SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ocho maneras de reducir sus costos de atención médica

Por A.D.A.M. -
VISTA RÁPIDA

Descripción

Los costos de la atención médica siguen elevándose. Es por esto que es útil aprender a tomar medidas para ayudar a limitar sus gastos de bolsillo para atención médica.

Aprenda a ahorrar dinero y aun así recibir la atención que necesita. Comience por consultar la información de su plan, de manera que sepa qué servicios están disponibles. Pruebe los consejos que se presentan a continuación para ayudarle a aprovechar al máximo sus beneficios y ahorrar dinero en su atención.

1. Ahorre dinero en medicinas

Existen algunas maneras de reducir los costos de sus medicinas.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica si puede cambiar sus medicamentos por medicinas genéricas. Estas tienen el mismo ingrediente activo, pero cuestan menos que los medicamentos de marca.
  • Pregúntele a su proveedor de atención si existe un medicamento menos costoso que trate el mismo padecimiento.
  • Averigüe si puede ordenar su medicina por correo.
  • Tome todos sus medicamentos de acuerdo a las indicaciones. No tomar su medicamento o no tomar una dosis suficiente de este puede llevar a mayores problemas de salud.

2. Utilice sus beneficios

  • Practíquese pruebas de detección de rutina. Estas pruebas pueden detectar problemas médicos de manera temprana, cuando posiblemente sean más fáciles de tratar. Y con frecuencia usted no tiene que pagar un copago por pruebas médicas de detección, vacunas y visitas anuales de rutina.
  • Reciba cuidado prenatal si está embarazada. Estas es la mejor manera de garantizar que usted y su bebé estén saludables.
  • Algunos planes de salud ofrecen promotores de la salud o administradores de casos. Un promotor de la salud puede ayudarle a aprovechar al máximo sus beneficios. Un administrador de caso puede ayudarle a manejar enfermedades como la diabetes o el asma.
  • Utilice servicios gratuitos o con descuento. Muchos planes médicos ofrecen descuentos en servicios como membresías de gimnasios o anteojos y accesorios.

3. Planee el cuidado de urgencia y de emergencia por adelantado

Cuando se presenta una enfermedad o una lesión, es necesario que decida qué tan seria es y qué tan pronto buscar atención médica. Esto le ayudará a decidir si llamar a su proveedor de atención, acudir a una clínica de atención de urgencia o buscar atención de emergencia.

Usted puede decidir dónde buscar atención si piensa en qué tan pronto la necesitará.

  • Si una persona o un feto podrían morir o sufrir daño permanente, se trata de una emergencia. Los ejemplos incluyen dolor torácico, problemas para respirar o dolor intenso o sangrado.
  • Si necesita cuidado que no puede esperar hasta el día siguiente para ver a su proveedor de atención, necesita cuidados de urgencia. Los ejemplos de situaciones que requieren cuidado de urgencia incluyen infecciones estreptocócicas de garganta, infecciones de vejiga o una mordida de perro.

Usted ahorrará tanto dinero como tiempo si acude a un centro de cuidados de urgencia o si consulta a su proveedor de atención en lugar de acudir a un departamento de emergencia. Planee por adelantado averiguando qué centro de cuidados de urgencia está cerca de usted. Averigüe también cómo reconocer una emergencia en adultos y una en niños.

4. Pregunte por centros de cuidados ambulatorios

Si necesita un procedimiento o una cirugía, pregunte a su proveedor de atención si es posible llevarla a cabo en una clínica para pacientes ambulatorios. A menudo, recibir atención en una clínica es más barato que someterse al mismo procedimiento en un hospital.

5. Elija a proveedores de atención médica que formen parte de la red

Dependiendo de su cobertura de salud, usted puede tener la opción de consultar a proveedores que forman parte de la red o proveedores que no. Usted paga menos por ver a proveedores que forman parte de la red puesto que tienen un contrato con su plan de salud. Eso significa que cobran honorarios más bajos.

6. Cuide su salud

Una manera sencilla de ahorrar dinero en gastos de cuidado de salud es mantenerse saludable. Desde luego, en ocasiones es más fácil decirlo que hacerlo. Pero mantener un peso saludable, hacer ejercicio regularmente y no fumar reduce su riesgo de padecimientos de salud. Mantenerse saludable le ayuda a evitar pruebas y tratamientos costos para afecciones prolongadas como la diabetes y las cardiopatías.

7. Elija el plan de salud correcto para usted.

Al elegir un plan, piense en las necesidades médicas que tendrán usted y su familia. Si elige un plan con primas más altas, más de sus costos médicos quedarán cubiertos. Esta puede ser una buena idea si usted tiene un problema de salud, como diabetes, y necesita recibir atención regularmente. Si rara vez requiere cuidado médico, entonces puede ser recomendable que elija un plan con un deducible más alto. Pagará primas mensuales más bajas y probablemente ahorrará dinero en el balance general. Compare también la cobertura de medicamentos con receta.

8. Utilice una Cuenta de Ahorros para Gastos de Salud (Health Care Savings Account, HSA) o una Cuenta de Gastos Flexibles (Flexible Spending Account, FSA)

Muchos empleadores ofrecen cuentas HSA o FSA. Estas son cuentas de ahorros que le permiten apartar dinero antes de impuestos para gastos de atención médica. Esto puede ayudarle a ahorrar varios cientos de dólares al año. Las HSA son su propiedad, generan intereses y pueden transferirse a un nuevo empleador. Las FSA son propiedad de su empleador, no generan intereses y deben utilizarse en el mismo año calendario.

Referencias

Agency for Health Care Research and Quality. Reducing Costs and Improving Outcomes: Research in Action, Issue 8. 2002. Agency for Healthcare Research and Quality, Rockville, MD. www.ahrq.gov/research/findings/factsheets/pharmaceutical/rxtherapies/index.html. Accessed September 16, 2015.

CDC.gov. CDC Prevention Checklist. Accessed September 16, 2015.

Healthcare.gov. Preventive Health Services. www.healthcare.gov/preventive-care-benefits. Accessed September 16, 2015.

Trust for America's Health. A Healthy America 2013: Strategies to Move From Sick Care to Health Care in the Next Four Years. www.rwjf.org/content/dam/farm/reports/reports/2013/rwjf403989. Accessed September 16, 2015.

 

Publicidad