Las estatinas podrían reducir las muertes por cáncer de ovario

Las estatinas podrían reducir las muertes por cáncer de ovario

Las estatinas, que se han usado durante décadas para tratar el colesterol alto, también podrían reducir las muertes de las mujeres por cáncer de ovario, sugiere un nuevo estudio.

"Estos medicamentos son atractivos, ya que su uso es común, son baratas y la mayoría de los pacientes los toleran bien. La reducción asociada en la mortalidad del cáncer de ovario es promisoria", aseguró la investigadora principal, la Dra. Kala Visvanathan, profesora de epidemiología y oncología de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Apuntó que hay una necesidad extrema de medicamentos para luchar contra el cáncer de ovario, dada su reputación como "asesino silencioso".

Esto se debe a que "no hay estrategias de evaluación comprobadas" para detectar temprano a los tumores de ovario, lamentó Visvanathan, "de manera que la enfermedad en general se diagnostica en una etapa avanzada, cuando con frecuencia la cirugía no es una opción".

En el nuevo estudio, su equipo recolectó los datos de más de 10,000 mujeres con un cáncer de ovario que se incluyeron en un registro nacional del cáncer finlandés. Entre esas mujeres, más de 2,600 habían usado una estatina, y un 80 por ciento usaban las estatinas conocidas como lipofílicas, como la simvastatina y la lovastatina, una forma de los fármacos que se disuelve dentro de las grasas.

Usar cualquier tipo de estatina se vinculó con una tasa de mortalidad un 40 por ciento más baja, en comparación con las mujeres que no usaban estatinas, encontraron Visvanathan y sus colaboradores. El uso de las estatinas lipofílicas, en específico, se vinculó con un riesgo un 43 por ciento más bajo de fallecer de un cáncer de ovario, encontraron los investigadores.

Las reducciones más significativas en la mortalidad tras el uso de las estatinas fueron entre las mujeres con unos subtipos específicos de cáncer de ovario: el carcinoma seroso de alto grado (una reducción del 40 por ciento), y el cáncer endometrioide de ovario (una reducción del 50 por ciento).

Incluso las mujeres que comenzaron a utilizar estatinas lipofílicas después de ser diagnosticadas con un cáncer de ovario tuvieron unas probabilidades más bajas de fallecer, anotaron los investigadores.

Los resultados del estudio se presentaron en una reunión en línea del 22 de junio de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (American Association for Cancer Research).

"Nuestros resultados ofrecen más evidencias en respaldo de la evaluación clínica de las estatinas lipofílicas como parte del tratamiento del cáncer de ovario", planteó Visvanathan en un comunicado de prensa de la reunión. Pero los resultados se deben confirmar en ensayos clínicos y en otras poblaciones antes de convertirse en parte de la atención estándar, comentó.

La Dra. Veena John es directora de oncología médica ginecológica del Instituto Oncológico de Northwell Health, en Lake Success, Nueva York. Al leer los nuevos hallazgos, dijo que "respaldan a muchos otros estudios que han mostrado a las estatinas como un agente activo en el tratamiento del cáncer de ovario".

John se mostró de acuerdo en que aunque los resultados de este estudio retrospectivo son "emocionantes", lo que de verdad se necesita es un ensayo clínico prospectivo, que es el estándar de excelencia, en que las pacientes reciban una estatina o un placebo, y entonces se sigan sus resultados a lo largo del tiempo.

"En este momento no hay suficientes evidencias como para comenzar a recetar estatinas para prevenir o tratar el cáncer de ovario", añadió John, pero "espero con ansiedad un estudio prospectivo aleatorio que confirme estos hallazgos".

Los resultados de los estudios presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Comparte tu opinión