SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las aves de corral siguen recibiendo antibióticos prohibidos

Por HealthDay -
Las aves de corral siguen recibiendo antibióticos prohibidos

Se hallaron fluoroquinolonas en 8 de 12 muestras evaluadas de subproductos, afirman investigadores

JUEVES, 5 de abril (HealthDay News) -- Hay pruebas de que una clase de antibióticos prohibidos en las aves de corral en 2005 se sigue usando en la producción avícola de EE. UU., señala un estudio reciente.

Esos antibióticos, llamados fluoroquinolonas, se usan para tratar infecciones bacterianas graves en las personas, sobre todo infecciones que son resistentes a clases más antiguas de antibióticos.

Uno de los principales motivos de que la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE. UU. prohibiera el uso de fluoroquinolonas en las aves de corral en 2005 fue la creciente tasa de resistencia de la bacteria Campylobacter a este tipo de antibióticos.

En el estudio, los investigadores analizaron la harina de plumas, un subproducto de la producción avícola que se fabrica con las plumas de las aves y que es un aditivo común en el pienso para pollos, cerdos, ganado y pescado.

Los investigadores señalaron que les sorprendió hallar fluoroquinolonas en ocho de las doce muestras de harina de plumas de distintos estados. La presencia de fluoroquinolonas en la harina de plumas sugiere que las aves recibieron los antibióticos antes de ser sacrificadas, explicaron los investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins y de la Universidad Estatal de Arizona.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Environmental Science & Technology.

Las fluoroquinolonas son una clase de antibióticos que incluyen a ciprofloxacina (Cipro, Proquin), enoxacina (Penetrex) y levofloxacina (Levaquin), entre otros.

"El descubrimiento de ciertos antibióticos en la harina de plumas sugiere contundentemente el uso continuado de estos fármacos, a pesar de la prohibición de la FDA en 2005", aseguró en un comunicado de prensa de la Hopkins el autor líder David Love.

"Desde hace mucho, la comunidad de salud pública se siente frustrada con la falta de disposición de la FDA de abordar eficazmente los antibióticos que se administran a los animales para consumo", añadió.

Keeve Nachman, coautor del estudio y director del Programa de Agricultura para el Futuro del Centro para un Futuro Habitable de la Johns Hopkins, dijo que la resistencia a las fluoroquinolonas debería haberse reducido desde la prohibición.

"Con una prohibición como esta, se esperaría un declive en la resistencia a estos fármacos", anotó Nachman. "El uso continuado de fluoroquinolonas y la contaminación antibiótica no intencionada del pienso para las aves de corral podría explicar por qué se siguen encontrando altos niveles de Campylobacter resistente a las fluoroquinolonas en los productos comerciales de carne de ave más de media década tras la prohibición".

Un grupo que representa al sector avícola se mostró en desacuerdo con el informe.

En una declaración publicada el jueves, el Consejo Nacional del Pollo (National Chicken Council) afirmó que "los antibióticos solo se usan con moderación en la producción de pollo, y solo se usan los aprobados por la FDA. Una mayoría de los antibióticos usados para tratar y prevenir enfermedades en el pollo no se usan en medicina humana, o sea que la amenaza de crear resistencia en los humanos prácticamente se reduce a cero".

El grupo añadió que ellos "y muchos en los campos de medicina, veterinaria y agricultura ponemos en duda cualquier relación sustancial entre el uso veterinario de antibióticos y la resistencia en humanos, o su base científica".

Pero Nachman considera que los hallazgos muestran una necesidad de una regulación más estricta.

"Creemos firmemente que la FDA debe monitorizar qué fármacos se ponen en el pienso para los animales", enfatizó Nachman. "Según lo que he aprendido, me preocupa que los nuevos documentos de pautas de la FDA, que llaman a medidas voluntarias por parte del sector, serán ineficaces. Al observar la harina de plumas, y descubrir un fármaco prohibido hace casi seis años, tenemos muy poca confianza en que se deba permitir al sector de producción de animales de consumo que practique la autorregulación".

Cuando se introducen antibióticos en el pienso y el agua de aves criadas industrialmente en EE. UU., el propósito es fomentar el crecimiento, no tratar enfermedades, señalaron los expertos.

Más información

La Alianza para el Uso Prudente de Antibióticos (Alliance for the Prudent Use of Antibiotics) ofrece más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad