SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La tasa de gonorrea se dispara en California

Por Barbara Feder Ostrov/California Healthline -
La tasa de gonorrea se dispara en California
CRÉDITO: CDC

Las tasas de gonorrea, una enfermedad de trasmisión sexual, están aumentando dramáticamente en California, especialmente entre hombres que tienen sexo con hombres y hombres bisexuales, de acuerdo con nuevos datos de salud del estado.

La tasa de gonorrea entre hombres de California de entre 15 y 44 años se disparó un 54 por ciento entre 2011 y 2014, de acuerdo con datos difundidos recientemente por el Departamento de Salud Pública de California. Entre las mujeres en el mismo grupo de edad, alcanzó el 35 por ciento.

Un promedio de 34.000 casos de gonorrea entre los 15 a 44 años fueron reportados en California cada año entre 2012 y 2014, la mayoría de ellos entre hombres.

En contraste, la tasa nacional de gonorrea, calculada de forma ligeramente diferente que la de California, aumentó cerca de un 15 por ciento entre hombres de 15 a 44 años entre 2010 y 2013, la última información disponible para ese grupo.

Expertos en salud pública dicen que las razones del resurgimiento de la gonorrea en California son complejas. Puede reflejar un mejor testeo, que detecta los casos que no se habrían encontrado con anterioridad.

Otras posibles explicaciones incluyen bajo uso del condón entre los jóvenes y el aumento de Tinder y otras aplicaciones para “engancharse” que promueven el sexo con múltiples parejas. Pero expertos dicen que no hay suficiente información para adjudicar el crecimiento de las tasas de gonorrea a una sola causa.

Los médicos dicen que están frustrados porque no han hecho más progresos en el control de la enfermedad.

“Tenemos grandes pruebas, (y los) medicamentos son altamente efectivos”, dijo la doctora Heidi Bauer, jefa del Área de Control de Enfermedades de Trasmisión Sexual (Sexually Transmitted Disease Control Branch) del Departamento de Salud Pública de California. “Esto no debería ser un problema de salud en curso. Debemos ser capaces de hacer un trabajo mucho mejor”.

La enfermedad sigue diseminándose en parte porque algunas personas no informan a sus parejas para que éstas puedan tratarse, y los trabajadores de salud pública locales no siempre tienen los recursos para localizarlas e informarles, dijo Bauer.

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, (foto arriba, una micrografía electrónica de barrido de la bacteria) que puede ser trasmitida a través del sexo vaginal, oral y anal. A veces llamada "the clap", la enfermedad ha afectado a los humanos al menos desde los tiempos medievales.

La gonorrea puede ser curada con antibióticos, pero si se deja sin tratar, puede causar infertilidad o enfermedad pélvica inflamatoria, y aumentar el riesgo de contraer o trasmitir VIH. A menudo las mujeres no saben que están infectadas, porque muchas no experimentan síntomas.

 Los síntomas típicos en hombres incluyen secreción del pene o sensación de ardor al orinar. Pero no todos los hombres experimentan estos síntomas.

 Las tasas de otras enfermedades de trasmisión sexual (ETS) también están en aumento. La tasa de sífilis ha aumentado en California y a nivel nacional, aunque el número actual de casos es mucho menor que los de gonorrea. Las tasas de clamidia, que afecta a muchas más personas que la sífilis o la gonorrea, escaló cerca de 7 por ciento entre 2011 y 2014 entre hombres y mujeres de todas las edades.

Sin embargo, la tasa de Sida entre los californianos de 13 años y más ha bajado.

En el universo de las enfermedades de trasmisión sexual, la gonorrea tradicionalmente no ha sido tan preocupante para los oficiales de salud pública como el VIH/Sida o la sífilis, porque sus efectos no son tan severos y puede ser tratada fácilmente.

Sin embargo, nuevas cepas de la bacteria gonorrea resistente a los antibióticos, han puesto en alerta a los epidemiólogos en todo el mundo.

Afortunadamente, un nuevo y agresivo tratamiento para la gonorrea, que involucra a dos tipos de antibióticos, parece haber mantenido a esa cepa a raya en California, dijo Bauer.

Porque muchas infecciones de gonorrea no causan síntomas, los casos se están descubriendo cada vez más a través de examenes de rutina, dijo Bauer.

Las mayores tasas se concentran mayormente entre hombres que tienen sexo con hombres y hombres bisexuales, y en personas de entre 15 a 24 años. También hay diferencias regionales. Las tasas son más altas en el Valle Central de California y en la región de Sacramento que en otros lugares del estado. Estas diferencias podrían reflejar variaciones en pruebas y acceso a la atención médica.

 Los médicos ahora detectan infecciones asintomáticas en la boca y el ano, y algunas pruebas estándar para clamidia también detectan infecciones de gonorrea. El uso de PrEP—un regimen de medicación para prevenir la infección por VIH—también ha estimulado más pruebas, porque los médicos recomiendan que las personas que están usando el regimen sean testeadas para ETS cada tres meses.

Bauer sugirió que los californianos con nuevo seguro médico bajo la Ley de Cuidado de Salud (Affordable Care Act, ACA) y la expansión del Medicaid estatal también pueden haber aumentado el acceso a las pruebas.

Pero el hecho de que más gente esté asegurada no significa que tenga acceso al tratamiento, particularmente en las áreas rurales, dijo Claire Feldman, directora de los Programas de Prevención de ETS en el Estado (Statewide STD Prevention Programs) para el Consejo de Salud Familiar de California (California Family Health Council), que recibe dinero federal para planificación familiar y servicios de salud reproductiva en clínicas en todo el estado.

Feldman apuntó que muchas clínicas de ETS gerenciadas por condados han cerrado porque cada vez más los médicos de atención primaria incluyen testeos para ETS entre sus servicios preventivos de cuidado de salud. Y hay muy pocos fondos para educación sobre salud sexual, particularmente entre los grupos de más alto riesgo, dijo.

“Hay más pruebas, pero eso no significa que se provean tratamiento y prevención para frenar las tasas de reinfección o la propagación de estas enfermedades de trasmisión sexual”, dijo Feldman. “Es un tema muy complejo y no hay respuestas fáciles”.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad