SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Científicos alertan sobre el peligro de las infecciones zombies

Por -
Científicos alertan sobre el peligro de las infecciones zombies
CRÉDITO: THINKSTOCK

Para referirse al peligro y contagio de las grandes epidemias de infecciones por virus, bacterias u hongos, un estudio científico utilizó analogías con los argumentos de exitosas películas de ciencia ficción y sobre zombies.

El mundo debe prepararse para evitar el apocalipsis zombie, pero no entres en pánico, “las historias de este tipo son una buena analogía para estudiar y explicar cómo sucede la propagación de las enfermedades infecciosas de la vida real”, dijo Tara Smith, autora de un reciente artículo e investigadora de enfermedades emergentes en la Universidad Estatal de Kent, en Ohio.

"Las infecciones Zombie: epidemiología, tratamiento y prevención" se llama el artículo publicado en British Medical Journal, donde se explica este tema.

En las películas de terror, "la mayoría de los brotes de zombies suceden a través de una infección", dijo Smith a Live Science. "Alguien entra en contacto con un virus o una bacteria o un hongo, y se vuelve zombi", agregó.

Smith comparó varias ficciones con posibles escenarios de grandes infecciones en la vida real.  Por ejemplo, relacionó lo ocurrido en “World War Z”, la película que protagoniza Brad Pitt donde un extraño virus surge en China y se expande a través de viajeros, poniendo en peligro la existencia de la raza humana, con lo que ocurrió en la vida real en 2002, con el Sindrome Agudo Respiratorio Severo (SARS) surgido en China. 

También analizó lo que ocurrió con el virus del Ébola modificado que se extendió por el Reino Unido en la película "28 Days Later" y sus semejanzas con la epidemia reciente del Ébola.

Lo que nos enseñan los zombies

Los zombies tienen características especiales. Según la definición del experto, Matt Mogk, quien escribió The Zombie Survival Guide, deben cumplir cuatro criterios: es un cadáver humano reanimado, posee una agresividad incansable, tiene una infección biológica y es altamente infeccioso. Aunque varían, todos presentan una característica común: transmiten la enfermedad vía mordisco.

Si bien no podemos ser mordidos por un muerto vivo, podemos entrar en contacto con virus a través de los fluidos corporales de una persona infectada, quien aún después de muerta, sigue contagiando, y nos infecta. El virus Solanum, que en la ficción provoca que una persona se vuelva zombie, se contagia a través de la sangre. 

“El Solanum tiene una tasa de mortalidad del 100%, y la exposición de los fluidos de un sujeto infectado conlleva indefectiblemente a la zombificación” explica la autora del estudio. A grandes rasgos, se trata de comparar las pestes que muchas personas pueden trasmitir después de muertas, algo que sucedió recientemente con el Ébola en casi todo el mundo.

Además de la infección por el virus Solanum, la ‘zombificación’ (infección) puede ser causada por la exposición a agentes no víricos, tal el caso de una forma específica de la bacteria Yersinia pestis –responsable de la Peste Negra–, de un hongo del género Cordyceps o de una cepa mutada de prion –una partícula infecciosa que ocasiona la encefalopatía espongiforme bovina o enfermedad de las vacas locas- explica la científica. 

Y una vez contraída la infección, la sintomatología varía en función del patógeno, el periodo de incubación no es uniforme. Y tampoco los síntomas, que pueden aparecer en tan solo unos segundos, en horas e incluso en días.

Como explica Tara Smith, “entre los síntomas que presenta la persona zombificada (infectada) ahora zombi, se encuentra el andar vacilante, la tendencia a gemir, la pérdida de destreza, cambios en los rasgos de personalidad y una eventual descomposición de la carne”, una exagerada, aunque buena comparación, de lo que ocurre con muchas infecciones.

La autora dijo que las soluciones planteadas en la ficción para escapar de las infecciones, deben ser consideradas como recursos necesarios para combatir las amenazas reales de las enfermedades pandémicas y la resistencia a los antibióticos. 

"La investigación, la financiación, la colaboración y la comunicación internacional, son necesarias para hacer frente a cualquier tipo de enfermedad emergente" concluyó Smith. 

Aunque los filmes no siempre son precisos a la hora de describir los virus, permiten educar. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) lanzaron hace un par de años una exitosa guía de preparación para desastres basada en un hipotético ataque zombie, una de las iniciativas de comunicación más exitosas de la entidad federal.

“Los zombies están bien instalados en la cultura popular y nos han servido para educar”, explicó el doctor Ali Khan, de los CDC. “Si estamos bien equipados para enfrentar a los zombies, también lo estaremos para enfrentar una pandemia, una catástrofe natural o un ataque terrorista”, concluyó.

Te puede interesar

Cómo protegerse de los zombies

Es posible morir de un susto

Krokodil, la droga que crea zombies

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad