SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

TODO SOBRE SALUD MENTAL
Descubren un nuevo tipo de demencia: LATE

El diagnóstico de ciertas enfermedades mentales como la demencia es complicado y la clasificación no termina de completarse al parecer. 

Hay más de 100 enfermedades que pueden causar demencia. Las causas más comunes incluyen la enfermedad de Alzheimer, la demencia vascular y la demencia con cuerpos de Lewy. Ahora, científicos estadounidenses acaban de descubrir un nuevo tipo de demencia similar al Alzheimer pero con algunas características que lo diferencian. 

Un panel internacional de expertos anunció este descubrimiento y detalló lo que se sabe hasta ahora sobre la afección.

En un artículo que se publicó en la edición del 30 de abril de la revista Brain, bautizaron a la afección como LATE.

La LATE afecta sobre todo a las personas mayores de 80 años, explicaron los investigadores. Y podría abarcar alrededor de un 17% de todos los casos de demencia, según informó HealthDay.

¿La LATE es diferente del Alzheimer?

Respecto de los síntomas, la LATE "imita" al Alzheimer, dijo Nina Silverberg, del Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE.UU. Provoca pérdidas de memoria y problemas con el pensamiento y el razonamiento, que al final impide que las personas mayores puedan cuidar de sí mismas. Sin embargo, se comprobó que el cerebro afectado por la LATE tiene un aspecto muy distinto al del cerebro con Alzheimer. 

Una característica clave de LATE, según Silverberg, es la disfunción en una proteína llamada TDP-43, que ayuda a controlar la expresión genética en el cerebro. Y además, los cerebros de quienes padecieron LATE, no presentan los típicos “enredos” característicos del Alzheimer en las redes neuronales de sus cerebros, en concreto, unas aglomeraciones anómalas de proteína conocidas como placas y nudos.

Las personas con LATE también muestran con frecuencia un encogimiento grave en el hipocampo del cerebro, una estructura implicada en la memoria y el aprendizaje.
Pero estos hallazgos apenas son apenas la punta del iceberg de la enfermedad. "En este momento hay muchas cosas que ignoramos", dijo Silverberg.

Todavía no hay ninguna forma de diagnosticar la LATE mientras una persona está con vida. Solo una autopsia del cerebro puede ayudar a determinarla. Sin embargo, descubrir este tipo de demencia es muy importante para seguir investigando y encontrar un tratamiento en el futuro. 

Puede suceder que en este momento, muchas personas diagnosticadas con un Alzheimer "probablemente” tengan LATE, según Keith Fargo, director de programas científicos de la Alzheimer's Association.

"Pero en eso no significa un problema, ya que los medicamentos actuales para la demencia se dirigen a los síntomas, no a los procesos de la enfermedad, como la acumulación de la beta amiloide” explicó Fargo.

Qué es la demencia

La demencia no es una enfermedad específica. Es un término general que describe una amplia gama de síntomas asociados con el deterioro de la memoria y otras habilidades del pensamiento, que llegan a reducir la capacidad de una persona de realizar sus actividades diarias. 

La enfermedad de Alzheimer es responsable de un 60 a 80 % de los casos. La demencia vascular, que ocurre después de un accidente cerebrovascular, es el segundo tipo de demencia más común. Pero existen muchas otras afecciones que pueden causar síntomas de demencia, incluidas algunas que son irreversibles, como problemas de tiroides y deficiencias vitamínicas. 

Con frecuencia se hace referencia incorrectamente a la demencia como “senilidad” o “demencia senil”, lo que refleja una creencia extendida pero incorrecta de que el deterioro mental es una consecuencia normal del envejecimiento, informa la Alzheimer’s Association.

Cómo diferenciar la demencia del deterioro por la edad

Tener demencia no es lo mismo que el deterioro cognitivo relacionado con la edad. Esto último ocurre cuando ciertas áreas del pensamiento, el recordar y procesar información, se vuelven más lentas al envejecer, pero la inteligencia permanece inalterada. 

A diferencia de la demencia, la pérdida de memoria relacionada con la edad no es incapacitante. Los olvidos ocasionales son normales en las personas mayores. Si bien la demencia es más común con la edad avanzada, no es una parte inevitable del envejecimiento. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NIH) muchas personas viven hasta los 90 años o más sin ningún signo de demencia. 

Los signos y los síntomas de la demencia se producen cuando las neuronas (células nerviosas), que alguna vez estuvieron sanas, dejan de funcionar, pierden sus conexiones con otras células cerebrales y mueren. Mientras que todos pierden algunas neuronas a medida que envejecen, las personas con demencia tienen una pérdida mucho mayor.

Más para leer sobre la demencia

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Salud Mental a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad