Unos pasillos estrechos son ideales para la propagación del coronavirus, según un estudio

JUEVES, 17 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Quizá deba pensárselo dos veces antes de entrar a un pasillo con desconocidos durante la pandemia. Unos investigadores informan que seguir a una personas infectada con COVID-19 que camina con rapidez por un pasillo estrecho podría aumentar su riesgo de infección, aunque se mantenga a una distancia.

Esto se debe a que la persona puede dejar unas largas corrientes de gotitas llenas de virus, según un estudio publicado el 15 de diciembre en la revista Physics of Fluids.

Unos pasillos estrechos son ideales para la propagación del coronavirus, según un estudio

El riesgo es particularmente alto para los niños.

Los hallazgos provienen de simulaciones computarizadas que evaluaron el flujo de aire y los patrones de dispersión de las gotitas detrás de personas que caminaban en distintas ubicaciones.

Las simulaciones anteriores se han enfocado en grandes espacios interiores abiertos, pero no han tomado en cuenta el efecto de las paredes cercanas, por ejemplo las de un pasillo estrecho.

Si una persona que camina por un pasillo tose, expulsa gotitas que se dispersan alrededor y por detrás de su cuerpo, formando una estela de la misma forma que un bote forma una estela al moverse por el agua, explicaron los investigadores.

Y las personas que tosen tienen una "burbuja de recirculación" directamente detrás del torso, y una larga estela de gotitas que fluye detrás de ellas más o menos a la altura de la cintura.

"Los patrones de flujo que encontramos se relacionan con firmeza con la forma del cuerpo humano", aseguró el coautor del estudio, Xiaolei Yang, de la Academia China de Ciencias, en Beijing. "A 2 metros corriente abajo, la estela es casi insignificante a la altura de la boca y de las piernas, pero sigue siendo visible a altura de la cintura".

Los investigadores identificaron dos formas en que las gotitas se propagan.

En una, la nube de gotitas sale de la persona que se mueve y persiste muy por detrás de ella, creando una nube móvil llena de virus.

En el otro modo, la nube de gotitas sigue unida a la persona, yendo detrás de ella como una cola.

Esta es una foto de los dos tipos de propagación:



"En el modo desvinculado, la concentración de las gotitas es mucho mayor que en el modo vinculado, cinco segundos tras toser", señaló Yang en un comunicado de prensa de la revista. "Esto plantea una mayor dificultad para determinar una distancia social segura en lugares como un pasillo muy estrecho, donde una persona podría inhalar gotitas virales aunque el paciente esté muy por delante de ella".

Los niños tienen un riesgo particular en ambas situaciones, porque las nubes de gotitas permanecen por encima del suelo a más o menos la mitad de la altura de un adulto infectado, es decir, al nivel de la boca/nariz de un niño.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. explican cómo protegerse y proteger a los demás de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Physics of Fluids, news release, Dec. 15, 2020

Comparte tu opinión