Vapear estrecha los vasos sanguíneos, lo que plantea problemas cardiacos y pulmonares

Vapear estrecha los vasos sanguíneos, lo que plantea problemas cardiacos y pulmonares

MARTES, 20 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Añada otro nuevo riesgo de salud al uso de los cigarrillos electrónicos. Una investigación reciente muestra que vapear rigidiza y endurece sus vasos sanguíneos de inmediato.

El pequeño estudio con adultos jóvenes descubrió que incluso los cigarrillos electrónicos sin nicotina provocaban una reducción breve en la función de los vasos sanguíneos.

Las consecuencias a largo plazo no están claras. Pero los investigadores apuntaron que los hallazgos amplían las evidencias de que los cigarrillos electrónicos no son benignos, y no solo porque contengan nicotina. El líquido usado en los dispositivos también parece ser nocivo.

"Sabemos a partir de la investigación realizada que los líquidos para los cigarrillos electrónicos contienen sustancias químicas y partículas ultrafinas que son tóxicas y carcinógenas para el cuerpo humano", advirtió Pat Aussem, directora de contenido y desarrollo clínicos del Centro de la Adicción (Center on Addiction), una organización sin fines de lucro.

Aussem, que no participó en el estudio, dijo que los hallazgos amplían las crecientes evidencias sobre los daños a corto plazo de vapear.

Esos riesgos, anotó, incluyen lesiones agudas en los pulmones, sibilancia y exacerbación del asma, y "toxicidad por nicotina", que puede provocar vómitos, migrañas y convulsiones.

Se sabe menos sobre las consecuencias de salud a largo plazo, apuntó Aussem. Pero añadió que es probable que los deterioros en la función de los vasos sanguíneos o las células pulmonares contribuyan a los problemas cardiacos o pulmonares en el futuro.

Y en los adolescentes y adultos jóvenes, anotó Aussem, las preocupaciones no incluyen solo a esos problemas de salud a largo plazo. La nicotina afecta al cerebro en desarrollo de formas que podrían alterar al aprendizaje y a la conducta de los jóvenes, y "prepararlos" para que sean más vulnerables al abuso de otras sustancias.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos con pilas que funcionan al calentar un líquido que contiene nicotina y otras sustancias, como el propilenglicol y el glicerol. El calentamiento crea un "vapor" que se inhala.

"Con frecuencia, las personas piensan que el único daño proviene de la nicotina", comentó el autor sénior del estudio, Felix Wehrli.

Pero el calentamiento y la vaporización del líquido crean una mezcla tóxica, explicó Wehrli, profesor en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Sin embargo, basándose en las cifras del gobierno, muchos usuarios jóvenes de cigarrillos electrónicos no son conscientes de este hecho.

Hoy en día, los adolescentes de EE. UU. son más propensos a vapear que a fumar, según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EE. UU. Entre los estudiantes de último año de secundaria, un 16 por ciento dijeron que habían usado cigarrillos electrónicos en el mes anterior, mientras que apenas un 11 por ciento habían fumado.

Y entre los jóvenes que vapean, dos tercios creen que los dispositivos "solo [contienen] saborizantes". Un 14 por ciento más no saben qué están inhalando.

En el último estudio, el equipo de Wehrli pidió a 31 adultos jóvenes que no fumaban que inhalaran el vapor de un cigarrillo electrónico que contenía los ingredientes típicos del líquido para los cigarrillos electrónicos, excepto la nicotina. Se midió la función arterial de todos antes y después de vapear, a través de IRM de la arteria femoral grande de la pierna.

Los investigadores usaron un esfigmomanómetro para estrechar primero los vasos sanguíneos del muslo. Entonces aflojaron el esfigmomanómetro y midieron la dilatación de la arteria femoral en respuesta al flujo sanguíneo.

En general, encontró el estudio, las arterias de los participantes mostraron una reducción del 34 por ciento en la dilatación tras vapear. A su vez, eso significa que menos sangre y oxígeno fluyen a la pierna.

El efecto se observó de una a dos horas tras vapear, según Wehrli. Si alguien usara cigarrillos electrónicos de forma repetitiva a lo largo del tiempo, esto podría aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca.

"Debería ser una advertencia para los jóvenes, para que eviten estos productos", enfatizó Wehrli.

Aussem se mostró de acuerdo. "Es importante saber que aunque [vapear] quizá sea más seguro que fumar cigarrillos convencionales, hay riesgos de salud significativos a corto y a largo plazo", añadió.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 20 de agosto de la revista Radiology.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los cigarrillos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión