SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ortorexia, el nuevo trastorno alimentario

Por HolaDoctor -
Ortorexia, el nuevo trastorno alimentario

Son adultos que han llevado la filosofía de comer sano al extremo de sólo consumir una selección mínima de alimentos. Se vuelven obsesivos, neuróticos de la alimentación saludable sin darse cuenta que se desnutren al riesgo de enfermarse gravemente.

 

Se los comienza a conocer como "ortoréxicos": consumidores extremadamente selectivos que, en nombre de la salud, sólo comen una lista mínima de cinco o seis alimentos. En la superficie parece una buena intención: nada de productos procesados, nada de enlatados, nada de alimentos coloridos, nada de esto, nada de lo otro.

Pero la lista de "nadas" se vuelve tan grande que dejan de alimentarse. Y de ofrecerle al organismo sustancias esenciales para que se mantenga saludable. De ahí a la enfermedad, el paso se vuelve cada día más pequeño.

El término ortorexia fue definido en 1997 por el doctor Steven Bratman para describir a un grupo de sus propios pacientes con un tipo distinto de trastorno alimentario, ya no se trataba de dejar de comer como ocurre en pacientes que sufren anorexia, sino de comer de una manera selectiva obsesiva.

Estos pacientes parecían llevar el mandato social de que un adulto debe comer sano al extremo que la comida pasaba a ser una fijación y se comenzaba a rechazar la mayoría de los alimentos.

Hoy, 14 años después de aquella primera mirada, la comunidad científica comienza a reconocer que se trata de un problema en crecimiento. Aún no hay un número de ortoréxicos reconocido, aunque expertos consideran que suman miles de miles. La Universidad de Duke y la Universidad de Pittsburgh han lanzado un registro público nacional de ortoréxicos para comenzar a medir el fenómeno.

Y el término "ortorexia nerviosa" ya ha sido reconocido por publicaciones como el Journal of the American Medical Association y Psychology Today como un nuevo trastorno alimentario.

En resumen, las características que delinean a un ortoréxico son:

  • Como niños, limitan su lista de alimentos al mínimo.
  • Esta lista se va haciendo cada vez más pequeña a medida que se profundiza el trastorno.
  • Prefieren comidas sin color como, por ejemplo, pasta sin salsa, o papas fritas.
  • No suelen comer ni alimentos procesados, ni lácteos, ni alimentos crudos.
  • Se aíslan socialmente porque los demás cuestionan su manera de comer.
  • Con el tiempo, las deficiencias nutricionales pueden tener un efecto en el organismo similar al que causa la anorexia.

Más información clave:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad