SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Gaseosas aceleran el envejecimiento

Por -
Gaseosas aceleran el envejecimiento
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las bebidas azucaradas, llámense refrescos, sodas, o gaseosas, están a menudo en el ojo del huracán. Se las culpa de causar diabetes, depresión y conductas violentas, entre otros males. Ahora, una nueva investigación de la Universidad de California-San Francisco, en Estados Unidos, agrega que beberlas de forma regular favorecería el envejecimiento celular, dejando al cuerpo vulnerable a enfermedades.

La investigación publicada en American Journal of Public Health, descubrió que los bebedores de gaseosas tienen los telómeros (las unidades de protección de ADN que tapa los extremos de los cromosomas en las células) de las células inmunes más cortos y entre más cantidad de bebida azucarada se consume, más cortos son. 

Según los cálculos de los investigadores, 20 onzas (600 mililitros) de refrescos cada día fue asociado a unos 4.6 años de envejecimiento biológico adicional.

Dicha conclusión se desprende de la medición de los telómeros del ADN almacenado de 5,309 personas de entre 20 y 65 años, sin antecedentes de diabetes o las enfermedades cardiovasculares, que participaron en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES, por sus siglas en inglés) que administran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), durante los años 1999 a 2002.

El consumo medio de azúcar procedentes de refrescos para todos los participantes de la encuesta fue de 350ml. Alrededor del 21% de la muestra representativa a nivel nacional -5.309 participantes de entre 20 y 65 años- reconoció beber al menos 600ml al día. El análisis mostró que la cantidad de gaseosa que una persona consume se asocia con la longitud de los telómeros.

Telómeros cortos han asociado con con el daño oxidativo al tejido, la inflamación, y resistencia a la insulina, así como el desarrollo de enfermedades crónicas del envejecimiento, incluyendo enfermedades del corazón, diabetes, y algunos tipos de cáncer.

“El consumo regular de bebidas gaseosas azucaradas podría influir en el desarrollo de la enfermedad. No sólo por el esfuerzo de control metabólico del cuerpo en cuanto a los azúcares, sino también a través de la aceleración del envejecimiento celular de los tejidos”, destacó Elissa Epel, líder del estudio en información difundida por la institución académica.

"Esta es la primera demostración de que la gaseosa se asocia con falta de los telómeros", enfatizó Epel y añadió que si bien el estudio fue en adultos, “es posible que el consumo de refrescos se asocie también con el acortamiento de los telómeros en los niños".

De acuerdo con un informe de los CDC, alrededor de una de cada cuatro personas de 18 a 34 años de edad bebe uno o más refrescos al día y los hombres son los más propensos a beber refrescos a diario que las mujeres, con un 21 frente a un 13.5%, respectivamente. Además, casi el 23% de los hispanos, el 21% de los negros y el 16% de los blancos, toman un refresco o más al día.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad