SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Páncreas biónico para controlar la diabetes

Por -
Páncreas biónico para controlar la diabetes

Mantener un control riguroso de los niveles de glucosa en sangre sin necesidad de estar realizando pinchazos y mediciones frecuentes de forma manual, puede ser un sueño convertido en realidad para quienes padecen diabetes tipo 1. Científicos de la Universidad de Boston y del Hospital General de Massachussets en Estados Unidos, desarrollaron un nuevo dispositivo que arrojó resultados prometedores en las pruebas con pacientes.

Los hallazgos publicados en la revista New England Journal of Medicine y presentados durante la 74 Convención Internacional de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), muestran que el nuevo páncreas biónico bihormonal mejoró el control de la glucosa en la sangre más de lo que hicieron los monitores estándar y bombas de insulina al ser sometido a dos ensayos clínicos en pacientes.

Además se observaron menos casos de hipoglucemia y se redujo la necesidad de dosis de hidratos de carbono para aumentar el azúcar en la sangre, especialmente durante la noche.

"En los dos estudios este dispositivo superó con creces nuestras expectativas en términos de capacidad para regular la glucosa, prevenir la hipoglucemia y adaptarse automáticamente a las variadas y diferentes necesidades de adultos -algunos de los cuales eran muy sensibles a la insulina- y adolescentes, que normalmente requieren mayores dosis de insulina", destacó Edward Damiano, investigador principal del proyecto.

"Actualmente no hay una terapia estándar que pudiera compararse con los resultados que hemos visto", añadió.

El páncreas biónico bihormonal

El dispositivo tiene tres piezas: dos bombas del tamaño de un teléfono celular -una para la insulina y otra para el glucagón (sustancia que hace subir el nivel de glucosa en la sangre-, y un iPhone conectado a un monitor constante de glucosa.

Tres pequeñas agujas son insertadas bajo la piel del paciente, generalmente en el estómago, para conectar los aparatos, mismos que se guardan en un pequeño bolso y permiten controla en tiempo real los niveles de glucosa en sangre. En función de si estos niveles son altos o bajos, se activa una bomba u otra, es decir, se administra insulina o su hormona opuesta, glucagón.

“Una de las principales virtudes de este dispositivo es su capacidad para comenzar a controlar el nivel de azúcar instantáneamente, basándose sólo en el peso del paciente, y adaptar continuamente sus decisiones administrando insulina o glucagón en función de los requerimientos", comentó por su parte Firas El-Khatib, co autor del trabajo.

El páncreas biónico bihormonal está pensado para elevar la calidad de vida de quienes viven con diabetes tipo 1. Aproximadamente un 5% de las 29 millones de personas que tienen diabetes en Estados Unidos padecen del tipo 1 que es cuando el páncreas no produce insulina para convertir los alimentos en energía. Sin la insulina, hay un exceso de glucosa que permanece en la sangre. Con el tiempo, los altos niveles de glucosa en la sangre pueden causarle problemas serios en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes.

La temible diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se prevé que se convierta en la séptima causa de muerte en 2030 y el número de casos alcance los 552 millones, o un adulto de cada 10 en el mundo.

Según el informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés), el número de estadounidenses con diabetes aumentó de 26 millones en 2010 a 29 millones (el 9% de la población) en 2012. Una de cada cuatro personas con diabetes no sabe que sufre la enfermedad y otros 86 millones de adultos (más de un tercio de los adultos) tienen lo que los médicos denominan "prediabetes". Esto significa que sus niveles de azúcar en sangre son más altos de lo normal, pero que aún no son suficientemente altos como para ser clasificados como diabetes tipo 2

Para la ADA, las complicaciones de la diabetes representan una carga del 5 al 10% del presupuesto de salud de un país. En el 2012, en los EE.UU. se gastaron 245 mil millones de dólares en costos médicos directos, lo que incluye la atención hospitalaria y de emergencias, las consultas médicas y los fármacos. De esa cantidad, 69 mil millones de dólares representan los costos indirectos, lo que incluye una menor productividad en el trabajo o productividad perdida, así como la muerte prematura.

La ADA indica que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y que las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 morirán de 5 a 10 años antes que las personas sin diabetes debido a enfermedades cardiovasculares.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad