SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cómo sanan las heridas

Por A.D.A.M. -

Descripción

Una herida es una ruptura o abertura en la piel. La piel protege el cuerpo de los microbios. Cuando la piel se rompe, incluso durante una cirugía, los microbios pueden ingresar y causar infección. Las heridas ocurren a menudo a causa de un accidente o lesión.

Los tipos de heridas abarcan:

  • Cortaduras
  • Raspaduras
  • Heridas punzantes
  • Quemaduras
  • Úlceras de decúbito

Una herida puede ser lisa o áspera. Puede estar cerca de la superficie de la piel o ser más profunda. Las heridas profundas pueden afectar:

  • Los tendones
  • Los músculos
  • Los ligamentos
  • Los nervios
  • Los vasos sanguíneos
  • Los huesos

Las heridas menores a menudo sanan fácilmente, pero todas las heridas necesitan cuidados para prevenir una infección.

Nombres alternativos

Cómo sanan las cortaduras; Cómo sanan las raspaduras; Cómo sanan las heridas punzantes; Cómo sanan las quemaduras; Cómo sanan las úlceras de decúbito; Cómo sanan las laceraciones

Etapas de la sanación de la herida

Las heridas sanan por etapas. Cuanto más pequeña sea la herida, más rápido sanará. Cuanto más grande o más profunda sea la herida, más tiempo puede tardar en sanar. Cuando usted se hace una cortadura, una raspadura o una punción, la herida sangra.

  • La sangre comenzará a coagularse al cabo de unos cuantos minutos o menos y detendrá la hemorragia.
  • Los coágulos de sangre se secan y forman una costra, lo cual protege de microbios el tejido que está por debajo.

No todas las heridas sangran. Por ejemplo, las quemaduras, algunas heridas punzantes y las úlceras de decúbito no sangran.

Una vez que se forma la costra, el sistema inmunitario del cuerpo entra en acción para proteger la herida de infección.

  • La herida se vuelve ligeramente hinchada, roja o rosada y sensible.
  • También se puede ver algo de líquido transparente supurando de la herida. Este líquido ayuda a limpiar el área.
  • Los vasos sanguíneos se abren en el área, así que la sangre puede llevar oxígeno y nutrientes a la herida. El oxígeno es esencial para la sanación.
  • Los glóbulos blancos ayudan a combatir las infecciones a causa de microbios y comienzan a reparar la herida.
  • Esta etapa tarda alrededor de 2 a 5 días.

El crecimiento y reconstrucción del tejido ocurren luego.

  • En las siguientes tres semanas más o menos, el cuerpo repara los vasos sanguíneos rotos y crece nuevo tejido.
  • Los glóbulos rojos ayudan a crear el colágeno, que son fibras duras y blancas que forman la base para el nuevo tejido.
  • La herida empieza a llenarse con tejido nuevo, llamado tejido de granulación.
  • Se comienza a formar nueva piel sobre este tejido.
  • A medida que sana, los bordes tiran hacia adentro y la herida se hace más pequeña.

Se forma una cicatriz y la herida se vuelve más fuerte.

  • A medida que la cicatrización continúa, usted puede notar que el área presenta picazón. Después de que la costra cae, puede lucir estirada, roja y brillante.
  • La cicatriz que se forma será más pequeña que la herida original. Será menos fuerte y menos flexible que la piel circundante.
  • Con el tiempo, la cicatriz se desvanecerá y puede desaparecer por completo. Esto puede tardar hasta dos años. Algunas cicatrices nunca desaparecen del todo.
  • Las cicatrices se forman porque el nuevo tejido vuelve a crecer de manera diferente al tejido original. Si usted sólo se lesionó la capa superior de la piel, probablemente no tendrá una cicatriz. Con heridas más profundas, será más probable que le quede una cicatriz.

Algunas personas son más propensas a las cicatrices que otras. Algunas pueden tener cicatrices antiestéticas y gruesas llamadas queloides. Las personas con tez más oscura son más propensas a formar queloides.

Cuidar de su herida

El cuidado apropiado de la herida significa mantenerla limpia y cubierta. Esto puede ayudar a prevenir la cicatrización.

  • En caso de heridas menores, limpie la herida con agua y jabón suave. Cubra la herida con un vendaje estéril u otro apósito.
  • En caso de heridas mayores, siga las instrucciones del médico sobre cómo cuidar su lesión.
  • Evite hurgar o rascarse la costra. Esto puede interferir con la sanación y causar cicatrización.
  • Una vez que se forma la costra, algunas personas piensan que ayuda el hecho de masajear con vitamina E o vaselina. Sin embargo, no se ha comprobado que esto ayude a evitar una cicatriz o que ayude a desvanecerla. No se frote su cicatriz ni le aplique nada sin consultar primero con su médico.

Pronóstico

Cuando se brindan los cuidados apropiados, la mayoría de las heridas sanan bien y dejan sólo una pequeña cicatriz o nada en absoluto. En el caso de las heridas más grandes, existe una mayor probabilidad de que le quede una cicatriz.

Ciertos factores pueden impedir que las heridas sanen o retardan el proceso, tales como:

  • Una infección puede hacer que una herida sea más grande y que tarde más en sanar.
  • Diabetes. Los diabéticos son propensos a tener heridas que no sanan (heridas crónicas).
  • Mala circulación debido a las arterias obstruidas (arterioesclerosis) o afecciones como venas varicosas.
  • La obesidad aumenta el riesgo de infección después de la cirugía. Tener sobrepeso también puede ejercer tensión en los puntos de sutura, lo cual puede provocar que se abran.
  • Edad. En general, los adultos mayores sanan más lentamente que los jóvenes.
  • El consumo excesivo de alcohol puede retardar la curación y aumenta el riesgo de complicaciones después de la cirugía.
  • El estrés puede llevarlo a no dormir lo suficiente, a comer mal y a fumar o beber más, lo que puede interferir con la sanación.
  • Los medicamentos como corticosteroides, antinflamatorios no esteroides (AINES) y algunos fármacos quimioterapéuticos pueden retrasar la sanación.
  • El tabaquismo puede retardar la sanación después de la cirugía. También aumenta el riesgo de complicaciones tales como infección y abertura de heridas.

Las heridas que sanan lentamente pueden necesitar cuidados adicionales por parte del médico.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico de inmediato si tiene:

  • Aumento del dolor, enrojecimiento o pus amarillo alrededor de la lesión. Estos son signos de infección.
  • Sangrado en el sitio de la lesión que no se detiene después de 10 minutos de presión directa.
  • Una fiebre superior a 100 ° F (37.7°C) por más de 4 horas.
  • Dolor en el sitio que no desaparece, incluso después de tomar analgésicos.
  • Una herida que se ha abierto o los puntos de sutura o las grapas que se han salido demasiado pronto.

Referencias

Li J, Bonilla-Martinez ZL, KirsnerRS. Wound healing. In: Robinson JK, Hanke CW, Siegel DM, Fratila A, eds. Surgery of the Skin. 2nd ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2010: chap. 7.

Richardson M. Acute wounds: an overview of the physiological healing process. Nursing Times. 2004; 100(4): 50.

Von Der Heyde RL, Evans RB. Wound classification and management. In: Terri M. Skirven TM, Osterman AL, Fedorczyk JM, Amadio PC, eds. Rehabilitation of the Hand and Upper Extremity. 6th ed. Philadelphia, PA: Mosby Elsevier; 2011: chap. 18.

 

Publicidad