¿Podrían unos coágulos sanguíneos hacer que el COVID-19 sea más letal?

¿Podrían unos coágulos sanguíneos hacer que el COVID-19 sea más letal?
Los coágulos sanguíneos podrían ser el motivo por el que los pacientes con COVID-19 tienen problemas para respirar. | Foto: GETTY IMAGES

El nuevo coronavirus (COVID-19) parece fomentar la coagulación de la sangre por todo el cuerpo, lo que podría explicar por qué es mucho más letal que otros miembros de su familia viral.

Los médicos han observado que algunas personas gravemente enfermas con COVID-19 desarrollan coágulos sanguíneos en los pulmones y otros órganos importantes. También se sospecha que esos pequeños coágulos sean el motivo por el que los pacientes con COVID-19 tienen dificultades para respirar, dijo el doctor Hooman Poor, médico de atención pulmonar y crítica de Mount Sinai Beth Israel, en Nueva York.

"No vemos la posibilidad de coágulos sanguíneos solo en los pulmones. En los pacientes con COVID-19 que requieren diálisis debido a la insuficiencia renal, los catéteres se llenan de coágulos cada segundo", apuntó Poor.

Esos minúsculos coágulos sanguíneos también son responsables de uno de los síntomas exclusivos del COVID-19, la pérdida del sentido del olfato, apuntó la doctora Jeanne Marrazzo, profesora de enfermedades infecciosas de la Universidad de Alabama, en Birmingham.

La coagulación asociada con el COVID-19 es tan pronunciada que "algunas personas están comenzando a decir que a todo el que llegue al hospital se le deben administrar" anticoagulantes al inicio del tratamiento, comentó el doctor Carlos del Rio, profesor de enfermedades infecciosas de la Universidad de Emory, en Atlanta.

Poor trató hace poco a cinco pacientes enfermos de gravedad con COVID-19 con APT, un trombolítico que en general se usa en los pacientes con accidentes cerebrovasculares (ACV), según detalla un nuevo informe de caso preliminar de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai.

Los cinco pacientes tuvieron insuficiencia respiratoria a principios de su enfermedad, junto con niveles de oxígeno en sangre y marcadores de proteínas relacionadas con los coágulos que indicaban que unos coágulos sanguíneos en los pulmones podrían estarles quitando el aliento, anotó Poor junto a sus colaboradores.

"La primera paciente a quien se lo administré tuvo una respuesta dramática e inmediata, lo que indica que sin duda los coágulos sanguíneos tenían algo que ver en que estuviera tan enferma en ese momento", dijo Poor. Aunque lamentó que, a pesar de las mejoras inmediatas en los niveles de oxígeno, al final los cinco pacientes no tuvieron buenos resultados.

Sin embargo, cree que se necesita más investigación antes de tratar de manera regular a los pacientes con COVID 19 con anticoagulantes o trombolíticos.

"Ambos son fármacos muy peligrosos. Sería una pena administrar esos medicamentos de forma inadecuada y entonces tener un resultado malo, por ejemplo, una hemorragia catastrófica", advirtió Poor.

Problemas respiratorios

Poor y sus colaboradores sospechan que los coágulos sanguíneos quizá contribuyan al síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA) de las personas, porque los pulmones de los pacientes con COVID-19 no desarrollan el tipo de rigidez que usualmente se observa con otros virus que dificultan la respiración.

"Cuando se tienen esas anomalías en el oxígeno y el dióxido de carbono en unos pulmones que no están particularmente rígidos, lo primero en que se piensa es que algo sucede con los vasos sanguíneos de los pulmones", explicó Poor.
Este no fue el único equipo que notó estas anomalías.

Investigadores holandeses encontraron que alrededor de un tercio de 184 pacientes en cuidados intensivos con coronavirus tenían complicaciones asociadas con coágulos, según su informe publicado en Thrombosis Research.

Los coágulos pulmonares usualmente ocurren cuando un coágulo sanguíneo grande de la pierna (una trombosis venosa profunda) se desprende y se desplaza a los pulmones, explicó Marrazzo. Mientras que Rio dijo que no es inusual que los virus fomenten los coágulos sanguíneos, por ejemplo, el VIH puede fomentar la coagulación en los pacientes.

El motivo de que el nuevo coronavirus pudiera fomentar la coagulación de la sangre todavía es tema de debate. Poor y Marrazzo especularon que el virus daña de alguna forma a las células humanas de maneras que fomentan la coagulación.

Poor anotó que los pacientes con COVID-19 tienen niveles elevados de dímero D, pequeños fragmentos de proteínas que producen los coágulos sanguíneos.

Otro estudio reciente publicado en la revista Physiological Reviews anotó que las personas que ya tienen unos niveles elevados de plasmina, una enzima clave que descompone a los coágulos sanguíneos, tienden a tener una infección más grave de COVID-19.

La plasmina parece ayudar al COVID-19 a vincularse con mayor facilidad a las células humanas, señaló el doctor Hong-Long Ji, profesor de biología celular y molecular del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Tyler, e investigador principal del trabajo.

Si es así, entonces usar trombolíticos para tratar la COVID-19 podría resultar contraproducente, al potenciar la infección de los pacientes. "Si administra plasmina u otros tipos de proteínas para eliminar los coágulos a un paciente, el problema es que este paciente sigue teniendo el virus en el cuerpo y también tienen un problema de sangrado en todos los órganos importantes", advirtió Ji.

Comparte tu opinión