¿Se pueden recuperar las funciones perdidas por la demencia?

¿Se pueden recuperar las funciones perdidas por la demencia?
La valoración médica para valorar si hay demencia, consiste en realizar exámenes cognitivos, exámenes de laboratorio y exámenes de imagen que ayudarán a saber si la enfermedad que está causando los síntomas es reversible o progresiva. | Foto: GETTY IMAGES

La pérdida de la juventud y envejecer es un proceso que poco a poco llega a cada persona; el miedo de cómo afecta a cada uno ha llevado al desarrollo de procedimientos o medicamentos que pueden ayudarte a “envejecer mejor” y a tratar de mantener la juventud que algún día fue característica.


Sin embargo uno de los mayores miedos que esta etapa trae consigo es la incertidumbre de si se recordarán aquellos tiempos dorados o si se podrá reconocer a la familia al momento de verlos, es decir si tendrás demencia.


Hablar de demencia es hablar de perder la habilidad de aprender, recordar, planear, organizar, resolver problemas, mantener la atención, entender el lenguaje, reconocer, es decir habilidades de comportamiento o habilidades cognitivas.


La pérdida de estas habilidades puede impactar varios aspectos de la vida diaria de una persona ya que se afecta la independencia, personalidad y estabilidad emocional de la persona.


Existen varias causas por las cuales una persona puede sufrir demencia, algunas de estas causas son reversibles, es decir se pueden recuperar las habilidades cognitivas si se corrige la causa que la originó. Otras son irreversibles, es decir la pérdida es permanente y ya no se pueden recuperar las habilidades perdidas. 


¿Cuándo puedes recuperarte de una demencia?


El uso de ciertos medicamentos, la depresión emocional, enfermedades como el hipotiroidismo, un tumor cerebral, infecciones como la sífilis o el VIH e incluso una anemia por falta de vitamina B12 pueden ocasionar una demencia reversible.


Cuándo la demencia es progresiva


 Por otro lado, el Alzheimer, la demencia vascular, la demencia con cuerpos de Lewy y la demencia frontotemporal son las 4 principales causas de demencia progresiva e irreversible. 


Si tú o algún familiar presenta síntomas sugestivos de demencia: pérdida de memoria, dificultad para concentrarse, se dificulta el realizar tareas cotidianas, dificultad para mantener una conversación o dificultad para encontrar la palabra correcta al platicar, confusión sobre el lugar que se encuentra o el día que es, entonces es momento de acudir con tu médico para que realice una valoración de la situación.


La valoración médica consiste en realizar exámenes cognitivos, exámenes de laboratorio y exámenes de imagen que ayudarán a saber si la enfermedad que está causando los síntomas es reversible o progresiva. 


Al inicio estos síntomas son leves y pueden no parecer algo grave, por lo que es común ignorarlos, pero conforme avanza la enfermedad los síntomas se van haciendo cada vez más evidentes.


No dejes pasar el tiempo, como con muchas otras enfermedades un diagnóstico temprano conlleva mejor posibilidad de mantener un estilo y calidad de vida adecuados a futuro. 


Comparte tu opinión