SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ébola: temor en Dallas por muerte de Duncan

Por -
Ébola: temor en Dallas por muerte de Duncan
CRÉDITO: FACEBOOK

La muerte del primer paciente diagnosticado con Ébola en EE.UU. despierta un gran temor, sobre todo en Dallas, donde se seguía muy de cerca su evolución.

Thomas Eric Duncan, quien contrajo el Ébola en Liberia y se encontraba en una unidad de aislamiento de un hospital de Texas, murió el miércoles 8 de octubre, anunciaron los funcionarios de salud.

“Es con profunda tristeza y sincera decepción que debemos informar de la muerte de Thomas Eric Duncan esta mañana a las 7:51 am. El Sr. Duncan sucumbió a una enfermedad insidiosa, el Ébola”, dice un comunicado del Hospital Presbiteriano de Dallas en Texas, donde estaba internado.

El primer paciente diagnosticado con el fatal virus del Ébola en EE.UU. se encontraba en estado crítico y sucumbió a la enfermedad, según una portavoz del Hospital.

La pregunta de la gente es ¿qué pasará con su familia y con todos los que tuvieron contacto con él? Hay 10 personas cercanas a Duncan que corren un "alto riesgo" de haber contraído el Ébola: a ellos se les hace un seguimiento diario muy cercano. 

Entre ellos están la pareja de Duncan, Louise, su hija de 13 años de edad, su hijo y sus sobrinos adolescentes. Al principio, estaban confinados en el apartamento en el que Duncan vivió antes de ser hospitalizado. Pero después fueron trasladados a un lugar no revelado y tendrán que permanecer allí hasta el 19 de octubre, ya que el período de incubación de este virus es de aproximadamente 21 días.

Además, hay otras 40 personas a las que se les vigila de cerca y se las considera de "bajo riesgo", dijo el Dr. David Lakey, comisionado del Departamento de Servicios de Salud de Texas.

El seguimiento para este grupo incluye la visita de un experto en salud pública y controles de temperatura 2 veces al día. Por ahora, ninguno de ellos ha tenido síntomas de Ébola, según declaró Lakey.

Duncan había viajado desde Liberia a Dallas el 20 de septiembre, y a los pocos días empezó a sentirse enfermo.

Visitó por primera vez al Hospital Presbiteriano de Salud de Texas el 24 de septiembre, pero los médicos creyeron que se trataba de una infección común, ya que los primeros síntomas del Ébola son similares a los de la gripe, y le enviaron de regreso a su casa con un tratamiento de antibióticos, pero 3 días después regresó con vómitos y diarrea: recién en ese momento fue aislado.

Un análisis de sangre confirmó que tenía Ebola. Duncan se convirtió en el primer caso del virus letal diagnosticado en suelo estadounidense. Y mientras muchos pensaban en juzgarlo por haber mentido bajo juramento cuando ingresó a EE.UU. y se declaró sano, el Ébola terminó con su vida abruptamente.

El riesgo de Ébola en la vida diaria

En Dallas había una gran expectativa por la evolución de Duncan y sin duda, la noticia de su muerte plantea un antes y un después en EE.UU.

Las personas se preguntan qué lugares cotidianos las ponen en peligro y si las actividades que se realizan habitualmente, como viajar en el metro, suponen un alto riesgo de contraer el Ébola y en todo caso, cómo pueden protegerse.

Al apoyar la mano en el pasamos de una escalera mecánica, en el gimnasio, durante una reunión de trabajo, en un restaurante, en todas partes, las mentes -que muchas veces corren más rápido que la realidad- se hacen preguntas tales como ¿me puedo contagiar el virus del Ébola a través del sudor? ¿Y si alguien infectado estornuda cerca mío? ¿Cuando doy la mano?

El doctor Peter Piot, director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y descubridor del virus del Ébola en 1976, (en África, específicamente en Zaire, actual República Democrática del Congo), asegura que él podría estar en el vagón de un tren con 20 pacientes con Ébola, sin miedo a contagiarse. ¿Por qué? Pues porque la forma en que se contagia este virus "requiere de un contacto cotidiano y muy cercano con el paciente, haber tocado sus fluidos", explica esta voz autorizada, que busca instaurar la calma en un mundo que está entrando en pánico.

¿Deberíamos temer al Ébola?

El doctor Luis Ostrosky, profesor de la División de Enfermedades Infecciosas del Health Science Center de la Universidad de Texas en Houston y director médico de Epidemiología en el Memorial Hermann-Texas Medical Center contestó para HolaDoctor éstas y otras preguntas de urgente respuesta.

¿Puede desatarse una epidemia de Ébola en el país?

Los 100 casos que informó el Departamento de Salud de Texas son de las personas que tuvieron cualquier tipo de contacto con el paciente, aún mínimo. 10 son las más cercanas y las que están en riesgo real.

¿Algunas de ellas pueden desarrollar la enfermedad?

Sí, es probable que algunas estén infectadas. Pero serán seguramente menos de cinco.

¿Cuánto tiempo sobrevive el Virus del Ébola fuera del cuerpo?

No más de 24 horas. Muere antes si se lavan o queman las prendas.

El Ébola se transmite a través del contacto directo con fluidos del paciente. ¿A qué se llama "fluidos"?

Al vómito, la orina, la sangre, las expectoraciones. También el Ébola se puede contraer a través de contacto con semen de un hombre infectado.

¿Los desinfectantes y jabones especiales matan al virus?

Cualquier medida de higiene es recomendable. Los desinfectantes comunes y el cloro ayudan a combatirlo.


 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad