SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Unos sensores portátiles podrían detectar la enfermedad antes del inicio de los síntomas

Una nueva tecnología podría ayudar a detectar las infecciones, la diabetes tipo 2 y otras afecciones, afirman unos científicos

Una nueva tecnología podría ayudar a detectar las infecciones, la diabetes tipo 2 y otras afecciones, afirman unos científicos

JUEVES, 12 de enero de 2017 (HealthDay News) -- Unos sensores portátiles para rastrear cosas como la frecuencia cardiaca, la actividad y la temperatura cutánea podrían ayudar a dar seguimiento a la salud y advertir sobre una enfermedad inminente, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores recopilaron recientemente casi dos mil millones de medidas de 60 personas.

La idea es determinar una información médica de referencia sobre los participantes. "Deseamos estudiar a las personas a nivel individual", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Stanford el autor principal del estudio, Michael Snyder, presidente de genética de la Facultad de Medicina de la universidad, en California.

Los participantes del estudio ni siquiera tuvieron que usar unos sensores de diseño especial. En lugar de ello, se pusieron incluso apenas uno, o hasta siete, monitores de actividad que están comercialmente disponibles.

Los monitores registraron más de 250,000 medidas al día, entre ellas: el peso; la frecuencia cardiaca; el oxígeno en la sangre; la temperatura de la piel; la actividad, como dormir y los pasos que se dan (al caminar, andar en bicicleta y correr); las calorías gastadas; la aceleración; y la exposición a los rayos gamma y X.

"Me impresionó la cantidad de datos que se recolectaron", dijo el Dr. Eric Topol, profesor de genómica en el Instituto de Investigación Scripps en La Jolla, California. Topol no participó en el estudio.

"Hay muchas cosas aquí, muchos sensores y muchos datos distintos de cada persona", anotó.

Los investigadores dijeron que el estudio muestra que es posible determinar un punto de referencia de varios rasgos de salud. Si hay un punto de referencia, también hay información sobre cuándo las personas se están desviando de la norma, explicaron.

Los investigadores pueden averiguar cuándo esto sucede y determinar si las desviaciones están conectadas con ciertas afecciones, ambientes u otros factores. Entonces, pueden usar esa información para el tratamiento y el diagnóstico, plantearon los autores del estudio.

Los dispositivos ofrecieron una información útil al mismo Snyder. Estaba usando siete biosensores durante un vuelo a Noruega para unas vacaciones cuando notó que su frecuencia cardiaca y niveles de oxígeno en sangre eran anómalos. No volvieron a la normalidad durante el vuelo, y luego desarrolló fiebre.

A Snyder le preocupaba haber sido picado por una garrapata en una visita anterior a Massachusetts, y haber desarrollado enfermedad de Lyme. Fue al médico en Noruega, y resultó que su sospecha era correcta. El médico le dio el medicamento adecuado.

"Los portátiles ayudaron a hacer el diagnóstico inicial", dijo Snyder en el comunicado de prensa.

Topol añadió que "el hecho de que se puedan detectar infecciones al monitorizar antes de que sucedan es muy proactivo".

Otra posibilidad: los dispositivos podrían detectar señales de resistencia a la insulina, un indicador de advertencia temprano de la diabetes tipo 2. Los autores del estudio crearon un algoritmo que usaba varios datos, como la variabilidad de la frecuencia cardiaca, de los sensores para predecir la resistencia a la insulina en los usuarios.

Y los investigadores descubrieron otra información potencialmente útil: los niveles de oxígeno de los pasajeros de avión bajaban y los pasajeros se sentían cansados. Pero tanto el cansancio como la disparidad en el nivel de oxígeno tendían a disiparse durante los vuelos largos.

Topol dijo que "la desaturación de oxígeno en el vuelo no es algo que anticipara. Cuando uno anda por el pasillo de un avión, ve que todo el mundo está durmiendo, y parece que quizá haya otro motivo de esto además de haberse ido de fiesta hasta la madrugada la noche anterior. Fue realmente interesante, y pensé que fue magnífico que los autores lo hicieran".

¿Y ahora qué? Según Snyder, la salud humana podría ser monitorizada por sensores cada minuto del día. "Tenemos más sensores en el coche que en los humanos", dijo, pero anticipa que esa situación se invierta.

El estudio fue publicado en línea el 12 de diciembre en la revista PLOS Biology.

Más información

Para más información sobre los sensores de actividad, visite HealthIT.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad