SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Proteína de frijol con potencial anti cáncer

Por -
Proteína de frijol con potencial anti cáncer
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

El frijol es un alimento básico en la gastronomía mexicana y el acompañante predilecto de muchos platillos, pero además, sus proteínas podrían convertirse en grandes aliadas en la lucha contra el cáncer de colon. De acuerdo con investigadores de la Universidad Autónoma de Querétaro en México, una proteína llamada lectina de los frijoles térapi, inhibiría el crecimiento del tumor cancerígeno.

La Dra. Teresa García Gasca, directora de institución académica y quien encabeza al grupo de investigadores, explicó que desde 1998 trabajan en la extracción de las glicoproteínas llamadas lectinas de la leguminosa, sin embargo, una sola dosis de ésta requeriría alrededor de 20 kilos de frijol y su proceso de purificación es costoso.

Ante ello, se encuentra en marcha el proyecto “Producción de una lectina recombinante con potencial anticancerígeno” que consiste en la producción genética de la proteína a través de una bacteria denominada agrobacterium, posteriormente se haría la introducción de material genético en una planta de frijol modificada genéticamente para que secrete la glicoproteína en su raíz, además de la purificación, caracterización y prueba de los resultados.

García Gasca subrayó que ya se generó la planta, sin embargo, aún no se tienen los resultados esperados. Destacó que de lograr su objetivo, se tendría un sistema de producción independiente del frijol, que permitiría generarla en grandes cantidades, y por consiguiente introducirla al mercado como producto farmacéutico que ayude en el tratamiento del cáncer de colon.

Actividad antitumoral

La actividad antitumoral de la lectina de frijol ya se comprobó en ratas de experimentación y se observó que las lesiones provocadas por los tumores disminuían en grado notable. Dicha actividad podría deberse a que la proteína tienen la capacidad química de detectar y destruir células del cáncer, además de no dañar las células sanas.

La lectina además se probó en cánceres de mama y útero, pero mostró ser más agresiva en el caso del cáncer de colon por lo que se decidió centrar la investigación en este tipo de cáncer.

A diferencia de otros tipos de frijol se ha visto que el tépari (Phaseolus acutifolius) es resistente a condiciones adversas, ya que crece en terrenos de sequía o de bajo riego, en lugares donde la tierra es salina, en el que otro tipo de frijol no crecería.

Gracias a su colaboración en el desarrollo de la planta de frijol modificada genéticamente, Dania Martínez Alarcón, de la Licenciatura en Biotecnología de la Universidad Autónoma de Querétaro, y Arantxa Espinoza, del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) Celaya, obtuvieron el primer lugar en la categoría de “Tecnologías y Ciencias Médicas”, así como el primer lugar general en el certamen Expociencias Querétaro 2014. Presentarán los avance del proyecto en Bélgica en julio de 2015.

Más sobre el frijol

Natural Standard (empresa de investigación internacional sobre medicina alternativa) refiere que los frijoles varían en forma y color y son un alimento económico y nutritivo. Típicamente, tienen alto contenido de proteínas, fibras y nutrientes y bajo contenido de grasas.

La investigación preliminar sugiere que los frijoles podrían reducir los niveles de colesterol y el peso corporal. También podrían ser beneficiosos para las personas diabéticas. Los frijoles negros refritos enlatados podrían ser una buena fuente de hierro para aquellos con carencia de hierro.

Algunos estudios indican que los frijoles actúan como "bloqueadores de los hidratos de carbono", lo que ayuda a bloquear el proceso de la digestión. La investigación preliminar sugiere que los frijoles pintos y los frijoles negros podrían disminuir el colesterol total, el colesterol LDL y los triglicéridos, además de aumentar el colesterol HDL.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad