Ya se vacuno contra la COVID: qué debe hacer con la tarjeta de vacunación

MARTES, 4 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Más de 147 millones de estadounidenses han recibido al menos una dosis de una vacuna contra la COVID-19, y todos tienen la misma pregunta.

¿Qué hago con la tarjeta de inmunización que me acaban de entregar?

Ya se vacuno contra la COVID: qué debe hacer con la tarjeta de vacunación

Haga lo que haga, no la tire, aconsejan los expertos.

El que le administró la vacuna debería haber presentado un registro electrónico de su vacunación a su estado, pero es probable que conservar su propio registro en papel le resulte útil.

"Como hay tantas discusiones sobre distintas entidades que requerirán evidencias de vacunación, ¿quién sabe qué pasará al final?", observó el Dr. William Schaffner, profesor de enfermedades infecciosas del Centro Médico de Vanderbilt en Nashville, Tennessee. "De momento, hay más de 100 universidades que han informado a sus estudiantes que cuando vuelvan en otoño tendrán que presentar evidencias de haberse vacunado".

"Podría haber otras circunstancias en un futuro no muy distante, así que consérvela en un lugar seguro. Quizá la necesite para hacer algo en un futuro cercano", continuó Schaffner.

Guarde su tarjeta de vacunación contra la COVID completada junto con sus otros documentos importantes, recomendaron los expertos.

Por ejemplo, el Dr. Amesh Adalja (experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins en Baltimore) guarda la suya dentro de su pasaporte, junto con una tarjeta de vacunación contra la fiebre amarilla muy similar.

Los expertos difieren respecto a si se debe o no plastificar la tarjeta.

"Algunas personas las han laminado, pero hay una advertencia: un compañero de trabajo la laminó él mismo, y la dañó", dijo Schaffner. "Tuvo que ir a buscar una nueva tarjeta, lo que fue una molestia".

Las tiendas de suministros de oficina, como Staples y Office Depot, están ofreciendo la laminación de las tarjetas, gratis, pero laminar una tarjeta cuesta apenas unos dólares en el centro de copiado de su vecindario, dijo Schaffner.

Schaffner y Adalja no han laminado sus tarjetas, porque quizá haya que añadir más información a su registro personal de vacunación contra la COVID.

"La puse en una pequeña funda plástica, como una bolsita, y la puse con mis otros documentos. Si la necesito, estará disponible", apuntó Schaffner. "En la mía, hay espacio en la parte trasera para un refuerzo si alguna vez lo necesito. Esto es importante, y ese es uno de los motivos de que no la haya laminado".

Otros dicen que si uno lamina la tarjeta tras inmunizarse por completo, no debería ser un gran problema, porque ya se están desarrollando unos sistemas de registro más sofisticados, por ejemplo, una aplicación para los teléfonos inteligentes.

"La laminaría porque cuando llegue un refuerzo, la tecnología habrá evolucionado", declaró a CBS News Maureen Miller, profesora de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia.

Todos los expertos se muestran de acuerdo en que hacer una fotografía de la tarjeta completada y conservarla en el teléfono es una buena idea, para tener una copia disponible a mano. Si no tiene un teléfono inteligente, lleve una fotocopia de la tarjeta original en la cartera.

Además, asegúrese de notificar a su médico de atención primaria que se ha vacunado, además de a la VA o a Medicare, para tener su expediente médico personal al día. Quizá le pidan una copia de la tarjeta de vacunación, así que esté listo para enviar una copia por fax o correo electrónico.

Pero los expertos difieren respecto a si se debe compartir o no esa fotografía en los medios sociales, como Facebook o Twitter, para compartir la buena noticia y animar a otros a vacunarse.

"La compartí en los medios sociales, para mostrarles a las personas que me vacuné y animarlas a hacer lo mismo", apuntó Adalja.

Pero quizá deba tomar medidas para ocultar cualquier información que puedan usar los ladrones de identidades.

"No la pondría en los medios sociales y que se vea mi fecha de nacimiento", dijo a CBS News la epidemióloga Danielle Ompad, profesora de la Facultad de Salud Pública Global de la NYU. "Es un identificador único, que podría permitir a alguien potencialmente robar la identidad, así que en primer lugar tendría cuidado con eso".

No se preocupe si pierde su tarjeta, o si la tiró después de completar la serie de vacunación. Como se mencionó antes, se envía un registro electrónico de su vacunación al departamento de salud de su estado. Solicite un reemplazo allí.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre los sistemas estatales de información sobre la vacunación.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: William Schaffner, MD, professor, Preventive Medicine and Division of Infectious Diseases, Vanderbilt Medical Center, Nashville, Tenn.; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; CBS News

Comparte tu opinión