Alerta: 12 millones de libras de pollo Tyson podrían tener trozos de metal

Alerta: 12 millones de libras de pollo Tyson podrían tener trozos de metal

Seis personas han encontrado pequeñas piezas de metal en las tiras de pollo Tyson y tres de ella sufrieron heridas en la boca a causa de los trozos. La compañía no tiene la certeza hasta dónde llega la contaminación de los productos y decidieron retirar casi 12 millones de libras de estas tiras congeladas del mercado.

Los problemas con los productos de Tyson Foods comenzaron en enero, cuando retiró 36,420 libras de nuggets de pollo porque un consumidor reportó que había encontrado hule en el alimento. La contaminación de las tiras de pollo con metal se conoció en marzo y retiraron 69,000 libras del producto.

Ahora son, específicamente, más de 11.8 millones de libras las que salen del mercado, que habían sido distribuidas en todo Estados Unidos, informó en un comunicado el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura (FSIS, por su sigla en inglés).

Fueron los reportes de que los agraviados habían sufrido las lesiones en la boca lo que hizo que se ampliara considerablemente el retiro. Los productos Tyson que fueron retirados por sospecha de contaminación se fabricaron entre octubre de 2018 y el 8 de marzo de este año e incluyen tiras de pollo crujientes totalmente cocidas en su presentación normal, estilo búfalo y con sabor a barbacoa y miel, así como las estilo búfalo de Choice, las regulares de Great Value y las crujientes de Food Lion.

El retiro incluye tiras de pollo en diferentes presentaciones| Foto: USDA

La compañía emitió un comunicado en el que su vicepresidenta de políticas reguladoras de alimentos y agricultura Barbara Masters informó que están tomando medidas rápidas y decisivas para ofrecer productos seguros, como descontinuar el uso del equipo que se cree está asociado con los fragmentos de metal e implementar mejores sistemas de detección de metales.

"Es inaceptable para Tyson Foods que cualquier producto no cumpla con nuestros estándares. Debido a estos informes de consumidores adicionales, hemos decidido tomar este paso de precaución para asegurarnos de que estamos cumpliendo con nuestras propias expectativas y las expectativas de los consumidores", dijo Masters.

A la FSIS le preocupa que algunos productos contaminados puedan estar en los congeladores de los consumidores, por eso también publicaron una lista detallada que se puede consultar en línea. Los funcionarios federales de seguridad alimentaria instan a los consumidores a desechar o devolver los productos que puedan verse afectados y a no consumirlos.

Más para leer sobre pollo:

Comparte tu opinión