Vinculan a ciertas bacterias intestinales con una enfermedad de los vasos sanguíneos de los pulmones

Vinculan a ciertas bacterias intestinales con una enfermedad de los vasos sanguíneos de los pulmones

LUNES, 24 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Una colección específica de bacterias intestinales podría ser uno de los culpables del desarrollo de la hipertensión arterial pulmonar (HAP), muestra un estudio reciente.

La HAP es una enfermedad crónica caracterizada por un estrechamiento de las arterias que llevan sangre a los pulmones. Con la presión arterial alta constante en esas arterias, el lado derecho del corazón se ve obligado a trabajar más arduamente, lo que puede resultar en insuficiencia cardiaca del lado derecho. Los síntomas de la HAP incluyen falta de aire, palpitaciones en el corazón y fatiga.

La microbiota, que son las bacterias que se encuentran en los intestinos de todos, ayudan en la digestión. El estudio mostró que tener un perfil de microbiota en particular predijo la HAP con una precisión del 83 por ciento.

"Mostramos por primera vez que unas bacterias específicas están presentes en los intestinos de las personas con HAP. Aunque el tratamiento actual de la HAP se enfoca en los pulmones, observar el eje pulmón/intestinos podría abrir las puertas a nuevas terapias centradas en el sistema digestivo", planteó el autor principal del estudio, Mohan Raizada. Raizada es profesor distinguido del departamento de fisiología y genómica funcional del Colegio de Medicina de la Universidad de Florida, en Gainesville.

En el estudio, se recolectaron muestras de heces de 18 pacientes con HAP y de 12 personas sin antecedentes de la enfermedad cardiopulmonar. Las bacterias exclusivas que se encontraron en las heces de los pacientes con HAP condujeron a la asociación.

Los hallazgos aparecen en la edición del 24 de febrero de la revista Hypertension.

Raizada y su equipo están ansiosos por averiguar cómo estas bacterias afectan a los pulmones de los pacientes con HAP.

"No sabemos si ni cómo las bacterias y los virus llegan a los pulmones", comentó Raizada en un comunicado de prensa de la revista.

"Algunos estudios han apuntado a una mayor incidencia de filtración intestinal entre las personas con hipertensión pulmonar, lo que podría permitir que algunas de esas bacterias lleguen al torrente sanguíneo y circulen hasta los pulmones, donde pueden provocar inflamación y conducir a cambios vasculares", apuntó.

"Todavía queda la pregunta de si la microbiota específica asociada con la HAP es la causa o el resultado de la enfermedad, y por tanto se necesita más investigación", añadió Raizada.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la hipertensión pulmonar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión