SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Ventajas y desventajas de que los residentes de hogares de ancianos tomen múltiples medicamentos

MARTES, 9 de abril de 2019 (HealthDay News) -- El hecho de recetar una larga lista de fármacos a los residentes de los hogares de ancianos conlleva tanto ventajas como desventajas, confirma una nueva investigación.

Tomar medicamentos múltiples puede aumentar las probabilidades de supervivencia de un residente tras un ataque cardiaco, por ejemplo, pero también podría reducir su capacidad de realizar las actividades cotidianas de forma segura, reportaron los investigadores en la edición del 9 de abril de la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes.

Entonces, los planes farmacológicos con frecuencia dependen de decisiones respecto a la duración de la vida de un paciente, versus su calidad, apuntaron los investigadores.

"Usar más medicamentos para prevenir otro ataque cardiaco podría ser útil para los adultos mayores vulnerables que deseen vivir más tiempo", comentó en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, Andrew Zullo.

"Pero, como usar más medicamentos podría interferir con la capacidad de los adultos mayores de realizar sus actividades diarias, los adultos mayores que deseen mantener su independencia y su funcionamiento diario, en lugar de vivir más, no deben tomar más fármacos", añadió.

Zullo es profesor asistente de servicios, políticas y prácticas de salud en la Universidad de Brown, en Providence, Rhode Island.

Un cardiólogo que con frecuencia atiende a pacientes mayores y frágiles se mostró de acuerdo en que el uso de medicamentos múltiples puede ser complicado.

"Los pacientes de los hogares de ancianos están entre los más frágiles", comentó el Dr. Satjit Bhusri, que trabaja en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

"Hay una fina línea entre ofrecer medicamentos necesarios y que salvan vidas y la fragilidad", apuntó Bhusri. "También es una conversación muy específica para cada paciente. Siempre hablo sobre la calidad de vida con mis pacientes frágiles. Se trata del factor más importante para decidir qué medicamentos son adecuados y cuáles medicamentos, aunque estén indicados, pueden empeorar su calidad de vida".

En el estudio de la Universidad de Brown, el equipo de Zullo se enfocó en el uso de medicamentos recetados en los hogares de ancianos, como las estatinas, los bloqueadores beta, los anticoagulantes y otros medicamentos para la presión arterial. Todos sirven para prevenir los ataques cardiacos nuevos y repetidos, al controlar la hipertensión y el colesterol alto.

Los investigadores analizaron datos de más de 4,700 residentes de hogares de ancianos de EE. UU., con una edad promedio de 84 años, que habían sobrevivido a un ataque cardiaco.

El uso de medicamentos múltiples tuvo un beneficio en la supervivencia. Las personas a quienes se habían recetado tres o cuatro fármacos tenían un 26 por ciento menos de probabilidades de fallecer en un plazo de 90 días tras dejar el hospital, en comparación con aquellas a quienes se había recetado un medicamento, encontraron Zullo y sus colaboradores.

Pero el beneficio parecía limitarse a tres o más pastillas. Las personas que recibieron dos medicamentos no tuvieron unas probabilidades más bajas que las que recibieron una.

Por otra parte, tomar tres o cuatro medicamentos al día acarreó una desventaja real. Las personas que tomaban regímenes de medicamentos múltiples en general tenían más problemas para gestionar sus actividades diarias, mostró la investigación.

El Dr. Benjamin Hirsh es director de cardiología preventiva en el Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York. Al revisar los nuevos hallazgos, concurrió en que lo mejor es tomar las decisiones sobre el uso de medicamentos múltiples según cada paciente individual.

Hirsh apuntó que el estudio no pudo probar que tomar tres o más medicamentos fuera una causa directa de una reducción en la función diaria.

Pero "la calidad de vida y las preferencias de los pacientes son primordiales a esa edad y en ese estatus de funcionalidad", apuntó Hirsh, así que "los médicos deben comprender los deseos del paciente y de la familia y hablar sobre las metas individuales y las expectativas respecto a la terapia".

A su vez, esto "fomenta la confianza y un método personalizado para satisfacer los deseos del paciente", añadió.

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la recuperación tras un ataque cardiaco.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad