SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Danza infantil: no tanto ejercicio como crees

Por -
Danza infantil: no tanto ejercicio como crees
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

La danza es una forma divertida de hacer ejercicio, a la vez que mejoran ciertos aspectos relacionados con la motricidad y la sociabilización. Sin embargo, un estudio descubrió que las niñas y adolescentes que las eligen no se mueven tanto como se cree, ni se cumple la hora diaria de ejercicio recomendada por los CDC.

Muchos padres envían a sus hijos a clases de danza, ya que es una forma divertida de hacer actividad física. Pero un estudio realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de California, en San Diego, sugiere que en la mayoría de estas clases se gastan menos calorías de las que haría falta. 

La investigación fue publicada a mediados de mayo en el journal Pediatrics e indica que durante la tercera parte de una clase de danza, las niñas de 5 a 18 años hacen actividad física entre moderada y vigorosa. El resto del tiempo lo pasan paradas,  elongando o prestando atención, según se observó en clases de distintos tipos de danza. 

Uno de los autores del estudio, James Sallis, PhD y profesor del Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública, explicó que la danza es una de las actividades preferidas por los más pequeños (sobre todo niñas) para hacer actividad física. La danza ayuda a mejorar aspectos sociales, culturales y de desarrollo, y también tiene beneficios estéticos. 

Según los Centros para el control y prevención de enfermedades de EE.UU. (CDC), los niños y adolescentes de entre 6 y 17 años deben hacer al menos 60 minutos diarios de actividad física, que deben incluir ejercicio aeróbico entre moderado y vigoroso. Pero el estudio de San Diego demostró que por clase de danza, los participantes solo hicieron un promedio de 17 minutos de actividad física entre moderada y vigorosa.  

Kelli Cain, también participante del estudio, explicó que en el estudio se incluyeron datos de 264 niñas de 66 clases de danza, impartidas en 17 estudios privados y 4 centros comunitarios de San Diego. Los estilos de danza observados fueron: ballet, jazz, hip hop, flamenco, salsa/ballet, folklórico, tap y danza con partenaire (baile de salón, merengue y swing). 

El tiempo de duración promedio de cada clase fue de 49 minutos. Durante ellos, la actividad física fue medida con acelerómetros, dispositivos que miden la intensidad de movimiento cada 15 segundos.

Los "bailarines" participantes fueron niñas de 5 a 10 años y adolescentes de 11 a 18 años, y en todas las clases se observó que las más pequeñas son más activas que las adolescentes. El hip hop resultó ser la actividad más movida: tanto niñas como adolescentes hicieron actividad física entre moderada y vigorosa durante el 57% de la clase. En cambio en la clase de flamenco, solo se observó una actividad física entre moderada y vigorosa durante el 14% de la clase. 

Sallis explica que en EE.UU. hay 32,000 estudios de danza privados, y sugiere que podrían servir para que niños y adolescentes hagan más actividad física. Esto sería posible si se propusieran cumplir el período de 60 minutos diarios sugerido por los CDC. 

Otra estrategia sería programar una mayor participación en las clases, y segmentos más largos de actividad vigorosa. Esto podría ayudar a que los alumnos se muevan más. Los investigadores concuerdan en que no hay nada mejor que la actividad física para la salud física y mental para los jóvenes.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad