SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Las pruebas de cáncer que realmente se necesitan

Por Consumer Reports -
Las pruebas de cáncer que realmente se necesitan
CRÉDITO: CONSUMER REPORTS

Hace algunos años, a las mujeres por lo regular se les recomendaba hacerse mamografías anuales a partir de los 40 años y a los hombres se les decía que la prueba en sangre de antígeno específico de la próstata (Prostate Specific Antigen, PSA por sus siglas en inglés) para detectar el cáncer de próstata podía salvarles la vida. Ahora, la Fuerza de trabajo de servicios de prevención de EE.UU. cuya asesoría ayuda a establecer una política de gobierno sobre las pruebas de detección, indica que las mujeres deben empezar a hacerse las pruebas de detección de cáncer de seno cada dos años, a los 50 años de edad y que los hombres pueden dejar de hacerse la prueba de PSA.

Y la lista de revisiones, adaptaciones y cambios de opinión sobre las pruebas de detección sigue haciéndose más larga. Por ejemplo:

  • La Asociación Estadounidense de Gastroenterología advierte que aunque la colonoscopia salva vidas en el caso del cáncer colorrectal, algunas personas se hacen pruebas con más frecuencia de lo necesario, exponiéndose a riesgos innecesarios.
  • Un panel asesor de Medicare dijo en abril que la agencia no debe cubrir las pruebas de detección de cáncer de pulmón incluso en personas de alto riesgo, contradiciendo los consejos previos de la Fuerza de trabajo.
  • Un estudio publicado en línea en mayo por la revista Cancer descubrió que el cáncer cervical puede ser más común de lo que se creía anteriormente, especialmente en mujeres mayores, impulsando a sus autores a cuestionar el consejo de que la mayoría de mujeres pueden dejar de realizarse las pruebas de Papanicolaou después de los 65 años de edad. 
  • Minnesota se convirtió en el último de más de una docena de estados en aprobar una ley que requiere que se les informe a las mujeres si tienen “senos densos” después de una mamografía, aunque los expertos no están de acuerdo sobre qué es mejor para las mujeres que reciben esas noticias.

¿Por qué todo es tan complicado? Hablamos con los expertos, revisamos investigaciones recientes y llegamos a nuestros consejos sobre las pruebas de detección que necesita y las que no necesita, al menos por ahora.

PRUEBAS DE CÁNCER DE COLON:

Hágase las suficientes, pero no demasiadas.

La colonoscopia salva vidas pero implica riesgos, incluyendo sangrado y perforaciones del colon, así que no se debe practicar con más frecuencia de la necesaria. Para muchas personas, eso es una vez cada diez años. Sin embargo, algunos médicos recomiendan hacerlo con más frecuencia. Además, una encuesta de Consumer Reports en más de 10,000 suscriptores mayores de 50 años de edad descubrió que solo a aproximadamente una tercera parte de las personas a las que se les realizó la prueba de detección de cáncer se les informó acerca de las complicaciones de la prueba y solo al 10% de las personas a las que se les practicó una colonoscopia o sigmoidoscopía se les informó acerca de las opciones más simples y menos invasivas.

Opinión de CR: Las personas de 50 a 75 años de edad deben realizarse pruebas de detección de cáncer colorrectal. Si una colonoscopia no detecta el cáncer o los pólipos precancerosos, usualmente usted puede esperar diez años para su siguiente prueba. Si se detectan uno o dos pólipos pequeños, realícese una segunda prueba en 5 a 10 años. Si tiene pólipos más graves o está en un grupo de alto riesgo, pregúntele a su médico si necesita hacerse pruebas más frecuentes. Pregunte también acerca de otras alternativas: sigmoidoscopía (examen de la tercera parte inferior del colon) cada cinco años además de una prueba de heces cada tres años; o una prueba de heces cada año.

PRUEBAS DE CÁNCER CERVICAL:

Está bien dejar de hacerlas después de los 65 años de edad.

En 2012, la Fuerza de trabajo y otros grupos, incluyendo la Sociedad Estadounidense del Cáncer, indicaron que muchas mujeres podían pasar varios años sin hacerse la prueba de Papanicolaou y que la mayoría podían dejar de hacérsela después de los 65 años de edad. El nuevo estudio hizo que surgieran preguntas acerca de ese consejo. Este estudio encontró que algunas investigaciones habían subestimado la incidencia del cáncer al no considerar a las personas a las que se les había practicado una histerectomía, en que se extirpa el cérvix junto con el útero, eliminando el riesgo de cáncer cervical. Pero nuestros expertos opinan que ese hallazgo no garantiza que se regrese a los exámenes de detección de rutina después de los 65 años de edad. Incluso ajustando el estudio con las personas a las que se les practicó la histerectomía, el cáncer es poco común en mujeres mayores a las que se les practicaban pruebas de detección de forma regular y que no obtuvieron resultados anormales, indica la Asociación Estadounidense del Cáncer, y las pruebas no son tan exactas en estas personas.

Opinión de CR: Las mujeres de 21 a 30 años de edad deben realizarse una prueba de Papanicolaou cada tres años. Las mujeres de 30 a 65 años pueden dejar pasar cinco años entre las pruebas si se realizan una prueba del virus de papiloma humano (VPH) al mismo tiempo para comprobar que no esté presente el virus que puede causar el cáncer. Las mujeres mayores de 65 años de edad que tienen historial de resultados normales en las pruebas no necesitan hacerse otras pruebas.

PRUEBAS DE CÁNCER DE SENO:

Conozca su densidad.

Las mujeres con senos densos, es decir, que tienen relativamente poca grasa en el tejido de los senos, enfrentan un mayor riesgo de sufrir cáncer de seno, en parte porque la mamografía es menos precisa en ellas. Eso ha hecho que los activistas cabildeen en los estados para que implementen leyes que exijan que se les informe a las mujeres si su mamografía muestra senos densos. Lo que se espera con esto es que esas mujeres puedan entonces discutir el hecho de someterse a otras pruebas que puedan mejorar la detección del cáncer.

Pero el Colegio Estadounidense de Radiología indica que un ultrasonido o resonancia magnética, posibles pruebas complementarias, tienen más probabilidad de desencadenar falsas alarmas. Y ningún buen estudio muestra que agregarlas o hacerse una tomosíntesis (mamografía en 3D) salve vidas.

Opinión de CR: Estamos de acuerdo en que las mujeres tienen derecho a saber más de la salud de sus senos, pero pensamos que también deben conocer las limitaciones del ultrasonido y otras pruebas. Estas tienen más sentido para las mujeres con senos “extremadamente densos”, quienes podrían tener aproximadamente el doble de riesgo de sufrir cáncer de seno en comparación con las mujeres con densidad promedio. En general, estamos de acuerdo con la Fuerza de trabajo en que las mujeres de 50 a 74 años de edad deben realizarse la mamografía cada dos años. Consideramos que las mujeres de 40 años y las mayores de 75 años de edad, deben hablar con su médico para saber si los beneficios superan los posibles daños para ellas.

PRUEBAS DE CÁNCER DE PRÓSTATA:

Rara vez están garantizadas.

Muchos hombres se miden el PSA a pesar de un consenso cada vez mayor que indica que usualmente no es necesario. Por ejemplo, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia está en contra de los exámenes de detección de rutina.

Opinión de CR: Los hombres no deben hacerse de manera rutinaria una prueba de PSA, especialmente si son menores de 50 años o mayores de 74 años de edad. Si usted está entre esas edades, hable con el médico acerca de los riesgos y los beneficios de la prueba y sus factores de riesgo, como ser afroamericano o tener un hermano, un hijo o un padre que haya tenido la enfermedad.

PRUEBAS DE CÁNCER DE PULMÓN:

Solo para fumadores de largo plazo.

En 2013, la Fuerza de trabajo recomendó tomografías computarizadas anuales de dosis baja para ciertos fumadores habituales de largo plazo después de que un estudio descubrió que esto reducía el riesgo de muerte por causa de la enfermedad en un 16% en ese grupo. Bajo la Ley del cuidado de salud asequible (ACA), la mayoría de las compañías aseguradoras privadas deben cubrir las pruebas recomendadas por la Fuerza de trabajo. Así que las noticias acerca de que un panel de Medicare está en contra de esto fue una sorpresa, especialmente porque esto significó que las personas podrían perder la cobertura a los 65 años de edad, cuando el riesgo de cáncer de pulmón aumenta. Eso causó que más de 40 grupos opinaran que Medicare debe rechazar el consejo del panel asesor.

Opinión de CR: Nuestros expertos están de acuerdo en que Medicare debe cubrir la prueba. Pero enfatizan que se debe usar solo para las personas de 55 a 80 años de edad que fumaban un paquete al día por 30 años o dos paquetes al día por 15 años, y que fuman actualmente o que dejaron de fumar en los últimos 15 años.

PRUEBAS DE CÁNCER DE OVARIOS:

Solo para mujeres con alto riesgo.

Los expertos siguen frustrados con este cáncer porque el uso de las pruebas disponibles (ultrasonido y una prueba de sangre conocida como CA-125) no se han vinculado con un riesgo menor de morir a causa de la enfermedad.

Opinión de CR: Las mujeres que tienen factores de riesgo, como un historial familiar de cáncer de ovario o de seno y aquellas que portan los genes BRCA1 y BRCA2, podrían considerar las pruebas. Además, hable con su médico si tiene dolor o inflamación abdominal, dificultad para comer o se siente satisfecha rápidamente, o si tiene sangrado vaginal inusual, lo cual puede sugerir cáncer. 

Solo dígale que no a las exploraciones de todo el cuerpo

Algunos médicos y centros de diagnóstico por imágenes anuncian exploraciones de “todo el cuerpo”, pruebas que prometen hacer una revisión tipo “ciencia ficción” de todo su cuerpo en busca de cáncer. Estas se realizan mediante una tomografía COMPUTARIZADA que utiliza rayos X múltiples, algunas veces combinados con una tomografía de emisión de positrones (PET), la cual implica inyectarle un material radioactivo que se puede rastrear a medida que recorre su cuerpo. Sin embargo, la Sociedad de Imágenes Moleculares y Medicina Nuclear, un grupo que representa a los especialistas en el campo, advierte que la combinación de PET/TAC tiene más probabilidades de dar falsas alarmas y una exposición innecesaria a la radiación en vez de detectar el cáncer localizado en los adultos saludables. Además, otras investigaciones sugieren problemas similares en el caso de las tomografías computarizadas del cuerpo entero por sí solas.

¿Qué sucede con los autoexámenes? 

Los autoexámenes podrían brindar tranquilidad, pero no existe una sólida evidencia que indique que un examen regular de los senos, la piel o los testículos reduzca las muertes por cáncer. Aún así, es bueno familiarizarse con nuestro propio cuerpo. Así que si observa algo fuera de lo normal, por ejemplo, un bulto o masa en un seno, cambios en un lunar o un nuevo lunar que luzca diferente a los demás que tenga, programe una cita con su médico.

Su programa de pruebas de detección de cáncer

Aquí presentamos nuestras recomendaciones con relación a las pruebas de detección clave. Las personas que tienen alto riesgo de sufrir cáncer o tienen signos o síntomas de cáncer podrían necesitar hacerse pruebas antes o con más frecuencia.

--------------------------------------------------------------

Inscríbete para recibir Lo Nuevo Para Ti - el boletín mensual de Consumer Reports en Español. Recibe contenido nuevo entregado directamente a tu correo electrónico.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Consumer Reports a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad