Gestiona tu seguro de vida online: trucos y consejos para sacarle más partido

Gestiona tu seguro de vida online: trucos y consejos para sacarle más partido
| Foto: GETTY IMAGES

Uno de los grandes cambios que ha vivido la industria de los seguros en las últimas décadas es la adaptación a Internet. La red permite buscar, comparar, pedir cotizaciones y comprar seguros de vida. Pero, y aquí viene lo que nos interesa ahora, permite gestionar un seguro para obtener de él mejores prestaciones.

Si quieres saber cómo puedes operar a través de Internet para tener un seguro de vida más eficaz y con más servicios y ventajas, sigue leyendo este artículo. Te damos los mejores consejos y trucos para sacar máximo rendimiento a tu seguro de vida gracias a las herramientas online.

Gestiona tu seguro de vida online: Qué vas a encontrar en este artículo

Internet y el seguro de vida

Como bien sabes, Internet ha cambiado la forma en que hacemos prácticamente todo. Desde luego, la compra de servicios no se ha quedado fuera de ese cambio: viajes, productos bancarios, atención médica, educación… Y, por supuesto, los seguros, sean de hogar, de auto o de vida. Hoy, la industria del seguro de vida está completamente volcada en lo digital y eso supone grandes ventajas para los usuarios.

El cambio más importante que ha vivido el mercado del seguro de vida con Internet es el aumento exponencial de la cantidad de información disponible al alcance de los usuarios. Cualquier persona que quiera un seguro, puede encontrar en Internet toda la información que quiera, tanto sobre productos concretos como sobre el funcionamiento de los seguros de vida. En este sentido, se puede encontrar información oficial muy útil en Holadoctor y en entidades como la Comisión Nacional de Aseguradoras, NAIC.

Más allá de eso, Internet resulta fundamental para pedir cotizaciones y poder comparar diferentes ofertas y condiciones de pólizas de seguros de vida. Esta capacidad de comparar que tiene el usuario aumenta la competencia entre las compañías y hace que los clientes acaben por tener mejores precios y coberturas, con lo que se pueden ahorrar mucho dinero.

Además, cada vez es más frecuente la contratación online de los seguros de vida, sobre todo en los seguros de vida instantáneos y en los de aceptación garantizada. El usuario aporta la información persona que requiere la aseguradora y la calificación se produce de forma inmediata: en unos minutos el sistema informa a través de internet de la concesión de la póliza y el usuario puede pagar las primas directamente también utilizando la red.

Esta forma de comercialización de seguros está cada vez más extendida. Sin embargo, lo que aumenta también es la posibilidad de gestionar las pólizas a través de la red. Utilizando las páginas web de las aseguradoras o sus apps para smartphones y tablets, las personas aseguradas pueden administrar sus seguros y hacer las modificaciones que consideren necesarias en muchos de sus apartados y parámetros.

Esta forma de interactuar con los seguros de vida y las pólizas es, con diferencia, el paso más avanzado en esta nueva relación del público con los seguros. Gracias a estas innovaciones, las personas aseguradas pueden tener mayor control sobre sus pólizas, tomar decisiones, hacer cambios y mejorar sus condiciones desde sus casas, cómodamente y en muy poco tiempo.

¿Qué elementos del seguro de vida puedo gestionar online?

A medida que los procesos se digitalizan, las compañías de seguros ofrecen a sus clientes más y mejores opciones para gestionar sus seguros a través de internet. Hoy en día, en muchos casos es posible cambiar todo tipo de parámetros. Los más frecuentes son estos:

  • Datos personales. Si cambias de dirección, teléfono, número de cuenta bancaria u otro dato personal, puedes hacer la modificación directamente sin tener que llamar por teléfono o sin tener que pasar por tu oficina de seguros.
  • Estado de salud. Muchas veces, el estado de salud de una persona mejora con el tiempo. Si se produce una mejoría y, por ejemplo, se deja atrás una enfermedad, se supera una adicción (tabaco, alcohol…) se puede informar a la compañía y mejorar las condiciones de la póliza.
  • Cambios en los beneficiarios. Gracias a las herramientas online, podrás modificar los beneficiarios de tu póliza, añadiendo nuevos o quitando otros. Siempre que hagas cambios, acuérdate de avisarlos para que sepan que son beneficiarios y en qué grado.
  • Controla tus primas. A través de los servicios online podrás saber cómo evolucionan las primas de tu seguro y, en algunos casos, podrás moderar su p recio e incluso dejar de pagar durante un tiempo si lo necesitas. También podrás consultar tu historial de pagos.
  • Gestionar inversiones. En algunos seguros de vida, como los permanentes de tipo variable, podrás intervenir en la gestión de las inversiones que la aseguradora hace para generar valor en efectivo para tu póliza.
  • Maneja el valor en efectivo. Ese dinero que genera tu póliza, el valor en efectivo, puede ser controlado y manejado a través de herramienta digitales. Recuerda que puedes hacer retiradas o tomar préstamos contra ese valor.
  • Contrata cláusulas. El seguro de vida puede ser complementado con cláusulas que amplían sus prestaciones. A través de las herramientas digitales podrás conocer la oferta de cláusulas disponible y añadirlas a tu póliza.

Herramientas online para gestionar el seguro de vida

Además de todas estas posibilidades, las compañías de seguros de vida ofrecen otras herramientas muy útiles para las personas que buscan una póliza. Son las calculadoras y los comparadores de seguros. Se trata de piezas de software que dialogan con el usuario y le solicitan información. Con esos datos, sugieren cuáles son las opciones que más interesan a la persona que consulta.

Los principales tipos de calculadoras son estos:

  • Tipo de seguro. Las calculadoras de tipo de seguro recomiendan qué modalidad de póliza interesa más en función de aspectos como la edad, los ingresos, la necesidad de cobertura y el estado de salud de la persona interesada. Pueden, por ejemplo, determinar si le conviene más un seguro temporal o uno permanente.
  • Cantidad de cobertura. Quizá la duda más importante al contratar un seguro: cuánta cobertura o indemnización hay que contratar. Con estas calculadoras de cobertura se puede determinar una cantidad idónea.
  • Edad a la que contratar un seguro. Muchas personas no tienen claro a qué edad les interesa más comprar un seguro de vida. La calculadora de edad indica el momento más oportuno.

Como ves, Internet es un aliado fundamental para elegir, comprar y gestionar tu seguro de vida. Aprende a gestionar tu póliza online y aprovecha sus funcionalidades: ahorrarás dinero y sentirás que tienes el control.

Comparte tu opinión