Quantcast

Publicidad

Comentarios

Chía (Salvia hispanica)

Publicado -

0 Comentarios | Tamaño del texto:

Resumen:

La chía (Salvia hispanica L.) es una planta que pertenece a la familia de las Lamiáceas (menta). Se considera que la chía llegó de América Central donde su semilla se consideraba un alimento básico en la antigua dieta azteca. Los nativo-americanos del suroeste de Estados Unidos utilizaban las semillas de una planta relacionada, la "chía dorada" o Salva columbariae. En China y otros países, se usan las raíces de otra planta relacionada, "dan shen" o Salvia miltiorrhiza para propósitos medicinales.

La chía se promueve por su alto contenido de omega-3, omega-6 y omega-9. Estudios en animales indican que la chía puede disminuir el colesterol de la sangre, las lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol "malo") y los triglicéridos, a la vez que aumenta las lipoproteínas de alta densidad (HDL o colesterol "bueno"). También puede tener actividad anticancerígena. Los estudios en humanos son limitados.

Salba® es una variedad registrada de la chía, comercializada por Core Naturals, LLC. De color claro, se reporta que la Salba® contiene más ácidos grasos omega-3 que las semillas típicas de color oscuro de la chía. Los estudios recientes en humanos indican que la Salba® puede disminuir el riesgo de enfermedades de corazón en personas con diabetes tipo 2.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Alcoholismo, alergias, angina, anticoagulante (adelgazante de la sangre), antioxidante, antiviral, mejoramiento del desempeño atlético, cáncer, enfermedad celiaca, estreñimiento, enfermedad cardiaca coronaria, muerte y proceso de muerte, depresión, diabetes, ataque del corazón, presión arterial alta, colesterol alto, trastornos hormonales/endocrinos, hambre, inflamación, lesión isquémica (lesión por falta de oxígeno en el corazón), dolor en las articulaciones, trastornos de riñón, enfermedad del hígado, trastornos metabólicos (desequilibrios de electrolitos), trastornos nerviosos, obesidad, pancreatitis, trastornos de la piel, apoplejía, tumores, vasodilatación (dilatación de venas/disminución de la presión arterial).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Prevención de enfermedad cardiovascular/ateroesclerosis (B)

    Estudios preliminares en animales y humanos indican que las dietas que contienen semillas de chía pueden disminuir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares. La evidencia indica que los beneficios de la Salba® en humanos son similares a aquellos de otros granos enteros. Se requiere investigación adicional.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia o hipersensibilidad conocida a la chía, sus componentes o miembros del género Salvia. Es posible que se presenten reacciones alérgicas a la proteína de chía, así como reacción cruzada en personas alérgicas a las semillas de ajonjolí y mostaza.

Efectos secundarios y advertencias

Aunque las semillas de chía y chía dorada se han consumido como alimentos durante siglos, existe actualmente información limitada sobre la seguridad de la chía o la Salba®. Se han reportado efectos secundarios gastrointestinales.

La chía debe utilizarse con precaución en personas con presión arterial baja o en aquellas que toman medicamentos para el corazón, por el riesgo de tener efectos acumulativos.

La chía debe evitarse en personas que toman anticoagulantes (adelgazantes de la sangre) tales como warfarina, debido al incremento en el riesgo de sangrado.

Embarazo y lactancia

No se recomienda utilizar chía durante el embarazo o la lactancia debido a la falta de información científica sobre su seguridad.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, la chía puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con anticoagulantes (adelgazantes de la sangre) tales como warfarina. La Salba® puede disminuir la presión arterial y debe usarse con precaución en aquellas personas que toman medicamentos para el corazón, debido al riesgo de efectos acumulativos. La chía puede tener actividad anticancerígena y sumarse a los efectos de las drogas anticancerígenas. También puede afectar la manera en que el hígado metaboliza algunos medicamentos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

En teoría, la chía puede interactuar con hierbas y suplementos que tienen actividad anticoagulante, tales como ginkgo, ajo y Dong quai. La Salba® puede disminuir la presión arterial y debe utilizarse con precaución en aquellos que toman hierbas y suplementos que también puedan reducir la presión arterial u ocasionar otros efectos en el corazón. La chía puede tener actividad anticancerígena y sumarse a los efectos de hierbas y suplementos anticancerígenos. La chía puede afectar la manera en que el hígado metaboliza algunas hierbas o suplementos.

La chía contiene antioxidantes y por tanto, puede sumarse a la actividad de otros antioxidantes tales como vitamina A, C y E. También contiene ácidos grasos omega-3 y puede sumarse a los efectos de otras hierbas y suplementos que también contengan ácidos grasos omega-3, tal y como el aceite de pescado.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

Las semillas de chía se han estudiado hasta por cuatro semanas en dosis máximas de 10 gramos. La ración recomendada por el fabricante de Salba® es 2 cucharadas (15 gramos), la cual se dice que contiene más de 3,000 miligramos de ácidos grasos de omega-3, 5 gramos de fibra y varios minerales.

Para la prevención de la enfermedad cardiovascular se han usado de 33-41 gramos al día de Salba® durante 12 semanas, molidos o incorporadas en el pan.

Niños (menores de 18 años):

Para niños en edades de 4.5-19 años, el consumo promedio de chía puede ser de 1.4 gramos diarios para una dosis diaria máxima de 4.3 gramos. El fabricante de Salba® ha recomendado una dosis hasta de 1 cucharada de chía al día para niños.

Referencias:

  • Adams JD, Wall M, Garcia C. Salvia columbariae contains tanshinones. Evid Based Complement Alternat.Med 2005;2(1):107-110.
  • Adams JD, Wang R, Yang J, et al. Preclinical and clinical examinations of Salvia miltiorrhiza and its tanshinones in ischemic conditions. Chin Med 2006;1:3.
  • Ayerza R, Coates W, Lauria M. Chia seed (Salvia hispanica L.) as an omega-3 fatty acid source for broilers: influence on fatty acid composition, cholesterol and fat content of white and dark meats, growth performance, and sensory characteristics. Poult Sci 2002;81(6):826-837.
  • Ayerza R Jr, Coates W. Effect of dietary alpha-linolenic fatty acid derived from chia when fed as ground seed, whole seed and oil on lipid content and fatty acid composition of rat plasma. Ann Nutr Metab 2007;51(1):27-34.
  • Espada CE, Berra MA, Martinez MJ, et al. Effect of Chia oil (Salvia Hispanica) rich in omega-3 fatty acids on the eicosanoid release, apoptosis and T-lymphocyte tumor infiltration in a murine mammary gland adenocarcinoma. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids 2007;77(1):21-28.
  • Fan TP, Yeh JC, Leung KW, et al. Angiogenesis: from plants to blood vessels. Trends Pharmacol Sci 2006;27(6):297-309.
  • Hu Z, Yang X, Ho PC, et al. Herb-drug interactions: a literature review. Drugs 2005;65(9):1239-1282.
  • Jiang RW, Lau KM, Hon PM, et al. Chemistry and biological activities of caffeic acid derivatives from Salvia miltiorrhiza. Curr Med Chem 2005;12(2):237-246.
  • Reyes-Caudillo E, Tecante A, Valdivia-López MA. Dietary fibre content and antioxidant activity of phenolic compounds present in Mexican chia (Salvia hispanica L.) seeds. Food Chemistry 2008;107(2):656-663.
  • Vuksan V, Whitham D, Sievenpiper JL, et al. Supplementation of conventional therapy with the novel grain Salba (Salvia hispanica L.) improves major and emerging cardiovascular risk factors in type 2 diabetes: results of a randomized controlled trial. Diabetes Care 2007;30(11):2804-2810.
  • Wang X, Morris-Natschke SL, Lee KH. New developments in the chemistry and biology of the bioactive constituents of Tanshen. Med Res Rev 2007;27(1):133-148.
  • Wojcikowski K, Johnson DW, Gobe G. Herbs or natural substances as complementary therapies for chronic kidney disease: ideas for future studies. J Lab Clin Med 2006;147(4):160-166.
  • Xu BJ, Zheng YN, Sung CK. Natural medicines for alcoholism treatment: a review. Drug Alcohol Rev 2005;24(6):525-536.
  • Zhang XP, Li ZJ, Liu DR. Progress in research into the mechanism of Radix salviae miltiorrhizae in treatment of acute pancreatitis. Hepatobiliary Pancreat Dis Int 2006;5(4):501-504.
  • Zhou L, Zuo Z, Chow MS. Danshen: an overview of its chemistry, pharmacology, pharmacokinetics, and clinical use. J Clin Pharmacol 2005;45(12):1345-1359.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.


Compartir e Imprimir:

Comparte tu opinión

En favor
En contra
Por favor, escribe un comentario!
Este comentario ha sido reportado
Publicado
Responder
Reportar

Comentarios

Mostrando 0 - 0 de 0

Siguiente Anterior
Cerrar

Publicidad

http://s1.hdstatic.net/gridfs/holadoctor/