¿Debo realizarme la prueba del VIH?

¿Debo realizarme la prueba del VIH?
Si estás en riesgo de VIH acude lo antes posible (idealmente antes de 72 horas) a una clínica para ver si eres candidato a un tratamiento por exposición. | Foto: GETTY IMAGES

La infección causada por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) es una enfermedad que afecta las defensas de la persona que la padece y que la vuelve vulnerable a otras infecciones e incluso a ciertos tipos de cáncer. 


Hay 2 razones por las cuales la prueba no se hace: la primera es por miedo, la segunda es porque no se sabe quién se la debe realizar o cuándo se debe realizar; aquí podrás enterarte de la segunda.

¿En qué edades debe realizarse la prueba?

De acuerdo a la recomendación que la CDC (Centers for Disease Control) da, la prueba de VIH se debe realizar a todas las personas entre 13 y 64 años de edad por lo menos una vez durante un examen de rutina (y entre antes sea, mejor). 

¿Cuándo deben realizarse pruebas cada año?

Para las personas que pertenecen a algún grupo de riesgo la recomendación cambia, en este caso se debe realizar por lo menos una vez cada año.


Para los hombres homosexuales, bisexuales u hombres que tienen sexo con otros hombres y que tienen actividad sexual, la recomendación es que la prueba se realice cada año.

¿Cuando se deben realizar las pruebas cada 3-6 meses?

Si además, se  tienen conductas de riesgo, tanto hombres como mujeres como tener relaciones sexuales sin protección, tener sexo con desconocidos, con más de una persona o prostitución, entonces se recomienda que se realicen la prueba cada 3-6 meses.


Ahora, imagina que te vas un día de fiesta con tus amigos, conoces a alguien en el bar; después de un rato deciden terminar la noche juntos en su departamento y tienen relaciones sexuales sin protección. ¿Te debes realizar la prueba de VIH? ¿Qué tipo de prueba debes realizarte?


Llamaremos a este día, el día de exposición y para saber qué prueba realizarse y cuándo realizarla es importante que tomes en cuenta este día, ¿por qué? 

Hay un periodo al que se le llama “periodo de ventana” después de la fecha del posible contagio (día de exposición) que dura entre 10 y 33 días, durante este periodo ninguna prueba va a poder detectar una infección por VIH.

¿Qué tienes que hacer?

La primera recomendación es… realizarte la prueba de inmediato (antes de 72 horas) de  todos modos, esto para asegurar que tu estado actual sea de VIH negativo. Si esta prueba fuera positiva quiere decir que tú ya estabas previamente infectado y que adquiriste la infección en una ocasión anterior. La prueba dio negativo (Uf!).

¿Cuándo realizarte la siguiente prueba y qué pruebas realizarte?

Un examen de sangre en el cual se busquen los antígenos/anticuerpos del VIH es la más confiable y la que antes te puedes realizar, esta prueba te la puedes realizar a partir del día 44 después del día de exposición.

Un examen de sangre en el que se busque IgG/IgM puede realizarse después de 50 días del día de exposición.

Pruebas rápidas o POCT, que usualmente se realizan en clínicas o que están disponibles de forma comercial pueden empezar a realizarse hasta 90 días después del día de exposición. 

Ahora sí, ya no hay excusa para no saber cuándo realizarte una prueba. Si llegas a estar en una situación en la que hayas estado en riesgo lo que tienes que hacer es acudir lo antes posible (idealmente antes de 72 horas) a una clínica para ver si eres candidato a un tratamiento por exposición. 

Recuerda que cuidar de tu bienestar y de tu futuro está en tus manos, ¡Protégete!

Comparte tu opinión