SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cirugía de nariz o rinoplastía: una cirugía muy común

Por HolaDoctor -
Cirugía de nariz o rinoplastía: una cirugía muy común

Es un tipo de cirugía bastante común, también llamada rinoplastia, que se utiliza para reparar o corregir defectos de la nariz en forma definitiva. 

¿Cómo es la intervención?

La rinoplastia se puede realizar en el consultorio del cirujano, en un hospital o en un centro de cirugía ambulatoria. 

Generalmente se lleva a cabo con anestesia local, aunque depende de la complejidad del caso o de la elección del paciente. 

El procedimiento en sí tarda de 1 a 2 horas.

Primero se trata la nariz y el área circundante con anestesia local y se complementa con el efecto de un sedante. 

La persona permanecerá sedada pero despierta durante la cirugía. 

Esta se realiza usualmente a través de una incisión dentro de las fosas nasales. 

Algunas veces, la incisión también puede hacerse desde afuera, alrededor de la base de la nariz. 

Este tipo de corte se utiliza para llevar a cabo un trabajo en la punta de la nariz o cuando se necesita un injerto de cartílago.

Después de la operación, se coloca una férula de metal o plástico por afuera de la nariz, para ayudar a conservar la nueva forma del hueso.

Las 10 cirugías más populares

¿Qué esperar de la cirugía?

La rinoplastia es uno de los procedimientos quirúrgicos de cirugía plástica más comunes y utilizados para:

  • Reducir o aumentar el tamaño de la nariz.
  • Modificar la forma de la punta de la nariz o del puente nasal.
  • Reducir la abertura de las fosas nasales.
  • Corregir el ángulo entre la nariz y el labio superior.
  • Eliminar un defecto o una lesión.
  • Aliviar problemas respiratorios

Muchos cirujanos prefieren no realizar esta cirugía estética hasta que el hueso de la nariz haya alcanzado su desarrollo completo: alrededor de los 14 ó 15 años en las mujeres y algún tiempo más en los varones.

Los famosos que se resisten a la cirugía

Riesgos

Los riesgos de la cirugía de nariz, en principio, son los de cualquier anestesia: reacciones alérgicas a los medicamentos y posibles problemas respiratorios. Luego se deben evaluar los riesgos existentes en todas las cirugías, como sangrado, infección y hematomas.

Después de la cirugía pueden aparecer sobre la piel pequeños vasos sanguíneos rotos, que se ven como puntitos rojos que suelen ser de menor importancia, aunque permanentes. 

Prácticamente no quedan cicatrices visibles si la cirugía se realiza desde el interior de la nariz. 

Si la intervención se realiza para reducir las fosas nasales, pueden quedar unas pequeñas cicatrices en la base de la nariz, casi imperceptibles.

Post-operatorio

  • En la mayoría de los casos, el paciente puede regresar a su casa el mismo día de la intervención.
  • Es normal que después de la cirugía, la nariz y cara estén inflamados y duelan un poco. 
  • Los dolores de cabeza son frecuentes al principio.
  • Después de los 3 a 5 días, se retirarán los tapones nasales y esto producirá gran alivio.

Recuperación y resultados

La cicatrización es un proceso gradual, que se va dando lentamente, y la recuperación completa tardará varias semanas. 

La nariz se puede ver algo inflamada y un poco más rígida durante algunos meses. 

Los resultados estéticos finales y la desaparición completa de secuelas, se manifiestan aproximadamente al año y son definitivos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad