Vencer el miedo al dolor de espalda podría fomentar la recuperación

Vencer el miedo al dolor de espalda podría fomentar la recuperación

LUNES, 16 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Las personas con un dolor de espalda crónico con frecuencia prueban los analgésicos y otros tratamientos, y no tienen éxito. Ahora, un nuevo estudio sugiere que un programa de educación y ejercicio podría ofrecer alivio.

Ayudar a los pacientes a pensar de forma distinta sobre el dolor y animarlos a moverse de formas que antes temían parece aliviar el dolor y mejorar el funcionamiento, señalan unos investigadores.

"Se debe educar a las personas con dolor de cuello y/o de espalda crónico sobre su dolor, [y] hay que consolarlas", afirmó la investigadora principal, Anneleen Malfliet.

Deben "aprender a poner su dolor en la perspectiva correcta, deben permanecer activas o aumentar sus niveles de actividad de forma gradual, y deben evitar el temor a moverse", planteó Malfliet, de la Universidad de Bruselas en Vrije, Bélgica.

Los fisioterapeutas y médicos pueden orientar a los pacientes en este proceso, añadió.

"También deben evitar el uso de etiquetas o diagnósticos terroríficos y desalentadores", y no limitar el movimiento en la terapia, dijo.

Para evaluar el método experimental, Malfliet y sus colaboradores asignaron al azar a 22 hombres y 38 mujeres al programa. Asignaron a otros 25 hombres y 35 mujeres a la atención estándar: ejercicio, y educación sobre la espalda y el cuello.

"La terapia experimental, que se enfoca en la funcionalidad, que no usa el dolor como síntoma fiable ni tampoco como orientación para adaptar los movimientos ni las actividades, conduce a unos mejores resultados con el tratamiento", aseguró Malfliet.

El programa condujo a una reducción del dolor significativa y clínicamente importante, afirmó.

Los pacientes del programa reportaron un 50 por ciento menos de dolor tras el tratamiento. También reportaron que prestaban menos atención al dolor.

En general, también tuvieron menos discapacidad, menos miedo a moverse, y una mejora en el pronóstico mental y físico, según los autores del estudio.

"Se encontró que esos efectos positivos duraron hasta la última medida de seguimiento, un año tras el tratamiento", dijo Malfliet.

El programa conlleva "educación sobre la neurociencia del dolor con un entrenamiento de control motor dirigido a la cognición", explicó.

¿Qué significa eso?

La educación sobre la neurociencia del dolor busca cambiar las creencias de los pacientes sobre el dolor, aumentar su conocimiento del dolor, y reducir la amenaza que representa, dijo Malfliet.

Además de enfocarse en la conformación de la columna, el programa enfatizó técnicas para levantar objetos y estiramientos. Los participantes también aprendieron el valor del entrenamiento en fuerza, resistencia y aptitud física.

Muchos pacientes con dolor de espalda tienen miedo a que ciertos movimientos les provoquen dolor, así que los evitan. Los nuevos ejercicios están diseñados para ayudar a vencer ese temor, aclaró Malfliet.

El régimen incluía los ejercicios más conocidos para el dolor de espalda, y ejercicios generales, dijo. También incluyó clases grupales, actividades en línea y sesiones personalizadas de entrenamiento.

"Sea activo, y muévase sin miedo al dolor o a volverse a lesionar", aconsejó Malfliet. "Su nivel de actividad o forma de moverse antes de que comenzara el nivel crónico debe usarse como el objetivo de la orientación".

Aunque los estudios sobre el dolor de espalda que implicaban ejercicio y fármacos han mostrado cambios en la materia gris del cerebro, el programa de este estudio no encontró cambios en el cerebro, dijo Malfliet.

La Dra. Kiran Patel es directora de dolor neuroquirúrgico en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

Patel dijo que el método doble mental y de ejercicio se usa para tratar el dolor fantasma en los pacientes tras una amputación de una extremidad. Raras veces se usa para el dolor de espalda, dijo.

Pero este estudio sugiere que estos métodos también pueden ayudar a reducir el dolor en la columna, indicó.

"Pero el programa requiere bastante tiempo, y el seguro no lo cubre", dijo Patel.

"Aunque es promisorio, de verdad necesitamos ver el beneficio a largo plazo para justificar el costo", añadió.

El informe aparece en la edición en línea del 16 de abril de la revista JAMA Neurology.

Más información

Para más información sobre el dolor lumbar, visite el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión