Seis alimentos que mejoran la calidad del esperma

Seis alimentos que mejoran la calidad del esperma
| Foto: GETTY IMAGES

Una buena alimentación no solo mantiene el peso ideal, y los signos vitales en saludable balance. También ayuda en funciones clave del organismo masculino, una de ellas, la producción de esperma.

El esperma se compone de las células reproductoras masculinas, también conocidas como gametos o espermatozoides. Estas células "nadan" hasta el óvulo y eventualmente se produce la fertilización.

Entonces, ¿qué alimentos ayudan a que sean nadadores olímpicos?

1. Ostras. Estos moluscos tienen una alta concentración de zinc, que se relaciona con una mejora en la calidad y cantidad de espermatozoides saludables.

2. Alimentos con alta concentración de vitamina C. Los cítricos, naranjas y pomelos, y verduras de hojas verdes como el brócoli están primeros en la lista. Estudios muestran que estos productos fortalecen la morfología y la movilidad del esperma.

3. Pescados, en especial el salmón. El popular ácido graso Omega-3, presente también en el atún y la macarena en buenas cantidades, ayuda a mejorar la forma (morfología) del espermatozoide.

4. Granadina. El jugo de esta particular fruta genera un balance positivo en los niveles de testosterona, la hormona masculina, lo que ayuda a generar buen esperma. También es un poderoso antioxidante.

5. Granos enteros. Aportan todos los nutrientes necesarios para fortalecer el esperma. 

6. Nueces y semillas. Aportan proteína y toda la gama de vitaminas, que vuelven a los espermatozoides más robustos. 

Por supuesto, el alcohol, los alimentos con mucha grasa, las frituras y el azúcar, son enemigos acérrimos del buen esperma.

El 15% de las parejas a nivel mundial experimentan alguna forma de infertilidad. Y en la mitad de ellas, el factor que causa la crisis de fertilidad proviene del lado masculino.

En los Estados Unidos, 5 millones de parejas lidian con este problema. Y de ellas, el 10% presenta problemas con el esperma.

La infertilidad es una enfermedad del aparato reproductor que altera una de las funciones más básicas del organismo: la concepción. Se define en términos prácticos como la incapacidad de una pareja para lograr un embarazo después de un año de mantener relaciones sexuales sin protección.

Es un problema común para el cual la ciencia ya tiene muchas soluciones.

La producción de esperma depende de los niveles normales de testosterona. La testosterona también puede afectar el corazón, los huesos y el azúcar en sangre de un hombre.

Ayudar a los hombres a concentrarse en que sus niveles de testosterona vuelvan a la normalidad puede ayudar a mejorar muchos factores de salud, incluida la fertilidad.

Fuentes: CDC, Medlineplus, Cleveland Clinic.

Comparte tu opinión