Vinculan el uso de embriones congelados con un mayor riesgo de una peligrosa complicación del embarazo

LUNES, 26 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Los embriones congelados parecen estar vinculados con un riesgo significativamente más alto de una presión arterial alta peligrosa en las mujeres que quedan embarazadas mediante fertilización in vitro (FIV), informa un nuevo e importante estudio.

Las madres embarazadas tenían un 74 por ciento más de probabilidades de desarrollar hipertensión si su embarazo resultó de un embrión congelado, en lugar de un embrión fresco o la concepción natural, según un análisis de más de 4.5 millones de embarazos.

Vinculan el uso de embriones congelados con un mayor riesgo de una peligrosa complicación del embarazo

Estos resultados podrían implicar un profundo cambio en la forma en que se realiza la reproducción asistida, apuntaron los investigadores.

"Las transferencias de embriones congelados son cada vez más comunes en todo el mundo, y en los últimos años algunos médicos han comenzado a prescindir de la transferencias de embriones frescos y a congelar todos los embriones de forma rutinaria en su práctica clínica, un método conocido como 'congelación total'", señaló el investigador principal, el Dr. Sindre Petersen, miembro postdoctoral de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología, en Trondheim.

"Nuestros resultados resaltan que se deben sopesar con cuidado todos los beneficios y riesgos potenciales antes de congelar todos los embriones como práctica clínica de rutina", añadió. "Una conversación completa e individualizada entre los médicos y las pacientes sobre los beneficios y los riesgos de la transferencia de embriones frescos frente a congelados es esencial".

En el estudio, que se publicó en la edición del 26 de septiembre de Hypertension, una revista de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), los investigadores revisaron los datos médicos de casi 2.4 millones de mujeres de Dinamarca, Noruega y Suecia que tuvieron uno o más partos de un solo niño entre 1988 y 2015. Las mujeres tenían entre 20 y 44 años.

De los más de 4.5 millones de embarazos identificados, 4.4 millones se concibieron de forma natural. Más de 78,000 implicaron transferencias de embriones frescos, mientras que más de 18,000 implicaron a embriones congelados.

La hipertensión durante el embarazo con frecuencia es señal de preeclampsia, una complicación que puede poner en peligro tanto a la madre como al feto. La preeclampsia afecta a más o menos 1 de cada 25 embarazos de EE. UU., según la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores observaron a la preeclampsia y a otras afecciones relacionadas con la hipertensión durante el embarazo en los expedientes médicos. Estas incluyeron la hipertensión gestacional, la hipertensión crónica con preeclampsia superpuesta, y la eclampsia, que es el inicio de convulsiones en mujeres con preeclampsia.

Se enfocaron en particular en 33,000 embarazos en que una mujer había concebido mediante más de un método, lo que permitió al equipo comparar a los hermanos.

Los investigadores encontraron que el riesgo de un trastorno hipertensivo de la mujer se duplicó cuando recibió un embrión congelado durante la FIV, en comparación con cuando la misma mujer concibió a un hermano de ese bebé de forma natural.

El riesgo no fue más alto con el uso de embriones frescos, en comparación con la concepción natural en mujeres que quedaron embarazadas de ambas formas.

"Nuestras comparaciones entre hermanos indican que el riesgo más alto no es provocado por factores relacionados con los padres, sino que más bien podría haber implicados algunos factores del tratamiento de la FIV", añadió Petersen en un comunicado de prensa de la revista. "Investigaciones futuras deben averiguar cuáles partes del proceso de transferencia del embrión congelado podrían afectar al riesgo de hipertensión durante el embarazo".

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la fertilización in vitro.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Heart Association, news release, Sept. 26, 2022

Comparte tu opinión