SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cirrosis

Por A.D.A.M. -

Definición

Es la cicatrización y el funcionamiento deficiente del hígado. Es la última fase de la enfermedad hepática crónica.

Nombres alternativos

Cirrosis hepática; Enfermedad hepática crónica; Enfermedad hepática terminal

Causas

La cirrosis es el resultado final del daño crónico al hígado causado por enfermedad hepática crónica. Las causas comunes de la enfermedad hepática crónica en los Estados Unidos son:

Las causas menos comunes de cirrosis incluyen:

Síntomas

Es posible que no haya síntomas o que se presenten lentamente, según qué tan bien esté funcionando el hígado. A menudo, se descubre por casualidad cuando se llevan a cabo radiografías por otra razón.

Los síntomas iniciales incluyen:

  • Fatiga y desaliento
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Náuseas o dolor abdominal
  • Vasos sanguíneos pequeños, rojos y aracniformes en la piel 

A medida que el funcionamiento del hígado empeora, los síntomas pueden incluir:

  • Acumulación de líquido en las piernas (edema) y en el abdomen (ascitis)
  • Coloración amarillenta en la piel, las membranas mucosas o los ojos (ictericia)
  • Enrojecimiento de las palmas de las manos
  • En los hombres, impotencia, encogimiento de los testículos e hinchazón de las mamas
  • Tendencia a la formación de hematomas y sangrado anormal, con frecuencia debido a venas hinchadas en el tracto digestivo
  • Confusión o problemas para pensar
  • Heces de color pálido o color arcilla

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica hará un examen físico para buscar:

  • Hepatomegalia y esplenomegalia
  • Tejido mamario excesivo
  • Abdomen hinchado como resultado de la presencia de demasiado líquido
  • Palmas enrojecidas
  • Vasos sanguíneos rojos en la piel en forma de araña
  • Testículos pequeños
  • Venas de la pared abdominal dilatadas
  • Ojos o piel amarilla (ictericia)

Le pueden hacer los siguientes exámenes para medir el funcionamiento del hígado:

Otros exámenes para detectar daño hepático son:

Usted podría necesitar una biopsia del hígado para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Algunas medidas que usted puede tomar para ayudar a tratar su enfermedad hepática son:

  • No beber alcohol.
  • Consumir una dieta saludable que sea baja en sal.
  • Vacunarse contra enfermedades como la influenza, la hepatitis A y B, y la neumonía por neumococo.
  • Hablar con el médico acerca de todos los medicamentos que toma, incluso hierbas y suplementos, al igual que medicamentos de venta libre.

MEDICAMENTOS RECETADOS POR SU MÉDICO 

  • Diuréticos para eliminar la acumulación de líquido
  • Vitamina K o hemoderivados para prevenir el sangrado en exceso
  • Medicinas para la confusión mental
  • Antibióticos para las infecciones

OTROS TRATAMIENTOS

Cuando la cirrosis avanza y se convierte en enfermedad hepática terminal, se puede necesitar un trasplante de hígado.

Grupos de apoyo

A menudo puede aliviar el estrés de la enfermedad uniéndose a un grupo de apoyo para la enfermedad hepática, cuyos miembros comparten experiencias y problemas en común. 

Expectativas (pronóstico)

La cirrosis es causada por una cicatrización del hígado. En la mayoría de los casos, el hígado no puede sanar o retornar a su funcionamiento normal una vez que el daño es grave. Esta afección puede llevar a complicaciones serias.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden incluir:

  • Trastornos de sangrado
  • Acumulación de líquidos abdominales (ascitis) e infección del líquido (peritonitis bacteriana)
  • Venas dilatadas en el esófago, el estómago o los intestinos que sangran fácilmente (várices esofágicas)
  • Aumento en la presión de los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal)
  • Insuficiencia renal (síndrome hepatorrenal)
  • Cáncer hepático (carcinoma hepatocelular)
  • Confusión mental o cambio del nivel de conciencia o coma (encefalopatía hepática)

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si usted presenta síntomas de cirrosis.

Busque enseguida ayuda médica de emergencia si tiene:

  • Dolor abdominal o torácico
  • Hinchazón abdominal o ascitis que es nueva o empeora repentinamente
  • Fiebre (temperatura mayor a 101°F o 38.3ºC)
  • Diarrea
  • Confusión o un cambio en la lucidez mental o empeoramiento de esta
  • Sangrado rectal, sangre en el vómito o sangre en la orina
  • Dificultad para respirar
  • Vómito más de una vez al día
  • Color amarillo en ojos o piel (ictericia) que es nuevo o empeora rápidamente

Prevención

NO tome alcohol en exceso. Hable con su proveedor si está preocupado por su consumo de alcohol. Tome medidas para evitar contraer o transmitir la hepatitis B o C.

Puntos de atención

Referencias

Chalasani N, Younossi Z, Lavine JE, et al. The diagnosis and management of non-alcoholic fatty liver disease: practice Guideline by the American Association for the Study of Liver Diseases, American College of Gastroenterology, and the AmericanGastroenterological Association. Hepatology. 2012;55(6):2005-23. PMID: 22488764 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22488764.

Garcia-Tsao G, Lim JK; Members of Veterans Affairs Hepatitis C Resource Center Program. Management and treatment of patients with cirrhosis and portal hypertension: recommendations from the Department of Veterans Affairs Hepatitis C Resource Center Program and the National Hepatitis C Program. Am J Gastroenterol. 2009;104(7):1802-29. PMID: 19455106 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19455106.

Garcia-Tsao G. Cirrhosis and its sequelae. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 153.

Kamath PS, Shah VH. Overview of cirrhosis. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 74.

Mehta G, Rothstein KD. Health maintenance issues in cirrhosis. Med Clin North Am. 2009;93(4):901-15. PMID: 19577121 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19577121.

O'Shea RS, Dasarathy S, McCullough AJ. Alcoholic liver disease. Hepatology. 2010;105(1). PMID: 19904248 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19904248.

 

Publicidad