Unos nuevos datos confirman que el refuerzo actualizado de Pfizer se dirige a las variantes ómicron

VIERNES, 14 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Los datos de un nuevo ensayo muestran que la vacuna de refuerzo contra la COVID actualizada de Pfizer es más potente contra las subvariantes de la ómicron que la vacuna original, anunció el jueves la compañía.

Los hallazgos son tranquilizadores, dado que los datos humanos sobre la vacuna modificada no estaban disponibles cuando la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. aprobó la vacuna reformulada, en septiembre.

Unos nuevos datos confirman que el refuerzo actualizado de Pfizer se dirige a las variantes ómicron

"Estos datos tempranos sugieren que se anticipa que nuestra vacuna bivalente provea una mejor protección contra las variantes en circulación actual que la vacuna original, y que potencialmente ayude a frenar los aumentos futuros de los casos este invierno", comentó en un comunicado de prensa de la compañía el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla.

Las muestras de sangre tomadas de 80 personas una semana después de que recibieran los refuerzos actualizados mostraron "un aumento sustancial" en la respuesta de anticuerpos neutralizantes contra las dos subvariante de la ómicron, la BA.4 y la BA.5, que conforman actualmente un 93 por ciento de todos los casos de COVID en EE. UU.

Los investigadores sí encontraron que la respuesta de anticuerpos en las personas de a partir de 55 años era "más limitada" cuando se enfrentaban a las variantes ómicron. La compañía está realizando una comparación similar entre los adultos más jóvenes.

Pfizer también está evaluando el refuerzo actualizado en ratones. En esa investigación, encontró que las nuevas vacunas proveen al menos un "beneficio incremental".

Aunque Moderna, la única otra compañía con una vacuna de refuerzo contra la COVID actualizada, publicó los resultados de su propio estudio con ratones, no ha comentado respecto a en qué momento tendrá datos actualizados sobre la efectividad de sus ensayos clínicos con humanos, informó CBS News.

Cuando el gobierno federal aprobó los refuerzos en septiembre, lo hizo con la esperanza de adelantarse al aumento invernal del virus. En ese momento, los asesores del panel asesor de vacunas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. compartieron sus dudas sobre autorizar los refuerzos sin datos sobre humanos.

Aun así, los funcionarios de la FDA enfatizaron que otras vacunas se evalúan de la misma forma.

"Nos sentimos bastante confiados en que lo que tenemos es muy similar a la situación que hemos tenido en el pasado respecto a los cambios de cepa de la influenza, en que no realizamos estudios clínicos para estos en Estados Unidos. Sabemos, dada la forma en que la vacuna funciona y a partir de los datos que tenemos, que podemos predecir qué tan bien funcionará la vacuna", apuntó en agosto Peter Marks, de la FDA.

Se necesitan datos adicionales sobre ensayos clínicos con humanos antes de que se pueda modificar la serie de vacunación primaria contra la COVID-19. La FDA podría convocar un panel de asesores de vacunas a finales de año para abordar este tema, informó CBS News.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más más información sobre los refuerzos actualizados.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Pfizer Inc., news release, Oct. 13, 2022, CBS

Comparte tu opinión