine on the relief of chronic arthritic pain: a double-blind study. Br J Rheumatol 1996;35(9):874-878.
  • Rebbeck TR, Troxel AB, Norman S, et al. A retrospective case-control study of the use of hormone-related supplements and association with breast cancer. Int J Cancer 2007 Apr 1;120(7):1523-8.
  • Rotem C, Kaplan B. Phyto-Female Complex for the relief of hot flushes, night sweats and quality of sleep: randomized, controlled, double-blind pilot study. Gynecol Endocrinol 2007 Feb;23(2):117-22.
  • Walji R, Boon H, Guns E, et al. Black cohosh (Cimicifuga racemosa [L.] Nutt.): safety and efficacy for cancer patients. Support Care Cancer 2007 Aug;15(8):913-21.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad