SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Calcio

Por Natural Standard -
Calcio

Resumen:

Los romanos usaban cal (óxido de calcio), cal quebrada (hidróxido de calcio) y cemento hidráulico para las obras de construcción. El calcio (Latín calx, significa "cal") se aisló por primera vez en su forma metálica por Sir Humphrey Davy en 1808 mediante la electrolisis de una mezcla de óxido de calcio y óxido de mercurio.

El quelado de calcio se refiere a la forma en la cual el calcio se combina químicamente con otra sustancia. El citrato de calcio es un ejemplo de una preparación quelada. El calcio también se puede combinar con otras substancias para formar preparados como el lactato de calcio o el gluconato de calcio. El carbonato de calcio se puede refinar a partir de la piedra caliza, elementos naturales de la tierra o a partir de conchas como las ostras. Las fuentes de conchas a menudo se describen en las etiquetas como una fuente "natural". El carbonato de calcio a partir de las conchas de ostras no es "refinado" y puede contener cantidades variables de plomo.

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo humano y cumple con varias funciones importantes. Más de 99% del total del calcio del cuerpo se almacena en los huesos y dientes donde apoya la estructura. El 1% restante se encuentra por todo el cuerpo en la sangre, los músculos y el fluido intracelular. El calcio es necesario para las contracciones musculares, la constricción y relajación de los vasos sanguíneos, la secreción de hormonas y enzimas y la señalización del sistema nervioso. Se mantiene un nivel constante de calcio en el fluido y los tejidos del cuerpo de manera que estos procesos vitales del cuerpo operen con eficacia.

El cuerpo obtiene el calcio que necesita de dos maneras. Un método es la ingesta en la dieta de alimentos ricos en calcio, entre ellos los lácteos, los cuales tienen la mayor concentración por porción de calcio de alta absorción, y los vegetales oscuros de hojas verdes o los frijoles secos, los cuales tienen cantidades variadas de calcio absorbible. El calcio es un nutriente esencial necesario en cantidades substanciales, aunque muchas dietas son deficientes.

La otra forma cómo el cuerpo obtiene el calcio es extrayéndolo de los huesos. Esto ocurre cuando los niveles de calcio en la sangre bajan demasiado y la ingesta en la dieta no es suficiente. Idealmente, el calcio que se toma de los huesos se reemplaza cuando los niveles de calcio se recuperan. Sin embargo, tan sólo comer más alimentos ricos en calcio no reemplaza necesariamente el calcio perdido de los huesos, lo que conduce al debilitamiento de la estructura ósea.

La hipocalcemia se define como un nivel bajo de calcio en la sangre. Entre los síntomas de esta afección se cuentan el hormigueo, el entumecimiento y los temblores musculares. En casos severos, puede ocurrir tetania (espasmos musculares). La hipocalcemia es más probable debido a un desbalance hormonal que regula los niveles del calcio, en vez de una deficiencia en la dieta. El exceso de calcio en la sangre puede provocar náuseas, vómito y depósitos de calcio en el corazón y los riñones, lo que resulta por lo general a raíz de dosis excesivas de vitamina D y puede ser fatal para los infantes.

El informe de Surgeon General de 2004 "La salud ósea y la osteoporosis" señaló que se ha identificado al calcio como una preocupación importante de salud pública en la actualidad ya que es crucialmente importante para la salud ósea y que el norteamericano promedio consume niveles de calcio muy inferiores a las cantidades recomendadas. La vitamina D es importante para una buena salud ósea ya que ayuda en la absorción y utilización del calcio. Hay una alta preponderancia de insuficiencia de vitamina D entre los residentes de hogares de ancianos, pacientes hospitalizados y adultos con fracturas de cadera.

Los suplementos de calcio se usan ampliamente para reducir la resorción ósea en la osteoporosis, lo cual es respaldado por muchos estudios. También se usan suplementos de calcio para la neoplasia colorrectal y durante el embarazo.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Mejoría de la densidad ósea (mujeres lactantes), pérdida ósea, carcinoma, paro cardiaco, diarrea, colesterol alto, trastornos intestinales, apoplejía isquémica (prevención), calambres en las piernas (embarazo), cáncer tiroideo medular (diagnóstico), esclerosis múltiple, bloqueo neuromuscular (antagonizar), soriasis, reducción de los niveles de fluoruro (en niños), Zollinger-Ellison (diagnóstico).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Antiácido (carbonato de calcio) (A)

    El carbonato de calcio es una droga de venta libre aprobada por la FDA (Administración de Drogas y Alimentos) que se usa para tratar la hiper-acidez gástrica (altos niveles de ácido en el estómago).

  • Pérdida ósea (prevención) (A)

    Varios estudios de suplementación de calcio entre ancianos y mujeres posmenopáusicas han encontrado que la alta ingesta de calcio puede ayudar a reducir la pérdida de densidad ósea. Los estudios señalan que la pérdida ósea se podría evitar en muchas áreas tales como los tobillos, las caderas y la columna.

  • Resucitación cardiopulmonar (A)

    El cloruro de calcio se puede administrar por vía intravenosa por parte de un proveedor de la salud especializado en la resucitación cardiaca, particularmente después de una cirugía de corazón abierto, cuando la epinefrina no mejora las contracciones débiles o inefectivas del miocardio. El cloruro de calcio está contraindicado para la resucitación cardiaca en la presencia de fibrilación ventricular. La resucitación pulmonar con cloruro de calcio sólo se debe realizar con la supervisión de un proveedor de la salud calificado.

  • Deficiencia (de calcio) (A)

    Se usa el gluconato de calcio para tratar afecciones que surjan de deficiencias de calcio como tetania (espasmos musculares) hipocalcemia (bajo nivel de calcio en la sangre), hipocalcemia relacionada con el hipoparatiroidismo (bajos niveles de la hormona paratiroidea) e hipocalcemia debido a un crecimiento rápido o a embarazo. También se usa para el tratamiento de hipocalcemia en afecciones que exigen un aumento rápido en los niveles de calcio en el plasma (ej., tetania de recién nacidos y tetania debido a la deficiencia de la hormona paratiroidea, vitamina D y alcalosis) y para la prevención de hipocalcemia durante transfusiones. El tratamiento de la hipocalcemia sólo se debe realizar bajo supervisión de un proveedor de la salud calificado.

  • Altos niveles de fósforo en la sangre (A)

    La hiperfosfatemia (alto nivel de fosfato en la sangre) está relacionada con una mayor mortalidad cardiovascular en pacientes de diálisis adultos. El carbonato de calcio o el acetato pueden usarse eficazmente como aglutinantes de fosfato. El uso puede incrementar los productos de calcio-fosfato en la sangre. El tratamiento de los niveles altos de fósforo en la sangre sólo se debe realizar con la supervisión de un proveedor de la salud calificado.

  • Osteoporosis (A)

    La osteoporosis es un trastorno del esqueleto en el cual se reduce la fuerza ósea y resulta en un mayor riesgo de fracturas. No obstante la osteoporosis se diagnostica más comúnmente entre mujeres menopáusicas de raza blanca, las mujeres de otros grupos raciales y edades, hombres y niños también podrían desarrollar osteoporosis. El calcio es el nutriente que se encuentra de manera consistente como el más importante para lograr una masa ósea óptima y evitar la osteoporosis. Es necesario un consumo adecuado de vitamina D para la absorción óptima del calcio. El calcio y la vitamina D en cantidades adecuadas se consideran esenciales para prevenir la osteoporosis en general, incluida la osteoporosis menopáusica. No obstante el calcio y la vitamina D por sí solos no se recomiendan como el tratamiento único de la osteoporosis, son adiciones necesarias a los tratamientos farmacéuticos. La gran mayoría de ensayos clínicos que investigan la eficacia de tratamientos farmacéuticos para la osteoporosis han investigado estos agentes en combinación con el calcio y la vitamina D. Entonces, no obstante el calcio por sí solo podría tener un efecto en la tasa de pérdida ósea después de la menopausia, no es posible tratar la osteoporosis en ausencia del calcio. El tratamiento de la osteoporosis menopáusica sólo se debe realizar con la supervisión de un proveedor de la salud calificado.

  • Toxicidad (por magnesio) (A)

    El gluconato de calcio se usa para el tratamiento de la hipermagnesemia (altos niveles de magnesio en la sangre). Los estudios de casos indican que el calcio intravenoso puede ayudar a mejorar los síntomas. El tratamiento de la toxicidad de magnesio sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Picadura de araña viuda negra (B)

    Se usa la suplementación de calcio para el tratamiento de picaduras de araña viuda negra para aliviar el calambre muscular en combinación con antisuero, analgésicos (para aliviar el dolor) y relajantes musculares. El tratamiento de la picadura de araña viuda negra sólo se debe hacer con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Alto nivel de potasio en la sangre (B)

    El gluconato de calcio puede ayudar a antagonizar la toxicidad cardiaca y la arritmia (ritmo cardiaco anormal) producidas por la hipercaliemia (alto nivel de potasio), siempre y cuando el paciente no reciba terapia de drogas tipo digitalis. El tratamiento de la hipercaliemia sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Presión arterial alta (B)

    Varios estudios han encontrado que introducir calcio al sistema puede tener efectos hipotensivos (reducción de la presión arterial). Estos estudios indican que los niveles altos de calcio pueden conducir a la pérdida de sodio en la orina, y a reducir los niveles de la hormona paratiroidea, ambas de las cuales resultan en la reducción de la presión arterial. Sin embargo, un estudio encontró que estos resultados no correspondían para pacientes de mediana edad con hipertensión esencial leve a moderada. Según el estudio DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension - Enfoques alimenticios para frenar la hipertensión), tres porciones diarias de productos lácteos bajos en grasa enriquecidos con calcio redujeron la presión arterial sistólica y diastólica. Esta investigación indica que una ingesta de calcio del nivel recomendado puede ser útil para prevenir y tratar la hipertensión moderada. El tratamiento de la presión arterial alta sólo se debe realizar con supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Síndrome premenstrual (B)

    Existe una conexión entre una ingesta inferior de calcio y los síntomas del síndrome premenstrual. Se ha sugerido la suplementación de calcio en varios ensayos clínicos para reducir los síntomas generales del síndrome premenstrual, como el mal humor, la retención de líquidos y el dolor.

  • Prevención de lesión ósea por estrés (C)

    La suplementación de calcio más allá de la ingesta diaria normal en la dieta no redujo las fracturas por estrés en los hombres. Por tanto, la suplementación de calcio podría no ser eficaz para evitar las fracturas por estrés, aunque se deben realizar más estudios para validar estos resultados.

  • Cáncer colorectal (C)

    El cáncer colorectal es el cáncer gastrointestinal más común y la segunda causa más importante de muertes por cáncer en Estados Unidos. El cáncer colorectal es provocado por una combinación de factores genéticos y ambientales, pero el grado al cual estos dos factores influencian el cáncer de colon en las personas varía. La mayoría de los estudios grandes en el tema han encontrado que la ingesta de calcio está tan sólo ligeramente relacionada con un menor riesgo de cáncer colorectal. Se necesitan estudios adicionales para verificar estos resultados. El tratamiento del cáncer colorectal sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Crecimiento (metabolismo mineral en niños de peso muy bajo al nacer) (C)

    El crecimiento de niños con muy bajo peso al nacer está correlacionado con la ingesta de calcio y la retención del mismo en el cuerpo. Es posible que los fortificantes de leche humana usados comúnmente puedan tener niveles inadecuados de calcio para los niños de muy bajo peso al nacer. La mineralización ósea es también más baja en niños con muy bajo peso al nacer en términos teóricos que los niños nacidos a término. Se ha sugerido el uso de leche en polvo que contenga mayores niveles de calcio para permitir una mejor mineralización ósea en estos niños.

  • Presión arterial alta (provocada por el embarazo) (C)

    Para la población general, cumplir con las recomendaciones actuales de ingesta de calcio durante el embarazo puede ayudar a evitar la presión arterial alta provocada por embarazo. Se necesita más investigación para determinar si las mujeres embarazadas en alto riesgo de hipertensión se podrían beneficiar con la suplementación de calcio más allá de las recomendaciones actuales. El tratamiento de la hipertensión provocada por el embarazo debe realizarse únicamente con la supervisión de un profesional de salud calificado.

  • Hiperparatiroidismo (secundario) (C)

    En pacientes que reciben hemodiálisis, la suplementación de calcio puede reducir el hiperparatiroidismo secundario (altos niveles de la hormona paratiroidea en la sangre debido a otra afección o tratamiento médicos). El tratamiento del hiperparatiroidismo sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Toxicidad por plomo (manejo de síntomas agudos) (C)

    Se ha sugerido un tratamiento de quelación de calcio para reducir los niveles de plomo en la sangre en casos de toxicidad por plomo. Se ha observado una reducción de síntomas en la mayoría, aunque no en todos los informes de casos e historias de pacientes. Una ingesta adecuada de calcio parece proteger contra la toxicidad por plomo. El tratamiento de la toxicidad por plomo sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Osteomalacia/raquitismo (C)

    Tanto el raquitismo como la osteomalacia (ablandamiento de los huesos) se consideran comúnmente como enfermedades causadas por una deficiencia de vitamina D. Sin embargo, la deficiencia de calcio también puede ser otra causa en áreas soleadas del mundo donde no se esperaría una deficiencia de vitamina D. El gluconato de calcio se usa como complemento en el tratamiento de raquitismo y osteomalacia, así como un agente terapéutico independiente para el raquitismo por deficiencia diferente a la vitamina D. Se continúa investigando la importancia del calcio por sí solo en el tratamiento y prevención de raquitismo y osteomalacia. El tratamiento del raquitismo y osteomalacia sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Prevención de osteoporosis (inducida por esteroides) (C)

    La suplementación de calcio en pacientes que inhalan altas dosis de esteroides para el asma por periodos prolongados, puede reducir la pérdida ósea debido a la ingesta de esteroides. Se ha demostrado que el tratamiento con el medicamento por prescripción pamidronato con calcio parece ser superior que el calcio solo para prevenir la osteoporosis inducida por corticosteroides. Se ha informado que los esteroides inhalados obstaculizan el metabolismo óseo normal y se les asocia con una disminución en la densidad mineral ósea. Los resultados indican que la administración a largo plazo de esteroides inhalados en altas dosis induce la pérdida ósea que se puede prevenir con la suplementación de calcio con o sin el medicamento por prescripción etidronato. Deben realizarse estudios a largo plazo con más pacientes para confirmar estos hallazgos preliminares.

  • Cáncer de próstata (mayor riesgo) (C)

    La falta de consenso entres estos estudios indica interacciones complejas entre los factores de riesgo del cáncer de próstata. Hasta tanto la relación entre el calcio y el cáncer de próstata no se aclare, es razonable que los hombres consuman la ingesta recomendada por la Junta de Alimentos y Nutrición del Institute of Medicine. El tratamiento del cáncer de próstata sólo se debe realizar con la supervisión de un profesional de la salud calificado.

  • Pérdida de peso (C)

    En varios estudios, las dietas con mayor densidad de calcio (altos niveles de calcio por total de calorías) se han asociado con una menor incidencia de sobrepeso u obesidad. Aunque se necesitan más investigaciones para entender las relaciones entre la ingesta de calcio y la grasa corporal, estos hallazgos recalcan la importancia de mantener una ingesta de calcio adecuada mientras se hacen dietas o se intenta perder peso.

  • Trastornos vaginales (atrofia, desgaste o adelgazamiento del tejido vaginal) (D)

    Descontinuar el tratamiento de una terapia tópica de reemplazo hormonal y cambiarse a un tratamiento de calcio con vitamina D empeoró la atrofia vaginal en un estudio. Se reportaron aumentos en el dolor o dificultad durante las relaciones sexuales e incontinencia urinaria. Los síntomas menopáusicos de oleadas de calor y sudoración nocturna también empeoraron con la terapia de calcio más vitamina D.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse cuando se conocen alergias/hipersensibilidad a los suplementos de calcio o a cualquiera de sus ingredientes. Algunas personas son intolerantes a la lactosa. Los productos lácteos contienen lactosa y son una fuente alimenticia común de calcio. La intolerancia a la lactosa puede causar retortijones, hinchazón, gases y diarrea. La intolerancia a la lactosa afecta a la población en diferentes grados.

Deben evitar los suplementos de calcio en caso de hipercalcemia (niveles altos de calcio en la sangre) o sensibilidad a cualquiera de los componentes de suplementos que contienen calcio. Las afecciones que producen hipercalcemia incluyen la sarcoidosis (inflamación de los nódulos linfáticos y otros órganos), hiperparatiroidismo (altos niveles de la hormona paratiroidea) e hipervitaminosis D (altos niveles de vitamina D).

Efectos secundarios y advertencias

La suplementación de calcio es más bien segura cuando se administra por vía oral e intravenosa según lo recomiende un profesional de la salud calificado. El calcio es también seguro cuando se administra oralmente y correctamente en mujeres embarazadas y lactantes por parte de un profesional de la salud calificado. La ingesta de rutina en la dieta y la suplementación en las dosis recomendadas no tienen relación con efectos adversos significativos.

Evite los suplementos de calcio preparados a partir de dolomita, conchas de ostras o harina de hueso ya que dichos compuestos pueden contener niveles inaceptables de plomo. Se debe evitar el uso en pacientes con hipercalcemia (altos niveles de calcio), hipercalciuria (altos niveles de calcio en la orina), hiperparatiroidismo (altos niveles de la hormona paratiroidea), tumores en los huesos, toxicidad por digitalis, fibrilación ventricular (ventrículos del corazón se contraen en un ritmo desincronizado), cálculos renales, enfermedades o trastornos renales, y sarcoidosis (inflamación de los nudos linfáticos y otros tejidos).

La excreción de cantidades anormalmente grandes de calcio en la orina es un efecto secundario bien establecido.

Bajos niveles de calcio en la sangre y en los tejidos pueden causar sensación de hormigueo, entumecimiento, temblores y espasmos musculares (tetania). Es más probable que esta afección se deba a un desbalance hormonal en la regulación del calcio y no a una deficiencia en la dieta.

El exceso de calcio en la sangre puede presentarse sin síntomas o causar pérdida de apetito, náuseas, vómito, estreñimiento, dolor abdominal, boca seca, sed, orina frecuente y depósitos de calcio en el corazón y riñones. Una hipercalcemia más grave podría resultar en confusión, delirio, coma, y si no se trata, en la muerte. Sólo se ha informado de hipercalcemia con el consumo de grandes cantidades de suplementos de calcio por lo general combinadas con antiácidos, particularmente en el pasado cuando las úlceras pépticas se trataban con grandes cantidades de leche, carbonato de calcio (antiácido) y bicarbonato de sodio (álcali absorbible).

Evítense las altas dosis de calcio sin alimentos en personas sensibles a la formación de cálculos renales de calcio, ya que la suplementación de calcio en la ausencia de alimentos podría asociarse con un mayor riesgo de formación de cálculos de oxalato de calcio. Se debe consultar a un profesional de la salud calificado en caso de sensibilidad a los cálculos renales antes de tomar suplementos de calcio.

Deben tener precaución quienes presentan acloridria (ausencia de ácido hidroclórico en los jugos gástricos) ya que los niveles bajos de ácido gástrico durante la digestión reduce la excreción de fosfato y calcio en la orina. Sería recomnedable tomar carbonato de calcio con los alimentos para estimular la producción de ácidos gástricos. Se debe consultar con un proveedor de la salud calificado.

Se debe evitar el cigarrillo ya que éste disminuye la absorción intestinal del calcio y puede conducir a una menor densidad mineral ósea.

Se debe tener precaución cuando se consumen grandes cantidades de vitamina D. El exceso de calcio en la sangre (hipercalcemia) puede provocar náuseas, vómito y depósitos de calcio en el corazón y riñones. Esto por lo general resulta de dosis excesivas de vitamina D, y puede ser fatal en infantes. Consulte con un proveedor de la salud calificado.

Deben tener precaución las personas con arritmias del corazón y fibrilación ventricular (latidos irregulares del corazón). Las fluctuaciones grandes en el calcio libre durante una infusión intravenosa de calcio pueden causar que el corazón se desacelere o que lata rápidamente. Aunque parece ser que el calcio ofrece beneficios para la densidad ósea y la osteoporosis, debe usarse con precaución en mujeres posmenopáusicas debido una mayor posibilidad de efectos secundarios cardiovasculares. Se debe consultar a un proveedor de servicios de salud calificado.

Embarazo y lactancia

El Comité Permanente de la Junta de Evaluación Científica de la ingesta diaria de referencia, alimentos y nutrición indica que las recomendaciones actuales de calcio para mujeres que no están embarazadas son también suficientes para mujeres embarazadas debido a que la absorción de calcio aumenta durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas son especialmente vulnerables a una renovación ósea acelerada debido al estrés fisiológico del embarazo y la lactancia. Los estudios indican que las mujeres embarazadas deben tomar suplementos de calcio para evitar la pérdida de densidad ósea. La National Academy of Sciences recomienda que las mujeres embarazadas o lactantes consuman calcio todos los días. Para adolescentes embarazadas, la ingesta recomendada es mayor.

Se debe consultar a un profesional de la salud calificado para determinar la dosis durante el embarazo y la lactancia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La absorción de aluminio intestinal es mayor en pacientes saludables y con insuficiencia renal que toman incluso pequeñas cantidades de citrato de calcio. Como resultado, todos los preparados que contienen citrato están contraindicados para pacientes con insuficiencia renal crónica que toman compuestos que contienen aluminio.

Los anticonvulsivos disminuyen la absorción de calcio al incrementar el metabolismo de la vitamina D. La ingesta de anticonvulsivos puede conducir a hipocalcemia (bajo nivel de calcio en la sangre) y ablandamiento de los huesos (osteomalacia).

La ingesta de un bifosfonato y calcio puede disminuir la absorción del bifosfonato. Los pacientes deben tomar bifosfonatos al menos 30 minutos antes que el calcio. Idealmente, los dos se debería consumir a diferentes horas del día.

La cafeína puede aumentar la excreción de calcio urinario y se ha relacionado con la osteoporosis; sin embargo, la investigación no es clara. La cafeína tiene un efecto menor en la absorción de calcio.

El calcitriol es una forma de vitamina D que se usa para tratar y prevenir los niveles bajos de calcio en la sangre de los pacientes cuyos riñones o glándulas paratiroides (glándulas en el cuello que liberan sustancias naturales para controlar la cantidad de calcio en la sangre) no funcionan normalmente.

Cuando se administra por vía intravenosa, el calcio puede reversar los efectos de los bloqueadores de los canales de calcio (comúnmente usados para la presión arterial alta). Entre los bloqueadores de los canales de calcio se incluyen: nifedipina (Adalat®, Procardia®), verapamil (Calan®, Isopin®, Verelan®), diltiazem (Cardizem®), isradipina (DynaCirc®), felodipina (Plendil®) y amlodipina (Norvasc®).

La colestiramina (comúnmente usada para el colesterol alto) puede reducir la absorción de vitamina D, la cual a su vez, reduce la absorción del calcio.

Los corticosteroides (comúnmente usados para inflamación) pueden causar pérdida ósea significativa (osteoporosis) si no se cumple con el nivel recomendado de ingesta de calcio y vitamina D.

Se debe supervisar el nivel calcio si se toma el medicamento digoxina para el ritmo cardiaco, debido a una interacción potencial con los niveles altos de calcio en la sangre y la necesidad de mantener niveles adecuados. Los pacientes que toman digoxina deben consultar con un profesional de la salud calificado antes de usar suplementos de calcio.

El alcohol puede afectar el estado del calcio al reducir la absorción intestinal de calcio. También puede inhibir las enzimas en el hígado que ayudan a convertir la vitamina D a su forma activa, la cual a su vez reduce la absorción de calcio. Sin embargo, se desconoce la cantidad de alcohol necesaria para afectar la absorción de calcio. La evidencia es contradictoria en este momento en cuanto a si el consumo moderado de alcohol es útil o dañino para los huesos.

Los antibióticos fluroquinolona forman complejos con calcio en el tracto gastrointestinal, lo cual puede conducir a una menor absorción de ambos si se toman al mismo tiempo.

Es posible que el uso de bloqueadores H2 (como ranitidina comúnmente usada para tratar el reflujo de ácidos) en combinación con el carbonato de calcio o el fosfato de calcio podría interferir con la absorción de estas sales de calcio.

La terapia de reemplazo de hormonas por sí sola podría vincularse con una caída en la eficiencia de la absorción de calcio. Sin embargo, los efectos de preservación ósea del tratamiento de estrógenos se aumentan con la suplementación de calcio. El estrógeno aumenta la absorción del calcio suplementario en mujeres posmenopáusicas.

El uso de hexafosfato de inositol (ácido fítico) y calcio podría reducir la absorción del calcio.

El aceite mineral o los laxantes estimulantes (cáscara, sena y bisacodil), cuando se usan por periodos prolongados, pueden reducir la absorción de calcio y vitamina D en la dieta, lo que a menudo provoca osteomalacia (ablandamiento de los huesos).

Se ha descubierto que la ingesta de levotiroxina (synthroid, levothroid, levoxyl) al mismo tiempo que el carbonato de calcio reduce la absorción de levotiroxina y aumenta los niveles séricos de tirotropina. La levotiroxina puede pegarse al carbonato de calcio en un medio acídico, lo que puede bloquear su absorción.

Los diuréticos de asa incluyen la furosemida (Lasix®), bumetanida (Bumex®), ácido etacrinico (Edecrin®) y torsemida (Demadex®), en altos niveles, pueden reducir los niveles séricos de calcio ya que aumentan la excreción de calcio por la orina.

Se ha demostrado que el orlistat (Xenical®) induce un aumento relativo en la renovación ósea (mayor absorción o pérdida ósea), lo que puede deberse a la mala absorción de vitamina D y/o calcio.

El efecto del fósforo de la dieta en el calcio es mínimo. Algunos investigadores especulan que los efectos perjudiciales de consumir alimentos ricos en fosfato como las bebidas carbonadas se debe al reemplazo de la leche con soda en vez del nivel de fosfato mismo.

Aumentar la ingesta de potasio en una dieta baja en sodio puede ayudar a disminuir la excreción de calcio particularmente en mujeres postmenopáusicas.

El uso de inhibidores de la bomba de protones (como el esomeprazol que se usa para tratar las úlceras) y el carbonato de calcio o fosfato de calcio al mismo tiempo pueden causar una menor absorción de estas sales de calcio.

Por lo general, el sodio en la dieta y la proteína pueden aumentar la excreción de calcio a medida que se aumenta la ingesta de los mismos. Sin embargo, si un alimento con alto contenido de proteína y sodio también contiene calcio, esto puede ayudar a contrarrestar la pérdida de calcio.

El calcio puede formar complejos con sotalol (una droga beta-bloqueadora para el tratamiento de latidos irregulares), lo que reduce su absorción. Se debe contactar a un médico con el fin de terminar el momento óptimo para las dosis. Los pacientes que toman suplementos de calcio deben consultar con un profesional de la salud calificado.

La ingesta de una tetraciclina y de calcio puede disminuir la absorción de la tetraciclina, incluida la doxiciclina, minociclina y tetraciclina. Debe transcurrir entre dos y cuatro horas entre las tetraciclinas y los suplementos de calcio.

Las tiazidas son diuréticos que reducen la excreción de calcio de los riñones. Entre éstas se incluyen: clorotiazida (Diuril®), hidroclorotiazida (HydroDIURIL®, Esidrix®), indapamida (Lozol®), metolazona (Zaroxolyn®) y clortalidona (Hygroton®).

También es posible una interacción entre levotiroxina (una hormona tiroidea) y el carbonato de calcio.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El carbonato de calcio y el hidróxido de aluminio combinados han producido un aumento significado en los niveles de aluminio sérico y en la orina.

El uso combinado de hexafosfato de inositol (ácido fítico) y calcio puede disminuir la absorción del calcio.

La inulina, que se encuentra en el queso fresco, no parece afectar de manera aguda las concentraciones séricas de calcio ionizado.

Los laxantes estimulantes (cáscara, sena y bisacodil) pueden reducir la absorción de calcio y vitamina D en la dieta, cuando se usan por periodos prolongados, lo que provoca a menudo osteomalacia (ablandamiento de los huesos).

Combinar sales de calcio puede aumentar la absorción o alterar la eficacia.

Las grandes dosis de sales de magnesio pueden provocar hipocalcemia (bajos niveles de calcio en la sangre). Los suplementos de magnesio oral no afectan la absorción de calcio.

Es posible que el uso combinado de hierro y calcio no inhiban la absorción de hierro en el largo plazo. El uso combinado de fluoruro, magnesio, zinc y calcio, pueden disminuir la absorción de estos minerales. Sin embargo, estas posibles interacciones con minerales no han demostrado una importancia clínica.

El aceite mineral puede interferir con la utilización y retención del calcio al reducir la absorción del calcio y la vitamina D.

El uso combinado de fructo-oligosacáridos no digestibles o inulina y calcio puede aumentar la absorción de calcio en el colon.

El calcio tomado por vía oral puede aglutinarse con el fosfato en el intestino, evitando así su absorción y reduciendo la hiperfosfatemia (altos niveles de fosfato en la sangre), la cual se relaciona con la insuficiencia renal. El carbonato de calcio o el acetato de calcio se usan para este propósito, mientras que el citrato de calcio no se recomienda ya que éste aumenta la absorción de aluminio.

No obstante los efectos de una ingesta alta de fósforo para el balance del calcio y la salud ósea no es claro actualmente, la substitución de grandes cantidades de bebidas gaseosas por leche y otras fuentes de calcio en la dieta es causa de preocupación respecto a la salud ósea en adolescentes y adultos. El efecto del fósforo de la dieta en el calcio es mínimo.

Los informes muestran que una mayor ingesta de sodio resulta en una mayor pérdida de calcio en la orina, lo cual indica que se puede lograr el efecto de reducir la pérdida ósea mediante el incremento de la suplementación de calcio al reducir la excreción diaria de sodio en la mitad.

La ingesta de alginato de sodio y calcio pueden disminuir la absorción de calcio.

También se ha encontrado que el uso excesivo de la vitamina A altera la renovación ósea. Demasiada vitamina A preformada puede promover fracturas. Se deben evitar los suplementos de vitamina con grandes cantidades de vitamina A preformada, a menos que lo indique un médico. La vitamina A en la forma de beta-caroteno no parece aumentar el riesgo de fracturas.

El uso de vitamina D y calcio aumenta la absorción del calcio. La vitamina D es importante y se recomienda para una absorción óptima del calcio.

Dosificación:

General

Una buena fuente alimenticia de calcio contiene una cantidad substancial de calcio respecto al contenido calórico y aporta al menos 10% de la porción nutricional recomendada en EE.UU. (RDA) para calcio en un tamaño de porción selecta. La asignación RDA de calcio es 1,000 mg diarios para adultos (excepto las mujeres embarazadas o lactantes) y los niños mayores de cuatro años, y es la que se usa en las etiquetas estándar de nutrición de los alimentos. Esta asignación está basada en la RDA de 1968 para 24 categorías según sexo y edad definidas por la Junta de Alimentos y Nutrición de la National Academy of Sciences. Las recomendaciones de ingesta adecuada publicadas en agosto de 1997 se establecieron en 1,000 mg para hombres y mujeres en edades de 19-50 y 1,200 mg para individuos mayores de 50 años.

Adultos (mayores de 18 años)

Se han tomado dosis que oscilan entre 400-3,000 mg diarios de complemento de calcio por vía oral en varios estudios. Se debe tomar en cuenta que hay muchas formas disponibles. Las diferentes afecciones pueden requerir una dosificación única y se deben analizar con un proveedor de la salud calificado. Un proveedor de la salud calificado puede administrar calcio por vía intravenosa.

Niños (menores de 18 años)

Se ha administrado suplemento de calcio en adolescentes saludables en dosis de 1,000 mg diarios en la forma de citrato malato de calcio durante 14 días, o 1,000 mg en una tableta de calcio efervescente al día. También se ha administrado una dosis de 850 mg diarios por vía oral en los productos alimenticios a niños antes de la pubertad. Para ciertas indicaciones se podrían recomendar dosis especiales por parte de un proveedor de la salud calificado.

Referencias:

  • Bolland MJ, Barber PA, Doughty RN, et al. Vascular events in healthy older women receiving calcium supplementation: randomised controlled trial. BMJ 2008 Feb 2;336(7638):262-6.
  • Checa MA, Garrido A, Prat M, et al. A comparison of raloxifene and calcium plus vitamin D on vaginal atrophy after discontinuation of long-standing postmenopausal hormone therapy in osteoporotic women. A randomized, masked-evaluator, one-year, prospective study. Maturitas 9-16-2005;52(1):70-77.
  • Day GM, Chance GW, Radde IC, et al. Growth and mineral metabolism in very low birth weight infants. II. Effects of calcium supplementation on growth and divalent cations. Pediatr Res 1975;9(7):568-575.
  • Devine A, Dick IM, Heal SJ, et al. A 4-year follow-up study of the effects of calcium supplementation on bone density in elderly postmenopausal women. Osteoporos Int 1997;7(1):23-28.
  • Domrongkitchaiporn S, Ongphiphadhanakul B, Stitchantrakul W, et al. Risk of calcium oxalate nephrolithiasis in postmenopausal women supplemented with calcium or combined calcium and estrogen. Maturitas 2-26-2002;41(2):149-156.
  • Elders PJ, Lips P, Netelenbos JC, et al. Long-term effect of calcium supplementation on bone loss in perimenopausal women. J Bone Miner Res 1994;9(7):963-970.
  • Hanzlik RP, Fowler SC, Fisher DH. Relative bioavailability of calcium from calcium formate, calcium citrate, and calcium carbonate. J Pharmacol Exp Ther 2005;313(3):1217-1222.
  • Hyman J, Baron JA, Dain BJ, et al. Dietary and supplemental calcium and the recurrence of colorectal adenomas. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev 1998;7(4):291-295.
  • Jorde R, Szumlas K, Haug E, et al. The effects of calcium supplementation to patients with primary hyperparathyroidism and a low calcium intake. Eur J Nutr 2002;41(6):258-263.
  • Luengo M, Pons F, Martinez de Osaba MJ, et al. Prevention of further bone mass loss by nasal calcitonin in patients on long term glucocorticoid therapy for asthma: a two year follow up study. Thorax 1994;49(11):1099-1102.
  • Mazokopakis EE, Giannakopoulos TG, Starakis IK. Interaction between levothyroxine and calcium carbonate. Can Fam Physician 2008 Jan;54(1):39.
  • McDonough RP, Doucette WR, Kumbera P, et al. An evaluation of managing and educating patients on the risk of glucocorticoid-induced osteoporosis. Value Health 2005;8(1):24-31.
  • Reid I, Ames RW, Evans MC, et al. Effect of calcium supplementation on bone loss in postmenopausal women. N Engl J Med 2-18-1993;328(7):460-464.
  • Rudnicki M, Hojsted J, Petersen LJ, et al. Oral calcium effectively reduces parathyroid hormone levels in hemodialysis patients: a randomized double-blind placebo-controlled study. Nephron 1993;65(3):369-374.
  • Thys-Jacobs S, Ceccarelli S, Bierman A, et al. Calcium supplementation in premenstrual syndrome: a randomized crossover trial. J Gen Intern Med 1989;4(3):183-189.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad