SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo lucir una piel bronceada y saludable

Por HolaDoctor -
Cómo lucir una piel bronceada y saludable

La piel bronceada pasó a ser sinónimo de status, de alguien con posibilidades de pasar su tiempo viajando por lugares paradisíacos o bien practicando exclusivos deportes de invierno. 

 Hoy todas estos estereotipos quedaron un poco de lado y se busca lograr un equilibrio entre bronceado, estética y salud, y para ello el mercado ofrece una gran variedad de propuestas.

Antiguamente una mujer de piel blanca y traslúcida era un ícono de belleza, como se puede ver en películas e imágenes de época, en las que se protegían del sol con coquetas sombrillas y parasoles.  

Sólo quienes trabajaban al aire libre tenían la piel bronceada, y esto era sinonimo de pertenecer a una clase social màs baja. Para asegurarse una piel de porcelana se utilizaban ciertos recursos cosméticos como el polvo de arroz, pero a principios de los años ’20  todo cambiò.

Bronceado natural con sol

Es el procedimiento más sencillo y tradicional pero requiere preparar la piel antes y después de  cada exposición. Tal como aconseja el Dr. Leopoldo Montes, profesor de Dermatología de la Baylor University en Estados Unidos, se debe utilizar la protección adecuada para evitar daños en la piel y envejecimiento prematuro. "La epidermis contiene alrededor del 60% de agua. Es fundamental mantener la piel con este grado de hidratación, durante y después de tomar sol", explica el Dr. Montes.

La protección solar es importante ya que los rayos ultravioletas pueden llegar a causar quemaduras, alergia, envejecimiento y hasta cáncer de piel. Los dermatólogos recomiendan utilizar cremas con altos factores de protección solar y para ello hay productos resistentes o a prueba de agua y con distintos grados de bloqueo para los rayos ultravioletas UVA y UVB.  El bronceador se debe colocar 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarlo cada 2 horas. Es importante verificar la fecha de vencimiento de estos productos, ya que pasado cierto tiempo se inhiben sus propiedades y se pueden producir quemaduras. Hay que recordar que las consecuencias en la piel son acumulativas y suelen aparecer multiplicadas en el tiempo, por eso es que todos los tipos de piel necesitan un filtro solar.

Para quienes adhieren a las propuestas naturales, hay vegetales que constituyen un buen complemento a la hora de conseguir un bronceado atractivo. La zanahoria, por ejemplo, aporta carotenos al organismo que contribuyen a dar coloración a la piel. Se puede utilizar su jugo mezclado con alguna loción humectante y aplicarla generosamente sobre la piel. El aceite de coco puro es otra buena opción  gracias a su fácil penetración en la piel y su alto valor humectante y nutritivo que protege durante la exposición al sol.

Bronceadores sin sol

Según La Academia Americana de Dermatología, los productos más eficaces autobronceadores contienen dihydroxyacetona (DHA) como ingrediente principal activo. La DHA es un azúcar incoloro que se obtiene de las nueces, y actúa en las células de la piel provocando un cambio en la pigmentación que da apariencia de bronceado pero sin la exposición a los rayos UV.

Los autobronceantes se presentan en distintas formas: loción, spray, gel, toallitas, mousses o cremas, según en que parte del cuerpo se vaya a utilizar. Algunos productos vienen enriquecidos con hidratantes o revitalizantes y se presentan en distintas tonalidades según cada tipo de piel. En general las lociones y espumas son las más aptas para pieles secas, el gel es mejor para quienes tienen piel grasa o con acné,  las toallitas son ideales para aplicar en el rostro y el spray es para usuarios con menos tiempo ya que se absorben rápidamente. Todos estos productos dan un efecto de bronceado de alrededor de una semana.

Para conseguir mejores resultados es aconsejable preparar previamente la piel mediante  una exfoliación en la ducha utilizando una esponja natural. Luego se debe secar bien la piel y aplicar el producto de forma uniforme. Si se coloca en el rostro se deben evitar las cejas y raíz del cabello y no olvidar el olvidar cuello y las orejas. Las rodillas, codos, hombros y pliegues suelen tomar mayor coloración por lo que es mejor aplicar menos producto. Por último es importante poner una pequeña cantidad en el dorso de las manos para que éstas también tengan su efecto bronceado y luego lavar las palmas para que no queden coloreadas. Finalmente, se aconseja esperar que el producto se seque antes de vestirse para no manchar la ropa, y repetir la aplicación a las 24 horas si se desea adquirir un bronceado mas pronunciado.

El DHA suele tener un olor particular que algunas fórmulas comerciales han logrado mejorar, y algunas presentaciones como las toallitas faciales vienen aromatizadas (con vainilla, pepino melón o flores). Como ultima recomendación, el DHA puede llegar a resecar la piel, por lo que es necesario reforzar la humectación.

Bronceador en polvo

Es un producto en polvo a base de dihydroxacetona (DHA) que se combina a voluntad con lociones, sprays o cremas bronceadoras. Su agente reactivo provoca un bronceado que persiste durante alrededor de una semana.

Spray bronceador

Se puede aplicar en forma casera o en institutos especializados, donde el cliente se ubica en una cabina de bronceado utilizando un traje de baño o sin él si desea evitar marcas, se protegen los ojos con antiparras especiales y luego se le aplica una fina lluvia de solución bronceante con resultados casi inmediatos. Para quienes prefieran la aplicación en forma casera se debe tener especial cuidado de no manchar las toallas, piso y paredes del baño o lugar donde se realice el tratamiento.

Bronceadores instantáneos lavables

Es para mejorar el aspecto de la piel en forma temporal pero en realidad no broncean sino que colorean la piel en forma transitoria. No tiene el  olor característico de los autobronceantes químicos y son perfectos para zonas pequeñas o soluciones de último momento. Pueden manchar la ropa no usar con ropa blanca.

Camas y lámparas solares

Consisten en tubos que irradian rayos ultravioletas de onda larga UV-A que son los que favorecen el bronceado. Según manifiestan las empresas que los ofrecen, el riesgo de quemaduras será mucho menor que en contacto con el sol y proporcionan un más rápido e intenso efecto de bronceado. Sin embargo la Organización Mundial de la Salud señala que las camas solares tienen riesgo de cáncer de piel y que los menores de 18 años no deben utilizarla.

Pastillas bronceadoras

Contienen aditivos de color similares al beta-caroteno, la sustancia que le da a las zanahorias su color naranja. Los aditivos son depositados por todo el cuerpo tornándolo color como naranja. La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) no las ha  aprobado como agentes bronceadores ya que pueden ser perjudiciales

Aceleradores de bronceado

Se presenta en lociones o pastillas que contienen tirosina aminoácida o sus derivados, pero no son eficaces y pueden ser peligrosos. La FDA los considera medicamentos nuevos sin aprobación que no han demostrado ser seguros ni eficaces.



A

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad