Irrigación nasal

Irrigación nasal
Los orientales no solo lavaban los senos paranasales con agua salada, sino también lavaban la mente | Foto: ISTOCK

¿Qué es?:

La irrigación nasal es una técnica de lavado de la nariz y de los senos paranasales que se hace con agua tibia con sal (solución salina). Esto se hace para eliminar las mucosidades, hidratar la nariz y mejorar la higiene nasal. También se utiliza para tratar las infecciones de los senos paranasales (sinusitis), las alergias, el resfriado común, el goteo posnasal y otras afecciones que afectan a la nariz. A veces se usa después de una cirugía en la nariz.

Las soluciones salinas que se usan pueden ser “una solución salina isotónica” (0,9% de sal), que es la concentración que se utiliza generalmente en los goteos intravenosos, o “una solución salina hipertónica” (1.2-3,5% de sal). A la solución salina isotónica también se le llama “solución salina normal”.

La irrigación nasal es una práctica de uso tradicional en el yoga y se conoce con el nombre de “Jala neti”. Más adelante esta práctica fue adoptada por Ayurveda. Los profesionales usan un rinocornio que se parece a una pequeña tetera. La solución salina se coloca en la jarrita y se vierte en la fosa nasal.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Alergias. La mayoría de la investigación muestra que la irrigación nasal con una solución que contiene 1.25-3.5% de solución salina durante un máximo de 7 veces por día reduce los síntomas alérgicos después de 1-12 semanas. La investigación también muestra que la irrigación nasal podría reducir la necesidad de tomar comprimidos contra la alergia (antihistamínicos) y otros medicamentos.
  • Sinusitis (infección de los senos paranasales). Cierta investigación muestra que la irrigación nasal podría reducir los síntomas del resfrío común o de la gripe en niños y adultos. Estos síntomas incluyen goteo nasal, dolor de garganta, tos y congestión nasal. La irrigación nasal también parece reducir la necesidad de tomar medicamentos para bajar la fiebre y para combatir la congestión y el moco. Aunque cierta investigación muestra que la congestión nasal no aporta ningún beneficio para combatir los síntomas del resfrío y de la gripe, varios de estos estudios con resultados negativos son pequeños y de poca calidad.
  • Cirugía nasal. Cierta investigación sugiere que la irrigación nasal después de una cirugía de nariz ayuda a disminuir la permanencia en el hospital y el número de visitas a este.
  • Sinusitis (infección de los senos paranasales). Las investigaciones muestran que la irrigación nasal con solución salina reduce significativamente los síntomas de una infección de los senos nasales. Sin embargo, no parece ser tan eficaz como el uso de un corticoesteroides dentro de la nariz. El combinar la irrigación nasal con un medicamento para la alergia parece también ser más eficaz que el uso de una píldora para la alergia solamente. Sin embargo, existe cierta preocupación de que el uso a largo plazo de la irrigación nasal, en realidad podría aumentar el riesgo de infecciones recurrentes de los senos paranasales. No está claro si este aumento del riesgo se debe a la irrigación nasal misma, o a su uso incorrecto, como podría ser el empleo de botellas de enjuague contaminadas.

¿Cómo funciona?:

La irrigación nasal consiste en el lavado de la nariz y de los senos paranasales con agua salada (solución salina). Esto se hace usando una variedad de métodos, incluyendo la aplicación con una pera de goma o con un rinocornio. No se ha demostrado en forma consistente que el uso de un método determinado de irrigación nasal funcione mejor que otro.

La irrigación con solución salina elimina las mucosidades y los irritantes de los senos paranasales, mejora el flujo de aire por la nariz y disminuye la hinchazón nasal.

Las soluciones salinas que se usan son “isotónicas” (0,9% de sal) o “hipertónicas” (1.25-3,5% de sal). Algunas investigaciones sugieren que las soluciones salinas más concentradas son más eficaces, sin embargo, otras investigaciones clínicas no muestran diferencias entre las soluciones isotónicas o hipertónica.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La práctica de irrigación nasal es segura para la mayoría de los adultos y niños cuando se lleva a cabo de manera apropiada. Los efectos secundarios leves más comunes son ardor nasal, dolor, escozor nasal e irritación, además de taponamiento de los oídos, dolor e irritación. La solución salina más concentrada tiene mayor probabilidad de producir estos efectos secundarios. En casos raros, algunas personas podrían sufrir una hemorragia nasal, cefalea, tos o náuseas.

Ha habido cierta preocupación de que el uso de la irrigación nasal a largo plazo podría aumentar la probabilidad de contraer infecciones recurrentes de los senos paranasales. Sin embargo, algunos científicos piensan que esto podría ser debido a la falta de higiene.

Existe también la preocupación de que la irrigación nasal podría producir otros tipos de infecciones. Ha habido informes de infecciones en el cerebro en algunas personas que usan las jarritas neti para irrigación nasal. Pero en estos informes, la gente estaba usando los neti pot de forma incorrecta usando agua de la llave (del grifo).

Para mantener una buena higiene, utilice para la irrigación solamente el agua previamente hervida, embotellada o destilada. Lave la jarrita o el dispositivo utilizado con agua caliente y jabón después de cada uso y nunca comparta estos artículos con otras personas. Las botellas de enjuague deben ser cambiadas por una nueva una vez al mes.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La irrigación nasal parece ser segura cuando se usa en forma apropiada. La irrigación nasal no ha sido evaluada de forma específica para su uso durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, la solución salina no es perjudicial para el feto o el recién nacido.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

Los profesionales de la medicina ayurvédica utilizan una jarrita llamada “Neti pot” para administrar la irrigación nasal. Parece una teterita. Una solución de cloruro de sodio (sal) en agua (solución salina) se añade a la jarrita y se vierte a través de la fosa nasal. Otros profesionales aplican la solución salina en la nariz con un rociador de baja presión o botellas de lavado.

La irrigación nasal se suele aplicar una o dos veces al día. En general, la irrigación nasal se utiliza cada vez que se necesite aliviar la irritación de la nariz o los síntomas de la sinusitis, resfriados, fiebre del heno, etc. Otras veces se utiliza en forma rutinaria. En investigaciones científicas, se usan soluciones salinas que son “soluciones salinas isotónicas” (0,9% de sal), que es la concentración que se utiliza generalmente en los goteos intravenosos, o “soluciones salinas hipertónicas” (2% a 3,5% de sal). Algunas investigaciones sugieren que las soluciones salinas más concentradas son más eficaces, sin embargo, otras investigaciones clínicas no muestran diferencias entre las soluciones isotónicas o hipertónica.

Otros nombres:

Hypertonic Saline Rinse, Irrigation Nasale, Jala Neti, Lavage Nasal, Nasal Rinsing, Nasal Saline Irrigation, Neti Pot, Nose Bidet, Pot de Neti, Saline Irrigation, Saline Nasal Irrigation, Sinus Flush, Sinus Rinse, Sinus Rinsing, SNI.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión