Vinculan a la COVID en el embarazo con unas mayores probabilidades de nacimiento prematuro


MIÉRCOLES, 24 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- En esta era de la pandemia, es natural que las futuras madres se preocupan sobre los riesgos que la COVID-19 podría plantear para sus bebés. Un nuevo estudio ofrece algunas respuestas.

Vinculan a la COVID en el embarazo con unas mayores probabilidades de nacimiento prematuro

Las mujeres embarazadas con COVID-19 podrían tener más posibilidades de experimentar un nacimiento prematuro. Pero no tienen un mayor riesgo de tener un mortinato ni de que el bebé muera poco después tras nacer, encontraron los investigadores.

"El hallazgo de que la infección con la COVID-19 no aumenta el riesgo de tener un mortinato ni de que el bebé muera es tranquilizador. Pero un diagnóstico de COVID-19 sospechado o confirmado se vinculó con un riesgo más alto de nacimiento prematuro, y el motivo no está del todo claro", comentó en un comunicado de prensa del Colegio Imperial de Londres el coautor del estudio, el Dr. Christopher Lees, profesor de obstetricia del colegio.

Los investigadores analizaron los datos de más de 4,000 mujeres embarazadas en Estados Unidos y Reino Unido, que tenían sospechas de COVID-19 o un caso confirmado, y que dieron a luz entre enero y agosto de 2020.

La mayoría de las mujeres no tenían problemas de salud preexistentes como la diabetes, ni una afección respiratoria como el asma.

Ninguno de los bebés de las mujeres falleció por la COVID-19, y las mujeres no tuvieron unas tasas más altas de lo normal de mortinatos o bebés con peso bajo al nacer, según el estudio.

Pero sí presentaron un aumento en las probabilidades de un nacimiento prematuro, que es un nacimiento antes de las 37 semanas.

La tasa de nacimiento prematuro entre las mujeres de EE. UU. fue de casi un 16 por ciento, que es un 57 por ciento más alta que el promedio nacional de un 10 por ciento. La tasa fue de un 12 por ciento entre las mujeres de Reino Unido, que es un 60 por ciento más alto que el promedio nacional de un 7.5 por ciento.

Este es un posible motivo de las tasas más altas de nacimiento prematuro entre las mujeres con COVID-19: los médicos podrían haber hecho que los bebés nacieran antes debido a la preocupación sobre cómo la infección afectaría a las madres y a los niños, según los investigadores. Anotaron que la tasa de nacimiento prematuro espontáneo del estudio fue más baja de lo previsto.

El estudio respalda a los esfuerzos de vacunación contra la COVID-19, aseguró el coautor del estudio, Ed Mullins.

"Este estudio respalda la priorización de la vacunación para las mujeres que están embarazadas o que planifican quedar embarazadas, y las medidas existentes que protegen a las mujeres embarazadas de la infección, con el objetivo de prevenir el nacimiento prematuro", planteó Mullins, profesor del departamento de metabolismo, digestión y reproducción de la universidad.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Ultrasound in Obstetrics and Gynecology.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 y el embarazo en la Organización Mundial de la Salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Imperial College London, news release, Feb. 23, 2021

Comparte tu opinión