El estrés postraumático aumentaría el riesgo de ACV

El estrés postraumático aumentaría el riesgo de ACV
Este trastorno elevaría el riesgo más que otros factores, como obesidad, sedentarismo o tabaquismo. | Foto: ISTOCK

Los adultos jóvenes y de mediana edad con un trastorno por estrés postraumático (TEPT) tendrían un riesgo más alto de accidente cerebrovascular (ACV). Así lo encontró una reciente investigación de la Universidad de Carolina del Norte, tras analizar datos de más de un millón de veteranos que prestaron servicio en Irak y Afganistán.

Los sujetos tenían entre 18 y 60 años, y en su mayoría (dos tercios) eran caucásicos. De ellos, el 29% fue diagnosticado con un TEPT. Este es un trastorno que algunas personas presentan después de haber vivido o presenciado un acontecimiento impactante, terrorífico o peligroso.

Los participantes tampoco habían sufrido antes un ACV ni un mini ACV, también conocido como accidente isquémico transitorio (AIT), condición en la que se detiene el flujo de sangre a una parte del cerebro por un breve período de tiempo. Una persona tendrá síntomas similares a los de un ACV hasta por 24 horas, aunque, en la mayoría de los casos los síntomas duran entre 1 y 2 horas.

Durante los 13 años de seguimiento, 766 veteranos sufrieron un AIT, y 1 877 tuvieron un ACV isquémico. Los expertos resaltaron datos impactantes:

  • Los veteranos con TEPT tenían un 62% más de probabilidades de sufrir un ACV, un aumento en el riesgo que es mayor que el que implican factores de riesgo conocidos, como por ejemplo la obesidad o el tabaquismo.
  • También tenían el doble de probabilidades de sufrir un AIT, un aumento en el riesgo más alto que el que implican, por ejemplo, la diabetes o la apnea del sueño.

Incluso tras considerar otros factores de riesgo conocidos del ACV, como los trastornos de la salud mental (depresión y ansiedad) y el abuso de drogas o alcohol, los investigadores encontraron que los veteranos con TEPT seguían siendo 61% más propensos a sufrir un AIT y 36% más propensos a sufrir un ACV que sus pares sin TEPT.

Otro dato que señalaron los expertos fue que vínculo entre el TEPT y el ACV era más firme entre los hombres que en las mujeres. Además, los veteranos con TEPT eran más propensos a tener hábitos malsanos, como fumar o ser sedentarios, condiciones que aumentan el riesgo de ACV. Estos hallazgos fueron publicados en la revista Stroke.

Jóvenes en peligro

Estudios anteriores mostraron que el TEPT aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y ACV en los adultos mayores, pero los autores del nuevo trabajo afirmaron que este es el primer estudio en identificar este vínculo entre adultos jóvenes y de mediana edad.

Según los especialistas, esos grupos presentaron aumentos considerables durante la última década. "El ACV tiene un impacto devastador en los pacientes jóvenes y sus familias, muchas de las cuales tienen dificultades para afrontar la discapacidad, depresión y pérdida económica a largo plazo durante sus años más productivos", advirtió la autora principal, Lindsey Rosman.

Ella es profesora asistente en la división de cardiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, y explicó que entre 10 y 14% de los ACV isquémicos ocurren en adultos de 18 a 45 años. Sin embargo, aún se desconocen los factores de riesgo en ese grupo de edad.

El TEPT afecta alrededor de un 30% de los veteranos de EE. UU., pero, cerca de 8 millones de adultos en el país sufren este trastorno, que puede desarrollarse cuando alguien ve o experimenta un evento traumático, como un abuso sexual, violencia con las armas de fuego, combate militar o desastres naturales.

"El TEPT no es un problema exclusivo de los veteranos, sino un grave problema de salud pública. Los profesionales clínicos deben ser conscientes de que las afecciones de la salud mental como esta, son cada vez más comunes en los jóvenes, y que podrían afectar su riesgo de ACV", dijo Rosman.

Y concluyó: "Nuestros hallazgos plantean preguntas importantes sobre si un reconocimiento y un tratamiento exitoso tempranos del TEPT pueden prevenir o reducir las probabilidades de sufrir un ACV en las personas expuestas a la violencia, el trauma y las adversidades serias". Mientras tanto, los expertos continuarán estudiando los mecanismos detrás de esta relación.

Comparte tu opinión