Vapear apenas una vez desencadena un peligroso 'estrés oxidativo'

MIÉRCOLES, 11 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Los adultos jóvenes y sanos que prueban el vapeo por primera vez podrían experimentar una reacción inmediata que puede dañar a las células, y preparar el terreno para la enfermedad, según un estudio reciente.

Vapear durante apenas 30 minutos puede aumentar el estrés oxidativo, que ocurre cuando hay un desequilibrio entre los radicales libres (unas moléculas que dañan a las células) y los antioxidantes que los combaten, señalaron los investigadores.

Vapear apenas una vez desencadena un peligroso 'estrés oxidativo'

"Igual que no hay un nivel seguro al que se pueda fumar cigarrillos de tabaco, no hay un nivel seguro de vapeo de cigarrillos electrónicos. El vapeo no es inocuo, y los no fumadores no deben usarlo", advirtió la investigadora principal, la Dra. Holly Middlekauff, profesora de cardiología y fisiología de la Facultad de Medicina David Geffen de la Universidad de California, en Los Ángeles.

"Muchos jóvenes (hasta entre un 20 y un 30 por ciento de los estudiantes de secundaria) han vapeado en el mes anterior, pensando que el vapeo es inocuo", lamentó. "Esta falsa idea es fomentada por los sabores a postres y los chéveres dispositivos de administración que caracterizan al vapeo".

Pero esta nueva investigación muestra que incluso una sesión de vapeo puede provocar efectos adversos detectables en el cuerpo, apuntó Middlekauff.

Aunque los participantes de este estudio eran adultos jóvenes, Middlekauff sospecha que los resultados serían iguales en adolescentes.

"Con el tiempo, los aumentos recurrentes en el estrés oxidativo podrían cobrarse un precio, al aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y pulmonares, cáncer y un envejecimiento acelerado", afirmó.

En el estudio, Middlekauff y sus colaboradores recolectaron células inmunitarias de los participantes antes y después de 30 minutos de vapeo, y compararon los cambios en el estrés oxidativo en tres grupos. Los investigadores también repitieron el proceso en una sesión de 30 minutos de "vapeo falso", o mientras inhalaban a través de un popote vacío.

Hubo 32 participantes, de 21 a 33 años de edad: 11 no fumadores, 9 fumadores de cigarrillos regulares, y 12 usuarios de cigarrillos electrónicos.

Entre los no fumadores, los niveles de estrés oxidativo fueron entre dos y cuatro veces más altos tras vapear que antes, encontró el estudio.

Pero la misma exposición al vapeo no aumentó el estrés oxidativo en los fumadores regulares de cigarrillos y cigarrillos electrónicos. Los investigadores dijeron que es probable que esto se deba a que sus niveles ya estaban elevados.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 9 de agosto de la revista JAMA Pediatrics.

Los autores dijeron que sus resultados son preocupantes debido a que la popularidad del vapeo continúa creciendo entre los adolescentes y adultos jóvenes. Casi un 30 por ciento de los estudiantes de secundaria en un estudio de 2020 dijeron que habían usado un cigarrillo electrónico en el mes anterior.

Patricia Folan, directora del Centro para el Control del Tabaco de Northwell Health en Great Neck, Nueva York, no participó en el estudio, pero revisó los hallazgos. Dijo que hace cierto tiempo que los expertos en salud conocen los daños que el vapeo representa para la salud.

"La percepción de que los productos de cigarrillos electrónico y el vapor que producen son una alternativa saludable a fumar cigarrillos fue generada por los fabricantes de estos productos", aseguró Folan. "A medida que más personas, en particular jóvenes, han utilizado cigarrillos electrónicos, hemos aprendido sobre su capacidad de adicción y el daño que es provocado por la adicción a la nicotina en el cerebro adolescente en desarrollo".

Los productos contienen toxinas y sustancias cancerígenas, y se han asociado con peligros de salud, por ejemplo lesiones pulmonares relacionadas con el vapeo, dijo.

"Con frecuencia, el aerosol irrita a la garganta, los ojos y los pulmones", apuntó Folan, y añadió que unos estudios recientes también han mostrado que el vapeo puede aumentar el riesgo de desarrollar unas infecciones graves con la COVID-19.

"La educación en salud pública sobre estos y otros hallazgos podría ayudar a revertir la popularidad de los cigarrillos electrónicos, que ha sido fomentada mediante la publicidad y los influentes en los medios sociales", dijo Folan. Se necesita la orientación de los pediatras y otros proveedores de atención de la salud, añadió.

"Se debe animar con contundencia una educación sobre los ambientes de interiores libres de tabaco y vapeo para los que no estén dispuestos a abandonar el hábito, con el fin de evitar la exposición a estos peligrosos productos", concluyó Folan.

Más información

Aprenda más sobre las consecuencias de salud del vapeo en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Holly Middlekauff, MD, professor, cardiology and physiology, UCLA David Geffen School of Medicine, Los Angeles; Patricia Folan, DNP, RN, director, Center for Tobacco Control, Northwell Health, Great Neck, N.Y., JAMA Pediatrics, online, Aug. 9, 2021

Comparte tu opinión