Unos medicamentos para la artritis reumatoide podrían ayudar contra la COVID-19 grave

VIERNES, 26 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Unos medicamentos para la artritis reumatoide podrían salvar las vidas de los pacientes hospitalizados con casos graves de la COVID-19, según un revolucionario ensayo clínico.

Los hallazgos, que se anunciaron inicialmente en enero, ya han sido revisados por profesionales y se han publicado en una importante revista médica.

Unos medicamentos para la artritis reumatoide podrían ayudar contra la COVID-19 grave

"Nos complace mucho que nuestros resultados completos ya se hayan publicado tras la revisión profesional. Esto confirma que nuestros hallazgos son robustos, que tocilizumab y sarilumab pueden reducir las muertes en casi una cuarta parte, entre los pacientes más enfermos con la COVID-19", señaló el investigador, el Dr. Anthony Gordon, catedrático de anestesia y atención crítica del Colegio Imperial de Londres, en Reino Unido.

En el estudio, que inicialmente se reportó en noviembre, los medicamentos para la artritis tocilizumab (Actemra) y sarilumab (Kevzara) redujeron las muertes entre los pacientes con una enfermedad crítica en casi 9 puntos de porcentaje, es decir, un 25 por ciento. Los fármacos son unos inmunomoduladores llamados antagonistas del receptor IL-6.

Estos fármacos también redujeron de forma significativa las estadías de los pacientes en el hospital.

"En promedio, los pacientes fueron dados de alta [de las unidades de cuidados intensivos] una semana antes, y [salieron] del hospital dos semanas antes", dijo Gordon, y anotó que "varios miles de pacientes" ya se han beneficiado del uso del fármaco a través del Servicio Nacional de Salud en Reino Unido.

"Ahora, otros estudios han confirmado nuestros resultados, e incluso más pacientes seguirán beneficiándose", dijo en un comunicado de prensa del colegio.

De los 353 pacientes del ensayo, algunos recibieron tocilizumab o sarilumab, y los demás un placebo inactivo.

Un 36 por ciento de los pacientes que recibieron el placebo fallecieron, frente a un 27 por ciento de los pacientes que recibieron los fármacos (un 28 por ciento de los que recibieron tocilizumab y un 22 por ciento de los que recibieron sarilumab).

Esto significa que, por cada 12 pacientes tratados, se salvaría una vida, explicaron los autores del estudio.

Gordon anotó que los ensayos anteriores que usaron agonistas del receptor IL-6 no mostraron un beneficio claro para la progresión de la enfermedad o la supervivencia de los pacientes con COVID-19. Pero esos estudios incluyeron a pacientes con una enfermedad menos grave y el tratamiento comenzó en distintas etapas, apuntó.

"Una diferencia crucial podría ser que en nuestro estudio, los pacientes se inscribieron en un plazo de 24 horas tras iniciar el soporte orgánico", señaló Gordon. "Esto resalta una oportunidad temprana potencial para el tratamiento en que los pacientes más enfermos podrían obtener el mayor beneficio del tratamiento de modulación inmunitaria".

Los hallazgos se publicaron en la edición del 25 de febrero de la revista New England Journal of Medicine.

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Imperial College London, news release, Feb. 25, 2021

Comparte tu opinión