SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Apio, remedio para regular la presión arterial

Por -
Apio, remedio para regular la presión arterial
CRÉDITO: THINKSTOCK

Tener la presión arterial alta puede ser muy peligroso, aumenta el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular (ataque cerebral). Si quieres mantenerla a raya, incluir apio en tu alimentación puede ser una excelente opción. Aquí te decimos por qué.

Cultivado desde hace siglos por egipcios, griegos y romanos, el apio no tenía en un principio un valor culinario sino más bien aromático, hasta que Hipócrates, médico griego, considerado el padre de la medicina, lo elogió como potente diurético.

El apio es rico en vitaminas, B1, B2 y B16, y diversas sales minerales (potasio, fósforo, sodio, magnesio, silicio y zinc). Está compuesto por un 95% de agua, por lo que de 2 troncos de apio medianos de unas 8 pulgadas (20 cm) de largo, sólo contienen 12 calorías y 0.2 gramos de grasas. Además, es un vegetal muy versátil y puede ser ingrediente de diversos guisos, sopas, caldos, jugos y ensaladas.

Incluirlo de forma regular en tu alimentación sería una excelente arma para luchar contra la presión arterial alta. Según un estudio de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, el apio ayuda a mejorar la circulación sanguínea gracias a un compuesto llamado 3-n-butylphtalide, o ftalida (da su sabor y aroma al vegetal) que tiene actividad hipotensora, es decir, relaja los músculo alrededor de las arterias, dilata los vasos sanguíneos y facilita el flujo sanguíneo.

Además, de acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, en EE.UU., el apio es un diurético natural, es decir, ayuda a eliminar el exceso de agua del organismo a través de la orina, lo que a su vez, reduce la tensión contra las paredes arteriales y con ello, la presión arterial.

Dicho beneficios se debería a su riqueza en aceites esenciales como el apiol, limoneno, selineno y asparagina, mismos que favorecen la actividad de los riñones, estimulando la acción depurativa, mientras que el potasio y el sodio ayudan al cuerpo a deshacerse del exceso de líquido.

Por su textura crujiente, tierna y fibrosa, los tallos del apio resultan un buen ingrediente para ensaladas, mientras que las semillas pueden ser usadas como condimento, basta molerlas y mezclarlas con sal para obtener sal de apio. El apio se debe consumir preferiblemente crudo, ya sea en una ensalada o en jugos, también puedes combinarlo con otras hortalizas frescas.

También te puede interesar:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad