SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Unos medicamentos originarios de la antigua China podrían ayudar al corazón, según una revisión

Pero los expertos de EE. UU. reciben el informe con precaución e instan a que se realicen más investigaciones

Pero los expertos de EE. UU. reciben el informe con precaución e instan a que se realicen más investigaciones

LUNES, 12 de junio de 2017 (HealthDay News) -- Unos medicamentos herbales chinos tradicionales podrían tener un rol en el tratamiento o la prevención de la enfermedad cardiaca en Occidente, sugiere una revisión de investigaciones.

La enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular (ACV) siguen siendo importantes causas de muerte en todo el mundo, y conforman 17.3 fallecimientos cada año, según la Federación Mundial del Corazón (World Heart Federation). Esta implacable mortalidad ha inducido a los científicos a buscar inspiración en el lejano Oriente.

Unos investigadores en China revisaron 56 estudios llevados a cabo con rigurosidad que examinaron el uso de medicamentos originarios de la medicina china tradicional para afecciones como la hipertensión, la diabetes y el estrechamiento o endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

Los medicamentos herbales chinos podrían ayudar a prevenir o a tratar dichas afecciones, anotaron los investigadores. Para los pacientes que no pueden tolerar o permitirse los antihipertensivos, la investigación sugirió algunas alternativas herbales: tiankuijiangya, zhongfujiangya, jiangyabao y jiangya.

Como mínimo, los científicos creen que su trabajo sugiere una necesidad de estudios adicionales para explorar el uso de la medicina china como alternativa a la medicina occidental o en combinación con la misma.

Pero algunos expertos de EE. UU. recibieron los hallazgos con escepticismo.

Entre ellos se encuentra el Dr. Sidney Smith, Jr., profesor de medicina en el centro cardiaco y vascular de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

"Es un artículo interesante, erudito y bien redactado", dijo Smith, ex presidente de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y de la Federación Mundial del Corazón.

Sin embargo, entender los beneficios reales de la medicina china tradicional puede resultar difícil dado que "más de un 70 por ciento de los chinos toman tanto medicamentos chinos tradicionales como fármacos occidentales" a la vez, señaló.

Además, "el simple hecho de que una terapia reduzca la presión arterial o el colesterol no significa necesariamente que mejore los resultados, [como] el ataque cardiaco, el ACV o la muerte cardiovascular", comentó Smith.

Añadió que, hasta la fecha, ninguna investigación ha descubierto evidencias claras de que los medicamentos chinos antiguos reduzcan en última instancia el riesgo de enfermedad cardiaca.

"Hasta que esa información esté disponible, en general no serían elegibles para las recomendaciones de las directrices del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) y de la Asociación Americana del Corazón", dijo Smith, que no participó en el estudio.

El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU. anota que la medicina tradicional china tiene profundas raíces en la historia y la cultura chinas, y que se desarrolló a lo largo de miles de años.

Los medicamentos administrados no se someten al escrutinio que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. hace obligatorio para los medicamentos occidentales, haciendo que muchos médicos de EE. UU. se muestren renuentes a probarlos.

Además, por lo general se administran en fórmulas complejas, no de forma individual, apuntaron los investigadores.

Los estudios revisados en el nuevo informe se publicaron entre 2006 y 2016.

El Dr. Gregg Fonarow, codirector del Programa de Cardiología Preventiva de la UCLA en Los Ángeles, enfatizó la necesidad de precaución al interpretar los resultados.

"Aunque quizá parezca que porque algo tiene un origen natural o se ha usado durante miles de años es razonable suponer que debe ser seguro, no necesariamente es así", apuntó Fonarow.

Advirtió que "el uso de esos agentes debe, en general, evitarse del todo hasta que haya ensayos clínicos aleatorios bien diseñados y de una potencia adecuada que demuestren que los beneficios potenciales de cualquier terapia en particular superan a los riesgos potenciales".

Dijo que por ahora no hay suficientes evidencias en términos de la seguridad o la efectividad para recomendar los medicamentos chinos tradicionales para prevenir o tratar la enfermedad cardiovascular.

"Por suerte", comentó Fonarow, "hay varios medicamentos basados en evidencias y recomendados por directrices que se ha probado que funcionan para prevenir y tratar la enfermedad cardiovascular junto con unas modificaciones saludables en el estilo de vida".

Fonarow no participó en la investigación, que fue dirigida por el Dr. Panpan Hao. Hao trabaja en el Laboratorio Key de Investigación sobre el Remodelado y la Función Cardiovasculares del Ministerio Chino de Educación y el Ministerio Chino de Salud.

El nuevo informe aparece en la edición en línea del 12 de junio de la revista Journal of the American College of Cardiology. No se tuvo éxito al intentar comunicarse con el equipo del estudio chino para obtener comentarios.

Más información

Para más información sobre la medicina tradicional china, visite el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad