SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Diabetes: Más riesgo con dieta alta en proteína animal

Por -
Diabetes: Más riesgo con dieta alta en proteína animal
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Para evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2 la mayoría de los médicos aconsejan una alimentación sana y actividad física. Ahora, un grupo de científicos europeos van más allá y advierte que las personas que consumen muchas proteínas de origen animal tienen mayores probabilidades de desarrollar la enfermedad.

De acuerdo con la investigación realizado en la Universidad de Wageningen en los Países Bajos y publicada en la revista Diabetes Care quienes consumieron un promedio de 78 gramos diarios de proteína animal tuvieron un 22% más de posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Para llegar a dicha conclusión, los investigadores examinaron la información sobre la dieta e ingesta de proteínas, actividad física, peso, altura y circunferencia de la cintura de 11,000 personas que desarrollaron diabetes tipo 2 y la de 15,000 personas sin diabetes de 8 países europeos.

Proteína animal, la gran amenaza

Al comparar las dietas de las personas que desarrollaron diabetes con las de quienes no tenía la enfermedad se descubrió que aquellos que ingerían más proteína de origen animal, alrededor de 78 g/día, eran un 22% más propensos a que les diagnosticaran diabetes que los que consumían menos (36 g/día). La relación entre el riesgo de diabetes y la proteína animal fue más alta entre las mujeres obesas.

Después de tener en cuenta otros factores de riesgo de la diabetes, cada 10 gramos adicionales de proteína que las personas consumían cada día fue vinculado a un 6% de mayor probabilidad de desarrollar diabetes.

Los participantes que más proteína consumían obtenían el 15% de las calorías diarias de las carnes rojas, las carnes procesadas, la carne de ave, el pescado y los lácteos.

Más sobre las proteínas

De acuerdo con el Instituto del Corazón de Texas, las proteínas suministran al organismo los materiales necesarios para el crecimiento, el mantenimiento y la reparación de tejidos y músculos. Las proteínas también ayudan al organismo a elaborar hormonas. El organismo almacena la proteína sobrante en forma de grasa, la cual puede utilizarse como fuente de calorías de emergencia en caso de escasear los hidratos de carbono y las grasas.

Hay dos tipos principales de proteínas: proteína animal y proteína vegetal. Los alimentos ricos en proteína animal son la carne roja, el cerdo, el pescado, el pollo, los huevos y los productos lácteos. Ejemplos de alimentos que contienen proteína vegetal son el brócoli, las lentejas, las papas, las pastas, la harina de avena, el arroz, las nueces, los garbanzos, la soja y los frijoles (porotos) blancos y colorados.

Aunque los productos de origen animal son una buena fuente de proteína, el consumo excesivo de estos productos puede elevar los niveles de colesterol porque a menudo tienen un alto contenido de colesterol y grasa saturada.

La temible diabetes

La diabetes se ha convertido en una epidemia que afecta a casi 350 millones de personas en todo el mundo según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se prevé que se convierta en la séptima causa de muerte en 2030 y el número de casos alcance los 552 millones, o un adulto de cada 10 en el mundo.

Según las estadísticas de la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), unos 22.3 millones de personas en los Estados Unidos (hombres, mujeres y niños) han sido diagnosticados con diabetes, es decir, casi el 7% de la población total y 5 millones más que en 2007. Se estima que 6 millones de personas tienen diabetes pero no lo saben y se prevé que unas 44 millones de personas desarrollen la enfermedad en los próximos 15 años.

Para la ADA, las complicaciones de la diabetes representan una carga del cinco al diez por ciento del presupuesto de salud de un país. En el 2012, en los Estados Unidos se gastaron 245 mil millones de dólares en costos médicos directos, lo que incluye la atención hospitalaria y de emergencias, las consultas médicas y los fármacos. De esa cantidad, 69 mil millones de dólares representan los costos indirectos, lo que incluye una menor productividad en el trabajo o productividad perdida, así como la muerte prematura.

La ADA indica que es la cuarta causa de muerte a nivel mundial y que las personas diagnosticadas con diabetes tipo 2 morirán de 5 a 10 años antes que las personas sin diabetes debido a enfermedades cardiovasculares.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Diabetes a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad