SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Unos nuevos medicamentos para el colesterol podrían superar a las estatinas, pero cuestan mucho

Repatha e inclisiran redujeron los niveles de colesterol incluso más, pero tomar el primero cuesta 14,000 dólares al año

Repatha e inclisiran redujeron los niveles de colesterol incluso más, pero tomar el primero cuesta 14,000 dólares al año

VIERNES, 17 de marzo de 2017 (HealthDay News) -- Dos medicamentos inyectables distintos pueden reducir los niveles de colesterol incluso más que las estatinas, evitando potencialmente ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares (ACV) futuros, sugiere una nueva investigación.

Pero algunos expertos cardiacos cuestionan si los costosos fármacos, uno de los cuales cuesta más o menos 14,000 dólares al año, rinden lo suficientemente bien como para que el dinero adicional valga la pena.

De hecho, algunos cardiólogos dijeron que los medicamentos se deben reservar solo para los pacientes con los riesgos cardiacos más elevados.

Ambos medicamentos, evolocumab (Repatha) e inclisiran, funcionan al dirigirse a la PCSK9, una enzima que regula la capacidad del hígado de eliminar el colesterol LDL "malo" del torrente sanguíneo. Al bloquear la enzima, los medicamentos estimulan al cuerpo a eliminar más colesterol.

Los resultados de ensayos clínicos mostraron que el evolocumab se vinculaba con una reducción del 15 por ciento en el riesgo de eventos cardiacos mayores en los pacientes que ya tomaban estatinas debido a enfermedad cardiaca. Esos eventos incluían la muerte cardiaca súbita, el ataque cardiaco, el ACV, la hospitalización por angina o la cirugía para reabrir una arteria bloqueada.

El evolocumab también se asoció con una reducción del 20 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco, ACV o muerte cardiaca súbita, apuntó el investigador líder, el Dr. Marc Sabatine, jefe de medicina cardiovascular en el Hospital Brigham and Women's, en Boston.

"Ahora sabemos que añadir evolocumab en pacientes con enfermedad cardiaca y de los vasos sanguíneos que ya toman una estatina reduce el riesgo de un ataque cardiaco o ACV futuro, y lo hace de forma segura", dijo Sabatine.

Lamentablemente, el evolocumab no redujo el riesgo general de muerte de una persona, ni su riesgo de morir de enfermedad cardiaca, anotó el Dr. Gregg Stone, director de investigación y educación cardiovascular en el Centro Médico Presbiteriano de Nueva York y de la Universidad de Columbia.

"Me decepcionó que no hubiera absolutamente ninguna diferencia en la mortalidad", dijo Stone.

Sabatine señaló que el evolocumab, que cuesta unos 14,000 dólares al año, está en el mercado ya hace unos dos años. Funciona mediante el uso de anticuerpos artificiales para bloquear los receptores de la PCSK9 en el hígado.

En comparación, el inclisiran es un inhibidor de la PCSK9 de próxima generación que funciona al reducir la capacidad del hígado de producir la enzima, explicó el investigador líder, el Dr. Kausik Ray, cardiólogo en el Colegio Imperial de Londres, en Reino Unido.

El inclisiran puede reducir el colesterol entre un 30 y un 50 por ciento más que las estatinas, encontró el equipo de Ray.

Además, el inclisiran parece mantener su efectividad más tiempo, lo que significa que los pacientes no tendrían que ir al médico con tanta frecuencia para recibir las inyecciones para bloquear el colesterol, comentó el Dr. James Underberg, internista en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

La dosis de inclisiran que produjo los mejores resultados requiere que una persona reciba una inyección inicial, seguida de un refuerzo tres meses más tarde, dijo Ray. Entonces, podría esperar hasta seis meses antes de necesitar otra inyección.

En comparación, señaló Underberg, las personas deben recibir una inyección de evolocumab mensualmente o cada dos semanas.

"Se trata de tres o cuatro inyecciones al año versus lo que hacemos ahora, que es 24 o 12 inyecciones al año", dijo Underberg. "Potencialmente es un poco más seguro para los pacientes".

Los datos de seguridad no mostraron ningún efecto nocivo con ninguno de los dos fármacos, que podrían tener incluso menos efectos secundarios que las estatinas, reportaron los investigadores.

Pero los expertos del corazón no están convencidos de que los beneficios de estos fármacos justifiquen los costos, al menos en la mayoría de los pacientes.

El Dr. Donald Lloyd-Jones, un destacado cardiólogo, comentó a Associated Press que los resultados son modestos y "no eran del todo lo que esperábamos o anticipábamos". Lloyd-Jones es jefe de medicina preventiva en la Universidad de Northwestern y vocero de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"Probablemente aún debamos reservarlos para los pacientes con el riesgo más alto, en que las estatinas no estén haciendo un trabajo lo suficientemente bueno, al menos al precio al que se ofrecen en la actualidad", planteó Lloyd-Jones.

Underberg y Stone anotaron que el evolocumab reduce el riesgo absoluto de ataque cardiaco o ACV en más o menos un 1.3 por ciento a los dos años, y en un 2 por ciento a los tres años.

Eso significa que habría que tratar a unos 74 pacientes de alto riesgo durante dos años para prevenir un ataque cardiaco o un ACV o una muerte por enfermedad cardiaca, y 50 pacientes de alto riesgo durante tres años.

A esa tasa habría que tratar a solo 17 pacientes de alto riesgo tras cinco años, dijeron los autores.

"En general, los medicamentos probablemente se deban reservar para pacientes con un riesgo alto en que el tratamiento tendrá un mayor efecto", dijo Stone.

Los dos ensayos clínicos fueron financiados por los respectivos fabricantes de los medicamentos: Amgen (el evolocumab) y Medicines Company/Alnylam Pharmaceuticals (el inclisiran).

Ambos ensayos fueron reportados el 17 de marzo en la revista New England Journal of Medicine, para coincidir con las presentaciones planificadas en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology), en Washington, D.C.

Más información

Para más información sobre el colesterol alto, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad