Vinculan un gen del Alzheimer con el riesgo de una COVID-19 grave

Vinculan un gen del Alzheimer con el riesgo de una COVID-19 grave

MIÉRCOLES, 27 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Las personas que portan un gen defectuoso vinculado con la enfermedad de Alzheimer podrían enfrentarse a un riesgo más alto con la COVID-19, informa un equipo internacional de investigadores.

Parte del aumento en el riesgo en las personas con demencia podría deberse a unas tasas altas de infección con el nuevo coronavirus en los hogares de ancianos. Pero este estudio sugiere que la genética también podría ser un factor.

Se sabe que la variante genética APOE e4e4 aumenta el riesgo de Alzheimer hasta 14 veces. También aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca.

Investigadores de las facultades de medicina de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, y de la Universidad de Connecticut, analizaron los datos de más de 382,000 personas de ascendencia europea.

De ellas, alrededor de un 2.4 por ciento portaban la variante genética APOE e4e4. Por otra parte, un 5.1 por ciento de los que tuvieron un resultado positivo de la COVID-19 portaban la variante genética. Aunque solo se observó una asociación, los investigadores apuntan que esto sugiere que las personas con el gen defectuoso tienen el doble de riesgo de infección con el nuevo coronavirus.

"Se trata de un resultado emocionante, porque ahora quizá podamos determinar cómo este gen defectuoso provoca una vulnerabilidad a la COVID-19. Esto podría conducir a nuevas ideas para los tratamientos", planteó la coautora del estudio, Chia-Ling Kuo, profesora asistente de ciencias de la salud pública de la Universidad de Connecticut.

Una de cada 36 personas de ascendencia europea porta dos copias defectuosas de este gen, según los autores. El estudio se publicó en la edición del 26 de mayo de la revista Journal of Gerontology: Medical Sciences.

Los mismos investigadores ya habían encontrado que las personas con demencia son tres veces más propensas a desarrollar una COVID-19 grave, pero no se incluyen en las poblaciones a quienes se aconseja que se protejan o que se confinen en casa.

Kuo dijo que los hallazgos también muestran que los crecientes riesgos de la enfermedad que parecen inevitables con el envejecimiento quizá se deban a diferencias biológicas específicas. Apuntó que esto podría ayudar a los investigadores a comprender "por qué algunas personas permanecen activas hasta los 100 o más años de edad, mientras que otras quedan discapacitadas y fallecen en la sesentena".

El líder del estudio, David Melzer, es profesor de epidemiología y salud pública de la Universidad de Exeter. Apuntó que varios estudios ya han mostrado que las personas con demencia tienen un riesgo alto de una infección grave con la COVID-19.

"Este estudio sugiere que ese alto riesgo quizá no se deba simplemente a los efectos de la demencia, la edad avanzada o la fragilidad, ni a la exposición al virus en los hogares de ancianos. El efecto podría deberse en parte a este cambio genético subyacente, que los pone en riesgo tanto de la COVID-19 como de demencia", añadió en un comunicado de prensa de la Universidad de Exeter.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión