Unos nuevos medicamentos podrían ser un gran avance en la atención del cáncer de pulmón

Unos nuevos medicamentos podrían ser un gran avance en la atención del cáncer de pulmón

LUNES, 16 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Unos medicamentos diseñados para activar el sistema inmunitario de un paciente podrían mejorar la supervivencia de los que se enfrentan a un cáncer de pulmón, encontraron dos nuevos estudios.

El primer estudio encontró que cuando el medicamento de inmunoterapia Keytruda (pembrolizumab) se combinaba con la quimioterapia estándar, las probabilidades de que un paciente falleciera en los 11 meses siguientes se redujeron en más de un 50 por ciento, en comparación con ser tratado solo con quimioterapia.

El tratamiento combinado también redujo el riesgo de que el cáncer se propagara casi al mismo nivel, añadió el equipo de investigación de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

De forma similar, otro equipo de investigadores administró a pacientes diagnosticados con cáncer de pulmón avanzado una combinación de los medicamentos para la inmunoterapia Opdivo (nivolumab) y Yervoy (ipilimumab), o la quimioterapia estándar. Los que tomaron los dos medicamentos de inmunoterapia tuvieron unas probabilidades un 42 por ciento más bajas de observar una progresión de la enfermedad tras un año.

En conjunto, los dos hallazgos ofrecen una nota alentadora en un esfuerzo por mejorar las probabilidades contra la principal causa de mortalidad relacionada con el cáncer, comentaron los expertos.

"La quimioterapia sigue siendo el estándar de atención de la mayoría de pacientes de [cáncer de pulmón], y es un estándar muy pobre", explicó la Dra. Leena Gandhi, autora principal del estudio del Langone de la NYU. En la mayoría de los casos, dijo, la quimioterapia prolonga la vida en apenas un año o incluso menos.

Pero el método combinado "resultó en una mejora marcada en la respuesta, la supervivencia sin progresión y la supervivencia general en todos los pacientes", señaló.

Gandhi es directora del Programa de Oncología Médica Torácica del Langone en el Centro Oncológico Perlmutter.

Los investigadores de ambos estudios presentaron sus hallazgos el lunes en una reunión de la Asociación Americana de Investigación sobre el Cáncer (American Association for Cancer Research), en Chicago.

Los estudios también se publicaron al mismo tiempo en la revista New England Journal of Medicine.

El segundo estudio fue dirigido por el Dr. Matthew Hellmann, médico asistente en el Centro Oncológico Conmemorativo Sloan Kettering, en la ciudad de Nueva York.

El equipo de Gandhi inscribió a más de 600 pacientes con cáncer de pulmón de más de 118 centros de tratamiento de todo el mundo.

De éstos, más o menos dos tercios se asignaron de manera aleatoria a recibir Keytruda y la quimioterapia. El tercio restante se trató solo con quimioterapia.

Las personas que tomaron Keytruda tuvieron más efectos secundarios. De hecho, casi un 14 por ciento de los que recibieron el fármaco abandonaron el ensayo debido a los efectos secundarios, frente a más o menos un 8 por ciento de los que no recibieron Keytruda. El grupo de Keytruda también se enfrentó a un riesgo significativamente más alto (aunque de cualquier forma fue de apenas un 5 por ciento) de problemas en los riñones.

Pero en comparación con el grupo que solo recibió quimioterapia, los del grupo de combinación experimentaron un aumento en las probabilidades de supervivencia general y de que la progresión de su enfermedad se detuviera.

El grupo de Hellmann siguió a 299 pacientes con cáncer de pulmón avanzado durante casi un año. Un grupo recibió los medicamentos de inmunoterapia Opdivo y Yervoy, mientras que el otro recibió quimioterapia.

"Los pacientes que recibieron la inmunoterapia combinada tenían un 42 por ciento menos de probabilidades de que su enfermedad progresara", comentó Hellmann en una declaración.

En cuanto a los costos, Gandhi dijo que la terapia farmacológica combinada, aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. en 2017, es más costosa que la quimioterapia sola. Pero sugirió que el gasto añadido debería sopesarse contra "la magnitud del beneficio".

El Dr. Norman Edelman, consejero médico principal de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association), dijo que ambos hallazgos son un paso adelante, dado que "hasta hace muy poco el tratamiento del cáncer de pulmón ha sido pésimo".

"Como la mayoría de los cánceres de pulmón se detectan después de que ya se han propagado, tenemos curas de cinco años en menos de un 20 por ciento de los pacientes al usar solo quimioterapia", anotó Edelman.

"Pero hace poco hemos desarrollado fármacos que son personalizados para la genética específica del tumor de un paciente", explicó. "Y ese fue en realidad el primer avance, porque alargaba la vida de un pequeño grupo de personas, de alrededor de un 10 a un 15 por ciento".

"Pero lo emocionante de estas dos terapias para el sistema inmunitario es que los investigadores no se limitaron solo a variaciones genéticas específicas [en los pacientes]", dijo Edelman.

"El primer estudio incluyó a todos los pacientes, y el segundo estudio también se enfocó en un grupo de pacientes mucho más grande. Y ambos encontraron que sus métodos ofrecían una mejora sustancial, en términos de prolongar la vida y de reducir la progresión de la enfermedad, a un porcentaje mucho mayor de personas", explicó.

"Y en el caso del primer estudio, si sus hallazgos se sostienen, se trata realmente de un avance sustancial, porque sugieren que puede ser un tratamiento de primera línea", añadió Edelman.

"En otras palabras, se puede usar esto en lugar de quimioterapia. Y eso es realmente importante, porque la quimioterapia no es demasiado efectiva y tiene todo tipo de efectos secundarios", indicó.

Más información

Para más información sobre el cáncer de pulmón, visite la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión