SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Infecciones de heridas quirúrgicas: tratamiento

Por A.D.A.M. -

Definición

La cirugía que involucra un corte (incisión) en la piel puede llevar a una infección en la herida tras la operación. La mayoría de las infecciones por heridas quirúrgicas se presentan en los primeros 30 días luego de la cirugía.

Las infecciones de heridas quirúrgicas pueden estar rojas y despidiendo pus, doler o estar calientes al tacto. Usted puede tener fiebre y sentirse enfermo.

Nombres alternativos

Infección - herida quirúrgica; infección del sitio de la cirugía - ISC

Causas

Las cirugías quirúrgicas pueden infectarse por:

  • Microbios que ya se encuentran en la piel y que se propagan a la herida quirúrgica
  • Microbios que están dentro de su cuerpo o que provienen del órgano en el que se realizó la cirugía
  • Microbios que se encuentran en el aire
  • Manos infectadas de un cuidador o un proveedor de atención médica
  • Instrumentos quirúrgicos infectados

Usted corre un mayor riesgo de una infección de herida quirúrgica si:

  • Padece diabetes mal controlada
  • Tiene problemas con el sistema inmunitario
  • Presenta sobrepeso u obesidad
  • Fuma
  • Toma corticosteroides (por ejemplo, prednisona)
  • Se realiza una cirugía que dura más de 2 horas

Hay distintos niveles de infecciones en las heridas:

  • Superficial: la infección está en la zona de piel únicamente
  • Profunda: la infección va más allá de la piel hasta el músculo y el tejido
  • Órgano/espacio: la infección es profunda y compromete al órgano y espacio en los que se le realizó la cirugía

Tratamiento

Los antibióticos se utilizan para tratar la mayoría de las infecciones de heridas. En ocasiones también puede necesitar cirugía para tratar la infección.

ANTIBIÓTICOS

Pueden suministrarle antibióticos para tratar la infección en la herida quirúrgica. La duración del tiempo por el que necesitará tomar los antibióticos varía, pero será como mínimo de 1 semana. Pueden suministrarle antibióticos por vía intravenosa y luego cambiar a pastillas más tarde. Tome todos sus antibióticos, incluso si se siente mejor.

El pus de su herida se puede examinar para averiguar cuál es el mejor antibiótico. Algunas heridas se infectan con staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), que es resistente a antibióticos de uso común. Una infección con SARM requerirá un antibiótico específico para tratarla.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO INVASIVO

En ocasiones, su cirujano necesita hacer un procedimiento para limpiar la herida. Pueden llevar el procedimiento a cabo en el quirófano o en su cuarto de hospital.

  • Abrirán la herida retirando las grapas o los puntos de sutura.
  • Harán exámenes a la piel y el tejido en la herida para averiguar si hay una infección y qué tipo de antibiótico funcionaría mejor.
  • Desbridarán la herida removiendo el tejido muerto o infectado dentro de esta
  • Enjuagarán la herida con agua con sal (solución salina)
  • Limpiarán el saco de pus (absceso) en caso de que haya uno
  • Rellenarán la herida (si se trata de un orificio) con tiras de apósito remojado en solución salina y un vendaje

CUIDADO DE LA HERIDA

Puede ser necesario limpiar y cambiar el apósito de su herida quirúrgica regularmente. Usted puede aprender a hacerlo por sí mismo o el personal de enfermería puede hacerlo por usted. Si lo hace por sí mismo, usted:

  • Retirará el vendaje y los apósitos viejos. Puede ducharse para mojar la herida, lo que permite que el vendaje sea más fácil de retirar.
  • Limpiará la herida.
  • Colocará un nuevo material limpio de relleno y colocará un vendaje nuevo.

Para ayudar a algunas heridas quirúrgicas a sanar, pueden colocarle un apósito de cierre asistido por vacío (VAC, por sus siglas en inglés). Esto aumenta el flujo sanguíneo a la herida y ayuda con la recuperación.

  • Este es un apósito de presión negativa (vacío)
  • Hay una bomba de vacío, una pieza de espuma que encaja en la herida y un tubo de vacío.
  • Se fija un vendaje transparente con cinta encima.
  • El apósito y la pieza de espuma se cambian cada 2 a 3 días.

Puede tardar días, semanas o incluso meses que la herida esté limpia, libre de infección y que finalmente sane.

Si la herida no cierra por sí misma, es posible que necesite una cirugía de injerto de piel o de colgajo de músculo para cerrar la herida. Si es necesario un colgajo de músculo, el cirujano puede tomar una pieza de músculo de sus nalgas, hombro, o parte superior del tórax, para colocarla en su herida. Si esto es necesario, el cirujano no lo hará sino hasta después de que se haya despejado la infección.

Expectativas (pronóstico)

IR A CASA O A UN CENTRO DE ENFERMERÍA ESPECIALIZADA

Puede necesitar pasar al menos unos cuantos días en el hospital. Después de eso usted puede:

  • Irse a casa, y realizar citas de control con su cirujano. El personal de enfermería puede ir a su casa para ayudar con su cuidado.
  • Ir a un centro de enfermería especializada.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con su médico si su herida quirúrgica presenta cualquier signo de infección:

  • Pus o secreción
  • Mal olor procedente de la herida
  • Fiebre, escalofríos
  • Está caliente al tacto
  • Enrojecimiento
  • Dolor o molestia al tocarse

Referencias

Anderson, D.J. Surgical site infections. Infect Dis Clin N Am. 2011; 25(1): 135-153.

Kulaylat MN, Dayton MT. Surgical Complications. in: Townsend CM, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox, KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 19th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2012:chap 13.

 

Publicidad