SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Ambliopía

Por A.D.A.M. -

Definición

Es la pérdida de la capacidad para ver claramente a través de un ojo. También se le llama "ojo perezoso". Es la causa más común de problemas de visión en los niños.

Nombres alternativos

Ojo perezoso; Pérdida de la visión - ambliopía

Causas

La ambliopía se presenta cuando la ruta nerviosa desde un ojo hasta el cerebro no se desarrolla durante la infancia. Esto ocurre debido a que el ojo anormal envía una imagen borrosa o equivocada al cerebro.

Esto confunde al cerebro y éste puede aprender a ignorar la imagen proveniente del ojo más débil.

El estrabismo (ojos bizcos) es la causa más común de ambliopía. Con frecuencia, hay un antecedente familiar de esta afección.

El término "ojo perezoso" se refiere a la ambliopía que a menudo ocurre junto con el estrabismo. Sin embargo, la ambliopía puede ocurrir sin el estrabismo. Asimismo, las personas pueden tener estrabismo sin ambliopía.

Otras causas incluyen:

Síntomas

Los síntomas de la afección abarcan:

  • Ojos que se voltean hacia adentro o hacia afuera.
  • Ojos que no parecen coordinarse.
  • Incapacidad para juzgar la profundidad correctamente.
  • Visión deficiente en un ojo.

Pruebas y exámenes

En la mayoría de los casos, la ambliopía se puede detectar con un examen completo de los ojos. Con frecuencia no se necesitan exámenes especiales.

Tratamiento

El primer paso será corregir cualquier afección ocular que esté causando visión deficiente en el ojo ambliope (como cataratas).

Los niños con un error de refracción (hipermetropía, miopía o astigmatismo) necesitarán lentes.

Luego, se coloca un parche en el ojo normal. Esto fuerza al cerebro a reconocer la imagen del ojo con ambliopía. Algunas veces, se utilizan gotas oftálmicas para empañar la visión del ojo normal en vez de ponerle un parche.

Los niños cuya visión no se va a recuperar completamente y aquéllos sólo con un ojo sano debido a cualquier trastorno deben usar lentes. Estos deben ser resistentes a los rayones y fracturas.

Expectativas (pronóstico)

Los niños que reciben tratamiento antes de la edad de 5 años casi siempre recuperan la visión que es cercana a lo normal. Sin embargo, pueden seguir teniendo problemas con la percepción de la profundidad.

Si el tratamiento se demora, se pueden presentar problemas de visión permanentes. Los niños tratados después de la edad de 10 años pueden esperar que la visión se recupere sólo parcialmente.

Posibles complicaciones

Las complicaciones pueden abarcar:

  • Problemas de los músculos del ojo que pueden requerir varias cirugías.
  • Pérdida permanente de la visión en el ojo afectado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico o el oftalmólogo si sospecha un problema de visión en un niño pequeño.

Prevención

Identificar y tratar el problema a tiempo evita que los niños tengan pérdida visual permanente. Todos los niños deben realizarse un examen ocular completo por lo menos una vez entre los tres y los cinco años de edad.

Se utilizan métodos especiales para medir la visión en un niño que sea demasiado pequeño para hablar. La mayoría de los profesionales en el cuidado de los ojos pueden llevar a cabo estas técnicas.

Referencias

Diamond GR, Shah RM. Amblyopia. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 11.12.

Olitsky SE, Coats DK. Amblyopia and its management. In: Tasman W, Jaeger EA, eds. Duane's Ophthalmology. 2013 ed. Philadelphia, PA: Lippincott Williams & Wilkins; 2013:vol 1, chap 10.

Olitsky SE, Hug D, Plummer LS, Stahl ED, Ariss MM, Lindquist TP. Disorders of eye movement and alignment. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 623.

 

Publicidad